log in
Spanish Catalan Chinese (Traditional) Czech Dutch English French Georgian German Hebrew Hindi Hungarian Indonesian Italian Japanese Korean Portuguese Turkish Ukrainian

‘El país no se puede equivocar de enemigo’: minería

0
0
0
s2smodern

Mineral Manos1Alerta por veto a minería en planes de desarrollo regionales. Casos como el de Drummond afectan a todo el sector.

En medio de una compleja coyuntura por la huelga en Cerrejón, la suspensión a las actividades de cargue de Drummond y la reciente prórroga del contrato de Cerro Matoso, el Sector de la Minería a Gran Escala (SGME), gremio que agrupa a las 13 multinacionales del carbón, el oro y el níquel, asegura que urgen políticas de Estado que marquen la ruta del país en esta materia.

La presidente del gremio, Claudia Jiménez, dice que hay que acelerar la institucionalidad y que urge la certeza en temas fiscales, ambientales y sociales.

¿Hay avances en los compromisos de autorregulación de hace un año?

En gestión ambiental, responsabilidad social y socieconómica, operación industrial y salubridad, transparencia económica y derechos humanos, nos comprometimos con 27 estándares internacionales más exigentes que la ley nacional. Toda la industria no los está cumpliendo aún y, por eso, hemos trabajado individualmente con cada empresa para lograr este alineamiento y que las compañías tengan un punto de partida para mostrar al país que la minería responsable la cumplimos en su integridad.

¿Casos como el de Drummond, la delimitación de los páramos o el cierre de la operación nocturna del tren de Fenoco aumentan las trabas?

Tenemos nuestros códigos de autorregulación; nos esforzamos por implementar los más estrictos lineamientos, pero no quiere decir que la industria no tenga incidentes y contingencias. Fieles a la autorregulación, Drummond vino al consejo directivo para informar lo sucedido y sobre las investigaciones de las autoridades. La empresa ya presentó un plan de manejo de contingencias ajustado, pero hay que recordar que las compañías no pueden ahorrar el más mínimo esfuerzo en implementar lo que se requiera para una minería responsable.

El incidente que le suceda a cualquier afiliado impacta a todo el sector y hasta a los no afiliados. Por esto hay estar al tanto del proceso y si hubo un error habrá que corregirlo.

¿Este año será malo para el sector por esta situación y el menor precio del carbón?

El año pasado, el sector creció, pero no en los niveles de 15 por ciento del 2011. Esperamos que en el 2012 el crecimiento esté entre 3 y 6 por ciento. La industria está acostumbrada a la volatilidad de los precios y la tendencia va a seguir así por la menor demanda de China e India, y por la gran producción del shale gas (esquistos) en el mundo. La competitividad de un país comienza a jugar en el contexto interno y ahí es donde se necesita una política de mediano y largo plazo para superar los cuellos de botella.

¿Qué falta para lograrlo?

La clave es la institucionalidad. Falta más celeridad en su implementación y mayor coordinación en el Gobierno, porque los ministerios no hablan en el mismo sentido. Por eso hemos venido pidiendo un documento de política económica y social que pueda alinear las vertientes de cada ministerio. Necesitamos un acompañamiento sólido, previsible y estable, que le demuestre a Colombia que se ha tomado la decisión de ser un país minero de talla mundial, responsable y competitivo. No estoy muy segura de que esta decisión se haya tomado.

Es muy importante la coordinación entre Gobierno y entes locales. A nivel nacional somos una locomotora, pero no estoy tan segura de que los departamentos y municipios tengan la misma convicción. Hay tendencias preocupantes como prohibir la actividad minera dentro de los planes de desarrollo territorial. Otro reto es la certeza en la regulación fiscal, tributaria y ambiental en particular. Que se haya declarado un parque natural es positivo, porque sabemos dónde se puede y dónde no se puede hacer minería.

Pero se cuestiona la minería ilegal y que el Estado cede ante las grandes mineras…

El país está enredado en cómo superar la minería ilegal, la informalidad, los incidentes y el súbito interés político en época preelectoral por si desarrollamos una minería grande en las regiones. El foco no está ahí, sino en ayudarle al país a definir para dónde queremos ir. La prórroga de los contratos de Minas Paz del Río y de Cerro Matoso son una excelente noticia para el país. La industria privada tiene la necesidad, la voluntad, los recursos y la responsabilidad de operar este sector. Las condiciones son más exigentes en la retribución al Estado, en su involucramiento social y de su gestión ambiental. Estos dos elementos hacen parte de la viabilidad del negocio.

Creo que el país no se puede equivocar de enemigo. Tener una minería a gran escala responsable, aprovechando legítimamente los recursos naturales y que mejore la calidad de vida es, sin duda, mejor a que estemos invadidos de informalidad, de ilegalidad y de precariedad en la explotación de los recursos.


Fuente: Portafolio.co / Ómar G. Ahumada Rojas - Mauricio Galindo

{backbutton}

Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK