log in
Spanish Catalan Chinese (Traditional) Czech Dutch English French Georgian German Hebrew Hindi Hungarian Indonesian Italian Japanese Korean Portuguese Turkish Ukrainian

Rosneft podría convertirse en la mayor petrolera del mundo

0
0
0
s2smodern

Rosneft ha anunciado la finalización de la transacción de compra del 100% de TNK-BP. La petrolera rusa ha pagado por el 50% de la compañía perteneciente a BP 16.650 millones de dólares y el 12,80% de las acciones propias, según informan ambas compañías. Por las acciones del consorcio ruso AAR (Alfa group, Acces Industries y Renova) ha pagado 27.730 millones de dólares, según informa un comunicado de la compañía estatal rusa. El total de ambas transacciones suma los 44.380 millones de dólares.

En junio de 2003 en Londres se anunciaba oficialmente la creación de TNK-BP, una empresa conjunta de la compañía británica BP y el consorcio AAR. En presencia del presidente de Rusia Vladímir Putin y del primer ministro británico Tony Blair, el copropietario de Alfa Group, Mijaíl Fridman y el director general de BP, John Browne, firmaron el acuerdo de creación. La compañía conjunta comenzaba a operar dos meses después.

Pero esta compañía celebrará su décimo aniversario con otro propietario. El pasado 21 de marzo Rosneft compró el 50% de las acciones de TNK-BP a BP y a AAR. Rosneft consiguió la aprobación de todos los órganos reguladores, incluidos los órganos antimonopolio de Rusia y Ucrania, así como de la Comisión Europea. 

BP recibirá por sus acciones 17.100 millones de dólares y el 12,84% de Rosneft, mientras que AAR recibirá 28.000 millones. La compañía estatal pagará a ambos accionistas alrededor de 1.000 millones de dólares en intereses acumulados desde finales del año pasado, cuando se firmaron los acuerdos preliminares.

El pasado jueves Ígor Sechin,  presidente de Rosneft, realizó una visita oficial a la sede de BP. Esta compañía será el segundo mayor accionista de Rosneft después del Estado, con una participación del 19,75%.

La compañía tendrá una extracción de unos 4 millones de barriles al día (206 millones de toneladas al año), el mayor volumen de extracción del mundo, mientras que sus reservas ascienden a los 28.000 millones de barriles, según informan los materiales de la compañía estatal.

Según estimaciones del Bank of America Merrill Lynch, los beneficios de la compañía a finales de 2013 ascenderán a los 160.200 millones de dólares, y su índice EBITDA rondará los 32.900 millones de dólares.

Rosneft ya ha creado un comité para la integración de TNK-BP y planea finalizar este proceso durante este año, según informaba el consejero del presidente de Rosneft, Arkadi Samojválov. Tras la adquisición, los altos directivos más importantes, junto con el director ejecutivo de TNK-BP, German Khan, abandonarán la compañía.

El nuevo director será el vicepresidente de Rosneft, Eduard Judainatov, que en estos momentos dirige el comité de adhesión, según informa una fuente cercana a la parte vendedora. Otra fuente cercana a la compañía estatal rusa ya había comunicado esta información al periódico Védomosti. Además, los directivos de las principales divisiones de Rosneft dirigirán también las divisiones análogas de TNK-BP, según indica un representante de Rosneft.

Es posible que TNK-NP deje de existir en poco tiempo. Según advierte el director del departamento analítico de Otkritie Capital, Aleksander Burganski, “sería muy difícil dirigir la compañía sin la adhesión del holding TNK-BP” (alrededor de un 5% pertenece a accionistas minoritarios, el resto a TNK-BP Limited, adquirida por Rosneft).

El holding TNK-BP será la mayor filial de Rosneft: se encargará de un 40% de la extracción de la compañía y generará unos 10.000 millones de dólares de flujos de efectivo operativos anuales.

Además, en el balance de esta compañía se deben de haber acumulado más de 4.000 millones de dólares, indica Burganski. Este dinero se podrá pagar en forma de dividendos, pero en el futuro será mejor establecer acciones únicas, recuerda el analista. Para la compañía estatal será algo complicado. Los antiguos activos de Yukos son desde hace tiempo filiales de Rosneft.

No obstante, esta transacción provocará una caída en prácticamente todos los indicadores importantes de Rosneft.

Tras la adquisición los gastos operativos en extracción se incrementarán de 2,9 dólares a 3,7 dólares por barril, y el coste del procesamiento subirá desde 3,04 dólares hasta 3,17 dólares, ya que la mayoría de los yacimientos de TNK-BP se están agotando, señala el analista de Solid, Dmitri Lukashov.

El volumen de procesamiento del petróleo de la compañía se reducirá del 48,5 al 45% (En TNK-BP este indicador era de apenas un 40,1%).

Pero el principal efecto sinérgico de esta fusión se espera en la reducción de los costes administrativos y directivos de TNK-BP, considera este experto. Por ejemplo, después de que Gazprom adquiriera Sibneft, estos gastos se redujeron casi a la mitad (desde los 1.830 millones de dólares en 2005 hasta 1.050 millones de dólares en 2008). Para terminar, a principios de año la relación deuda neta/EBITDA de Rosneft era de 1,2, y tras la adquisición de TNK-BP será de 2,2, según cálculos de Lukashov.

Aunque esto tendrá lugar no debido al gran endeudamiento de TNK-BP, sino a la recaudación por parte de Rosneft de gran cantidad de fondos para la compra (que asciende a un total de 45.000 millones de dólares), señala Lukashov. 

Aleksandra Teréntieva, Irina Kezik, Timoféi Dziadko, Izvestia

 

{backbutton}

Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK