log in
Spanish Catalan Chinese (Traditional) Czech Dutch English French Georgian German Hebrew Hindi Hungarian Indonesian Italian Japanese Korean Portuguese Turkish Ukrainian

Industria de acero alerta sobre baja en la producción

0
0
0
s2smodern

 

Andi pide medidas para frenar importaciones y contrabando, con el fin de conservar los empleos.
 
Acero3El bajo ritmo de la producción industrial comenzó a generar pedidos de protección del Gobierno, por parte de algunas actividades manufactureras, distintas a las otorgadas para el calzado y las confecciones.
 
El turno es para el sector siderúrgico. Los fabricantes lanzaron las primeras voces para solicitar medidas tendientes a proteger la producción nacional y el empleo.
 
Según la Cámara Fedemetal de la Andi, el año pasado, la fabricación de aceros largos se redujo 2,4 por ciento, al pasar de 1,24 millones de toneladas en el 2011 a 1,21 millones de toneladas.
 
En diciembre, la producción de Colombia se ubicó en 80.200 toneladas, que frente a una fabricación de 102.564 toneladas en noviembre representó una baja mensual de 22 por ciento. Mientras tanto, el consumo aparente de productos largos, que se utiliza para calcular la demanda, aumentó 9,7 por ciento anual en el periodo enero-noviembre.
 
Según Juan Manuel Lesmes, director de la Cámara Fedemetal, aunque la demanda está presentando un buen comportamiento, las importaciones han crecido y la producción nacional está cayendo, lo que provoca un daño fuerte para la industria local. Indicó que las importaciones de aceros largos pasaron de 449.000 toneladas entre enero y noviembre del 2011 a 644.000 toneladas en el mismo periodo del 2012, es decir, 43 por ciento más.
 
El mayor volumen proviene de México (269.000 toneladas), siendo el 42 por ciento del total, esto es, 44 por ciento más que en el 2011. De Turquía llegaron 85.000 toneladas, mientras las importaciones originarias de Trinidad y Tobago subieron 283 por ciento. De acuerdo con Lesmes, la revaluación; el exceso de acero en el mundo, que llega a menores precios; el contrabando técnico, y la debilidad de los controles aduaneros “explican los problemas económicos que han empezado a sufrir las empresas locales productoras de acero, lo que exige una acción rápida por parte del Gobierno, ya que está en juego el empleo de miles de colombianos y la pérdida de valor de las inversiones que se han realizado”.
 
Deben ser competitivos Pero las apreciaciones de la Andi ya empezaron a generar polémica. El analista Luis Naranjo no cree que un descenso del 2,4 por ciento en la fabricación de acero nacional sea una razón de peso para implementar ayudas como las que recientemente se introdujeron para el sector textil, en materia de aranceles. “Uno no puede aplicar medidas para defender una industria porque la producción cayó en 30.000 toneladas. El mercado siguen siendo ellos, independientemente de las importaciones”, dijo.
 
Según el experto, no hay que olvidar que Acerías Paz del Río tuvo paradas técnicas en el alto horno durante el año pasado, al tiempo que hizo importantes inversiones en capacidad instalada para elevar la producción. La firma Diaco, controlada por el grupo brasileño Gerdau, anunció una inversión de 40 millones de dólares para reabrir la planta de Yumbo y otros negocios, con el fin de atender el crecimiento de la demanda y los volúmenes de pedidos de ese entonces.
 
Pese a las advertencias de la Andi, Naranjo cree que estas compañías quieren obtener un retorno de la inversión en el menor tiempo posible.
 
Adquisiciones agitaron el panorama internacional
 
Contrario a lo que sucede en Colombia, la industria de metales en el mundo observó un fuerte repunte.
Una de las causas fue la actividad de fusiones y adquisiciones en el último trimestre del 2012, de acuerdo con la firma PwC.
El valor total de los acuerdos en el periodo alcanzó 10.700 millones de dólares comparado con 4.100 millones de dólares del tercer trimestre del año pasado, manifestó PwC en su informe trimestral Forging Ahead.
 
El valor promedio de las 26 operaciones realizadas en el lapso fue de 400 mil millones de dólares, el doble de los 200 mil millones registrados en el trimestre anterior, pero una baja interanual frente a 700 mil millones de dólares.
 
Cabe destacar que en el 2012 hubo 10 megaacuerdos por 1.000 millones de dólares, pero ninguno fue en Latinoamérica. Durante el 2011, hubo tres en Brasil.
 
Las compañías probablemente no se comprometerán a realizar adquisiciones hasta que los precios se estabilicen y la oferta se ajuste a la demanda, dice el reporte, mientras que en la actualidad los precios se mantienen limitados por la sobrecapacidad en China e India, a pesar de una mayor demanda de bienes durables y automóviles.
 
No se anticipa un volumen alto de acuerdos entre compañías como los observados en momentos previos a una recesión, puntualiza el reporte de PwC.
 
Fuente: La Republica.co
 
{backbutton}
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK