Menu
RSS
  • El Brent podría subir a 95 dólares a medida que aumenta el sentimiento alcista

    A medida que el sentimiento alcista continúa creciendo y el Brent se estabiliza cómodamente por encima de la marca de los 90 dólares, parece que los precios del petróleo seguirán subiendo esta semana.
    - La producción industrial alemana finalmente rompió el ciclo de pesimismo después de registrar un aumento del 2,1% en febrero, muy por encima de la expectativa del consenso de un aumento del 0,5% mes a mes.
     
    - Aunque el sector manufacturero de Alemania todavía está por debajo de sus niveles previos a la pandemia, el sorpresivo aumento de la actividad impulsó el repunte del cobre de esta semana y reforzó la expectativa de que el BCE reduzca las tasas a partir de junio.
     
    - En contraste con las cifras reales, el sentimiento empresarial en Alemania sigue siendo amargo ya que el índice S&P Global PMI cayó hasta 41,6 en marzo, desde 42,5 en febrero, lo que sugiere que los fabricantes del país no necesariamente comparten el optimismo.
     
    - Europa ha sido el continente rezagado en términos de aumento de la demanda de materias primas, ya que la demanda de petróleo sigue estancada, la demanda de electricidad ha disminuido durante dos años consecutivos y la producción de acero ha caído a su nivel más bajo registrado. 
     
    Motores del mercado
     
    - La petrolera británica Shell (LON:SHEL) y Saudi Aramco (TADAWUL:2222) supuestamente están  compitiendo por los activos de GNL de Pavilion Energy, una empresa comercial creada por Temasek de Singapur, en un acuerdo que podría valer 2 mil millones.
     
    - Se informa que la petrolera británica BP (NYSE:BP) está a punto de llegar a un acuerdo con la empresa upstream anglo-francesa Perenco para vender sus campos de gas Amherstia, Cashima e Immortelle en Trinidad y Tobago.
     
    - La importante energética francesa TotalEnergies (NYSE:TTE) ha pospuesto una decisión final de inversión en su proyecto Papua LNG hasta 2025, diciendo que se requeriría una mayor alineación con los contratistas de ingeniería.
    martes, 09 de abril de 2024
     
    Los futuros del crudo Brent han establecido una base firme por encima de los 90 dólares por barril y ni siquiera una breve apertura a un posible alto el fuego en Gaza logró bajarlos. La reducción de las exportaciones de petróleo por parte de México garantizará que el sentimiento alcista continúe aumentando en las próximas semanas, con una mayor direccionalidad establecida por las cifras de inflación de Estados Unidos y China esta semana, lo que potencialmente incluso allanará el camino para una subida más cercana a los 95 dólares por barril. 
     
    Los precios del GNL se mantienen tranquilos a pesar de las fuertes compras asiáticas. Los precios al contado del GNL en Asia se han mantenido en las últimas semanas alrededor de $ 9 por mmBtu a pesar de las compras superiores a lo habitual de China y Japón, ya que las importaciones europeas de GNL caerán a un mínimo de 7 meses de 8 millones de toneladas debido a los altos inventarios de gas. 
     
    México sigue recortando sus exportaciones de petróleo. Después de haber retirado 436.000 b/d de exportaciones de petróleo crudo en abril, la petrolera estatal mexicana, Pemex, tiene la intención de reducir sus exportaciones de mayo en 330.000 b/d. El país se ha abstenido de declarar fuerza mayor en sus contratos de suministro a pesar de la escasa producción de crudo. 
     
    Guyana lucha por lanzar su bonanza del gas. Si bien la producción de petróleo de Guyana ha aumentado recientemente, su proyecto de conversión de gas a energía de 1.900 millones de dólares lleva al menos seis meses de retraso, y el operador ExxonMobil (NYSE:XOM) se vio obligado a detener 400.000 b/d de producción durante un mes en el tercer trimestre. 
     
    Irak considera reiniciar un oleoducto inactivo. Es poco probable que el reinicio de las exportaciones de crudo kurdo a la costa turca se materialice pronto, pero Bagdad está reparando el oleoducto Kirkuk-Ceyhan de 350.000 b/d destruido por ISIS en 2014, potencialmente desviando algunas de sus exportaciones tan pronto como el próximo mes. 
     
    Los fondos de cobertura adoptan el ánimo alcista. Los inversores de cartera compraron el equivalente a 37 millones de barriles en futuros y opciones clave relacionados con el petróleo en la semana que terminó el 2 de abril, con una duración neta en Brent ahora de 300 millones de barriles, mientras que las perspectivas para el WTI son más cautelosas, en 208 millones de barriles de petróleo neto. longitud.  
     
    Los problemas del combustible en Nigeria salen a la superficie. Se informa que la compañía petrolera nacional de Nigeria, NNPC,debe 3 mil millones de dólares a los comerciantes de combustible en el país africano, ya que la reimposición de subsidios al combustible hace que las ventas minoristas sean un negocio deficitario para la NOC, y los pagos tardan más de 130 días en concretarse. 
     
    "Shell considera salir de la Bolsa de Londres". Según se informa , la importante energética con sede en el Reino Unido Shell (LON:SHEL) estáanalizando todas las opciones, incluido cambiar su cotización de Londres a Nueva York, afirmando que si la brecha de valoración europea no mejora para mediados de 2025, la compañía podría tomar alguna medida. 
     
    "Feroz disputa sobre oleoductos se traslada a la FERC". La empresa estadounidense de midstream Energy Transfer (NYSE:ET) ha pedido a la Comisión Federal Reguladora de Energía que investigue las actividades de Williams Cos Inc., afirmando que construye gasoductos interestatales sin aprobación, mientras que este último afirma que ET está impidiendo que otros operadores construyan nuevos proyectos al no permitiéndoles cruzar tuberías existentes.
     
    Guinea se está quedando sin electricidad. El país africano de Guinea se enfrenta a un colapso del mercado eléctrico, ya que la empresa estatal de servicios públicos anunció que profundizaría los cortes de energía a medida que se agoten las fuentes de energía, debido a la extremadamente baja generación de energía hidroeléctrica, así como a averías en las plantas térmicas.  
     
    Los alcistas del cobre vuelven a estar en lo más alto. El contrato de referencia de cobre a tres meses de la LME alcanzó los 9.450 dólares por tonelada métrica por primera vez desde enero de 2023, ya que una entrada constante de inversiones de fondos de cobertura mantiene el impulso alcista, impulsado por la mejora de los datos manufactureros de la UE. 
     
    El nivel del agua del Canal de Panamá aumentará. La Autoridad del Canal de Panamá indicó que los niveles de agua en el Lago Gatún deberían aumentar gradualmente a partir de finales de mayo a medida que la temporada de lluvias se apodere de América Latina, con condiciones de El Niño intensas y de sequía dando paso a La Niña, trayendo más precipitaciones. 
     
    El oleoducto del Golfo de México con fugas se reiniciará pronto. El oleoducto Main Pass Oil Gathering (MPOG) se ha sometido con éxito a una prueba de integridad de la línea y se reiniciará poco después de que el transporte se detuviera durante más de seis meses, cerrando 61.000 b/d de producción en alta mar, tras un derrame en noviembre. 
     
    Las inundaciones provocan el cierre de una refinería rusa. La petrolera rusa Forteinvest cerró su refinería de Orsk de 135.000 b/d en el sur de Rusia debido a una inundación sin precedentes en el río Ural, deteniendo los trabajos de mantenimiento en curso ya que sus existencias de productos serían suficientes para cubrir 10 días de consumo regional de combustible.
     
    Por Michael Kern para Oilprice.com
     
  • El creciente riesgo en Oriente Medio genera temor al petróleo a 100 dólares

    La incertidumbre sobre una posible represalia israelí mantiene en vilo a los mercados petroleros.
    A pesar del ataque de Irán a Israel durante el fin de semana, los precios del petróleo cayeron el lunes, ya que en gran medida se esperaba y estaba descontada una respuesta iraní al ataque israelí a la misión diplomática iraní en Siria.  
     
    El ataque con drones iraníes contra Israel, bien telegrafiado con antelación, puede haber sido una escalada máxima, por ahora, dicen analistas y bancos de inversión.
    Sin embargo, la incertidumbre sobre una posible represalia israelí y si prevalecerá la moderación continúa manteniendo al mercado del petróleo en vilo. Las primas de riesgo y el miedo seguirán estando descontados en el crudo Brent en el futuro previsible.
     
    La incertidumbre y los riesgos han aumentado en Medio Oriente, una región productora de petróleo clave, que también alberga el cuello de botella petrolero más crucial del mundo, el Estrecho de Ormuz. Alrededor de 21 millones de barriles por día (bpd), o una quinta parte del consumo diario mundial, están siendo transportados desde los principales exportadores de Medio Oriente a través del Estrecho de Ormuz.     
     
    'Muy por encima de los 100 dólares'
     
    En caso de una mayor escalada, el petróleo a 100 dólares es posible, dicen los analistas, especialmente si esto implica amenazas directas al suministro de petróleo.
     
    “Lo que no está descontado en el mercado actual, en nuestra opinión, es una posible continuación de un conflicto directo entre Irán e Israel, que estimamos que podría hacer que los precios del petróleo se negocien hasta +$100/bbl, dependiendo de la naturaleza de los eventos. Citigroup en una nota, según recoge  Bloomberg .
     
    El peor escenario para el suministro de petróleo es que Irán intente interrumpir el tráfico de petroleros en el Estrecho de Ormuz, lo que podría disparar los precios del petróleo a 130 dólares por barril, según Lipow Oil Associates.
     
    Cualquier ataque a las instalaciones de producción o exportación de petróleo en Irán elevaría el precio del crudo Brent a 100 dólares, y el cierre del Estrecho de Ormuz llevaría a precios en el rango de 120 a 130 dólares", Andy Lipow, presidente de Lipow Oil Associates. , dijo  a CNBC .
     
    Una escalada que involucre a Estados Unidos podría hacer que el petróleo suba a 140 dólares por barril, según Société Générale, que ha elevado su pronóstico del precio del Brent en 10 dólares por barril para reflejar la continua prima de riesgo geopolítico.
     
    La escalada no es el escenario base
     
    Si bien advierten que los precios del petróleo podrían dispararse muy por encima de los 100 dólares por barril en caso de una escalada importante, los bancos de inversión no consideran que dicha escalada sea el escenario base.
     
    Mientras Israel sopesa su respuesta al ataque iraní, el G7 ha pedido moderación y Estados Unidos ha señalado que no formaría parte de ninguna ofensiva israelí contra Irán.
    El presidente estadounidense, Joe Biden, ha asegurado al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que el compromiso de Estados Unidos de defender a Israel es “férreo”, pero que Estados Unidos no participaría en una ofensiva contra Irán, dijo un alto funcionario de la administración  a NBC News .  
     
    A primera hora del martes, Israel todavía estaba sopesando sus opciones.
     
    Irán ha señalado que con el bombardeo de aviones no tripulados contra Israel considera el asunto cerrado,  dijo  el domingo la misión permanente de Irán ante las Naciones Unidas, pero añadió que “si el régimen israelí comete otro error, la respuesta de Irán será considerablemente más severa. 
     
    En vista de los llamados a Israel a la moderación, “el camino más probable a partir de aquí (será) una desescalada en lugar de una mayor escalada”, dijo a CNN Richard Bronze, cofundador y analista de Energy Aspects  .
     
    “Si bien los aliados de Israel están presionando para que se dé una respuesta diplomática, por ahora parece que Israel está considerando una respuesta más directa. Si este es el caso, desafortunadamente significa que esta incertidumbre y tensión persistirán durante bastante tiempo, ya que los mercados se centrarán en cómo Irán tomará más represalias”, escribieron los estrategas de ING Warren Patterson y Ewa Manthey en una  nota del martes .
     
    "La producción de petróleo iraní es la que corre mayor riesgo e incluso una fuerte respuesta diplomática de los aliados de Israel podría afectar significativamente las exportaciones de petróleo iraní con una aplicación más estricta de las sanciones petroleras", dicen los estrategas, que prevén hasta 1 millón de barriles por día (bpd) de petróleo iraní. en tal caso, fuera del mercado.
     
    'Lo peor ha pasado'
     
    Morningstar ve “más riesgos a la baja que al alza en este momento”, escribió  el lunes Stephen Ellis, estratega de energía y servicios públicos de Morningstar  .
     
    “[L]a amplia advertencia pública y privada de Irán en medio de crecientes tensiones regionales significa que el ataque ya se reflejó en los precios del petróleo a través de una mayor prima de riesgo geopolítico”.
     
    La mayor parte del reciente aumento del petróleo a 91 dólares antes del ataque iraní ha sido resultado de riesgos geopolíticos más que de riesgos de suministro, según Morningstar, que señala que el grupo OPEP+ tiene una amplia capacidad excedente de alrededor de 5 millones de bpd -y probablemente más- parte de que puede regresar al mercado si los precios del petróleo superan los 100 dólares.
     
    "Esperamos más riesgos a la baja que al alza en este momento, y vemos un mayor potencial para tocar los 75 dólares a finales de 2024 frente a un movimiento sostenido por encima de los 100 dólares el barril", dijo Ellis de Morningstar.
     
    Las represalias de Irán ahora pueden provocar una toma de ganancias y los precios podrían bajar, pero esto no es el fin de las primas de riesgo, dijo la consultora FGE en una nota el lunes.
     
    A pesar de la presión de los aliados sobre Israel para limitar una posible respuesta, una mayor escalada no está del todo descartada, pero la FGE dice que “nuestro escenario base es que lo peor ya pasó”.
     
    El escenario base del FGE ahora es que la OPEP+ decida revertir algunos de los recortes de producción a partir de julio.
     
    Incluso con otro millón de bpd de producción de la OPEP+ nuevamente en el mercado, aún se espera que el Brent promedie entre 90 y 95 dólares por barril en el tercer trimestre con el riesgo político actual, dijo la consultora.
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com
  • El crudo cae a su nivel más bajo en cinco años

    Los precios del petróleo volvieron a caer el lunes a mínimos de cinco años, ejerciendo presión adicional sobre los países que dependen de ingresos por crudo y sobre las empresas de energía que están tratando de calibrar sus planes de inversión.
     
    El crudo Brent, la referencia internacional, descendió 4,2% a US$66,19 el barril, su nivel más bajo desde el 29 de septiembre de 2009. El Brent ha retrocedido 40% en lo que va del año.
     
    Los precios del crudo estadounidense se ubicaron en US$63,05 el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York, 4,2% a la baja, su nivel más bajo desde el 16 de julio de 2009.
     
    Los precios del petróleo han caído por meses conforme el suministro global supera las expectativas y la demanda sigue débil. Ayer, los precios del crudo descendieron de forma constante durante las jornadas bursátiles de Asia y Europa, pero la caída se aceleró cuando la sesión en Estados Unidos empezó a avanzar.
     
    Las empresas ya se han visto obligadas a realizar cambios. ConocoPhillips COP -4.16%  anunció el lunes que ahora espera que su gasto de capital se reduzca 20% frente a hace un año a US$13.500 millones en 2015. El gigante petrolero con sede en Houston señaló que espera gastar menos en grandes proyectos que están a punto de completarse así como diferir desembolsos en operaciones en formaciones de esquisto en América del Norte.
     
    La noruega Statoil AS STL.OS -1.90%  A dijo el viernes que suspenderá las operaciones de tres plataformas petroleras por más tiempo de lo previamente planeado debido al exceso de capacidad. Entre tanto, Schlumberger, empresa estadounidense de servicios petroleros, dijo que espera registrar una rebaja contable antes de impuestos de US$800 millones en el cuarto trimestre, relacionada al plan de la empresa de reducir el tamaño de su flota de sísmica marina WesternGeco.
     
    Continental Resources Inc., CLR -11.74%  un productor importante en la formación de esquisto Bakken en Dakota del Norte, dijo el mes pasado que gastaría US$4.600 millones en 2015, US$600 millones menos de lo planeado, debido a precios del crudo más bajos.
     
    Iain Pyle, analista de Bernstein Research, dijo que las petroleras tendrán que reexaminar algunas de sus grandes inversiones. Si los precios del crudo no se recuperan pronto, “lo que vamos a ver es cancelaciones de proyectos”, señaló.
     
    Mientras que las empresas en la industria petrolera advierten de cambios mayores a su producción y planes de gasto, los líderes de muchas de las economías más grandes del mundo han dicho que la caída de los precios podría ser una inyección bienvenida a sus proyecciones económicas. La consideración positiva de estrategas en EE.UU., Europa y Japón, y otras partes, se produce incluso cuando la historia ha demostrado que fuertes caídas del crudo suelen ser asociadas a recesiones conforme colapsa la demanda de energía.
     
    Los países productores de petróleo ya están sufriendo, especialmente aquellos que dependen de los ingresos del crudo, como Irak, Argelia y Nigeria. También es una situación difícil para países como Rusia, Venezuela e Irán, que ya enfrentan problemas económicos profundos.
     
    La caída del lunes fue causada principalmente por datos que mostraron que la economía de Japón se contrajo 1,9% en el tercer trimestre, más de lo que se había estimado previamente, mientras que el crecimiento de las exportaciones en China cayó por debajo de las expectativas y las importaciones descendieron. China y Japón son el segundo y tercer consumidor de petróleo del mundo después de EE.UU., respectivamente.
     
    Las importaciones chinas de crudo subieron 5,5% en noviembre frente a octubre y marcaron un alza interanual de 7,9%, según cálculos de The Wall Street Journal que se basó en datos preliminares dados a conocer por la Dirección General de Aduanas de China.
     
    Las caídas del gasto por parte de firmas petroleras probablemente pongan más presión sobre empresas que brindan servicios a yacimientos de crudo —como Schlumberger, Halliburton Co. HAL +1.63%  y Baker Hughes Inc. BHI -3.12%  — que suelen sentir el ajuste cuando las petroleras reducen el gasto.
     
    En su declaración del lunes, Conoco dijo que ahora prevé que la producción aumente alrededor de 3% en las operaciones que mantiene, excluyendo las de Libia. El mes pasado, la compañía de exploración y producción petrolera había dicho que el presupuesto del año próximo caería por debajo de los US$16.000 millones gastados este año, por lo que dejarían de lado los planes de explotar algunos pozos nuevos en lugares como Niobrara Shale, en Colorado, EE.UU.
     
    Las petroleras también se vieron perjudicadas por el alza del ICE Dollar Index, un índice que mide el dólar frente a una canasta de monedas y que alcanzó un máximo de varios años a primera hora del lunes. El crudo cotiza en dólares, así que un dólar más fuerte encarece el petróleo para compradores que usan otras monedas.
     
    Aún así, algunos inversionistas apuestan a un repunte. Las posiciones largas netas que adoptaron grandes inversionistas apostando a que el precio del crudo Brent subiría aumentaron 47% al 2 de diciembre, según la bolsa Intercontinental Exchange Inc. ICE +0.48%  Las posiciones largas netas son calculadas según la cantidad total de apuestas a que el precio del petróleo subiría menos la cantidad de apuestas a que caería.
     
    Ese repunte se produciría a pesar de la poca ayuda de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, organismo de 12 miembros que en conjunto extraen más de un tercio del petróleo mundial. El 27 de noviembre, el grupo decidió mantener los niveles de producción a pesar de la reciente venta generalizada. La decisión llevó al mercado del petróleo a su ronda de venta más reciente, y los precios cayeron más de 10% desde la decisión.
     
    Morgan Stanley MS +2.04%  prevé que los precios se mantengan bajos durante un tiempo. El lunes, la firma redujo sus pronósticos para los precios del crudo durante los próximos cinco años. Para su escenario de base, el banco estadounidense prevé que el petróleo promedie US$70 por barril en 2015, un descenso de casi US$28 frente a su pronóstico anterior. En el peor escenario, el próximo año los precios podrían bajar un promedio de 38%.
     
    Nicole Friedman
     
    —Ian Talley, Justin Scheck y Neena Rai contribuyeron a este artículo.
     
    Fuente: WSJournal.com
  • El crudo sigue en caída, pero los inversionistas apuestan a las petroleras

    Foto: Shell-PalataformaFoto: Shell-PalataformaLos inversionistas siguen siendo pesimistas sobre el crudo, pero algunos empiezan a comprar las acciones de las empresas que lo extraen del subsuelo.
     
    Desde principios de octubre, el precio del Brent, el contrato de referencia mundial, ha bajado 8% y pocos vaticinan una recuperación importante este año o el próximo. De todos modos, las acciones de las compañías de hidrocarburos han subido casi 8%, según el Índice Global de Petróleo de S&P.
     
    El renovado interés en este asediado sector tiene poco que ver con visiones optimistas sobre el crudo y refleja, en cambio, los intentos de la industria de adaptarse a un precio más barato mediante la reducción de gastos, las desinversiones y la presión sobre los proveedores para obtener condiciones más ventajosas.
     
    Desde luego, no todos los inversionistas son entusiastas y numerosas petroleras registran pérdidas cuantiosas y recortan presupuestos, lo que podría obstaculizar su crecimiento futuro. No obstante, un número creciente de gestores de fondos apuestan a que estas compañías van en camino de convertirse en inversiones más rentables.
     
    “Existe el potencial de que estas empresas se conviertan en máquinas de ganar dinero”, dice James Sym, gestor de portafolio de Schroders, que supervisa un portafolio de 295.000 millones de libras esterlinas (US$449.000 millones). Sym ha comprado en los últimos meses acciones de empresas como el gigante energético italiano ENI SpA y la francesa Total SA.
     
    El precio del petróleo ha caído 61% desde junio de 2014, conforme la nueva producción de los yacimientos de esquisto de Estados Unidos llevó a una sobreoferta de suministro en los precisos momentos en que la demanda global perdía bríos ante la desaceleración de la economía china. Las acciones de algunas de las mayores empresas del sector han recibido una paliza. BP PLC, por ejemplo, acumula una caída de 30%, Exxon Mobil Corp. ha perdido 24% y Total ha bajado 21% en el mismo período.
     
    ENLARGE
    Varias empresas han reaccionado con drásticos recortes de costos. BP informó en octubre que prevé lograr para 2017 una reducción anual de costos de más de US$6.000 millones. La energética británica también se comprometió a vender entre US$3.000 millones y US$5.000 millones en activos en 2016 y entre US$2.000 millones y US$3.000 millones en 2017.
     
    Para muchos inversionistas, el eje de sus apuestas es la capacidad de las petroleras de reducir costos operativos al obligar a las empresas de servicios a aceptar precios más bajos por suministros como equipos de perforación y refinación y sistemas tecnológicos.
     
    Ya está sucediendo.
     
    Amec Foster Wheeler PLC, una importante empresa de servicios petroleros del Reino Unido, indicó hace unos días que debido a la “presión sobre los precios por parte de los clientes” no tendrá más remedio que eliminar su dividendo. Es un paso que las grandes petroleras del sector privado no han dado. En los primeros nueve meses del año, Royal Dutch Shell PLC, Exxon Mobil Corp., Chevron Corp. y BP han repartido casi US$28.000 millones a sus accionistas, un alza de cerca de 10% frente a igual lapso del año anterior.
     
    Se trata de una reversión de las tendencias de los años de auge, cuando la alta demanda permitió a las compañías de servicios amentar sus precios a costa de los productores. Por ejemplo, el costo operativo por barril de ENI pasó de US$4,99 en 2007 a US$8,40 en 2014.
     
    “Es cada vez más evidente que las acciones de petróleo y gas podrían beneficiarse, perversamente, del bajo precio del petróleo”, asevera Sym.
     
    Las petroleras han atravesado malas rachas en los precios del crudo y han sobrevivido. Entre 1987 y 1997, la industria sufrió un largo período de precios bajos y respondió con rondas de reducciones de costos que aseguraron “un fuerte crecimiento de las ganancias”, según una investigación de Bernstein.
     
    Matthew Tillett, gestor de cartera de Allianz Global Investors, ha estado comprando acciones de BP y Shell, así como de algunas empresas de exploración y producción más pequeñas.
     
    Tillett opina que la capacidad de estas empresas para cumplir con sus planes de recortes de costos es “a partir de ahora probablemente tan importante como el precio del petróleo”.
     
    “Se ha producido un gran cambio en la forma en que estas empresas son gestionadas”, afirma el estratega, cuya firma supervisa activos del orden de los 412.000 millones de euros (unos US$626.500 millones).
     
    Hervé Samour-Cachian, gestor de cartera sénior de Natixis Asset Management, cuenta que ha estado comprando acciones de las grandes petroleras desde mediados de año, apostando a una atenuación del desequilibrio entre la oferta y la demanda en los mercados de crudo.
     
    Los recortes en los gastos de capital de las petroleras deberían reducir la producción, dice, en tanto que la demanda debería remontar conforme la economía mundial se recupera.
     
    Las medidas de “autoayuda” adoptadas por las petroleras serían suficientes para cubrir sus dividendos y “restaurar la confianza de los inversionistas”, manifiesta Samour-Cachian, cuya firma administra alrededor de US$324.000 millones en activos.
     
    No todo el mundo comparte su opinión. Algunos analistas argumentan que los profundos recortes de gastos no serán suficientes si la cotización del petróleo no repunta a US$60 el barril, el precio que la mayoría de las petroleras y los bancos de inversión proyectan para el Brent el próximo año. Con las reducciones de gastos, las empresas también corren el riesgo de sacrificar su capacidad de agregar barriles a través de la exploración y la producción.
     
    Una de las razones para el optimismo de algunos inversionistas pueden ser las renovadas promesas de las petroleras de no disminuir los dividendos.
     
    “Los únicos elementos que tienen para atraer a los inversionistas es una predecible y creciente distribución de dividendos”, señala Fadel Gheit, analista de Oppenheimer & Co. Si no se mantienen los dividendos, entonces “el cuchillo cortará con mucha fuerza”, predice.
     
    Por CHRISTOPHER WHITTALL
     
    Fuente: WSJournal.com
  • El derrumbe de los precios del crudo estimularía el crecimiento global

    Muchas de las principales autoridades económicas están revisando sus pronósticos para Estados Unidos, Europa, Japón y otras regiones en una apuesta a que el derrumbe de los precios del petróleo impulsará el crecimiento al depositar más dinero en los bolsillos de los consumidores y los fabricantes.
     
    Funcionarios del Fondo Monetario Internacional, la Reserva Federal de EE.UU. y el Banco Central Europeo desestimaron en los últimos días las preocupaciones de que la caída del petróleo sea síntoma de una desaceleración global. En cambio, proyectan que el crudo más barato será un estímulo para la economía mundial, en especial para los países con un alto gasto en energía.
     
    Stanley Fischer, vicepresidente de la Fed, lo llamó un “shock de la oferta” que beneficiará a EE.UU. “Es más probable que aumente el PIB a que lo reduzca”, sostuvo.
     
    “El efecto es positivo sin ambigüedades”, declaró el presidente del BCE, Mario Draghi, tras la reunión mensual del organismo la semana pasada.
     
    Algunos economistas, sin embargo, advierten que la caída de casi 40% en los precios del crudo en los últimos meses presagia problemas en momentos en que Europa corre el riesgo de volver a caer en recesión, Japón intenta recuperarse y la desaceleración de China amenaza con agravarse. De hecho, las caídas pronunciadas en los precios del petróleo en general han estado asociadas con recesiones cuando colapsa la demanda de energía.
     
    En esta ocasión, no obstante, un conjunto de factores que impulsan la oferta de petróleo está alterando el cálculo de muchos economistas, desde técnicas de perforación avanzadas a un resurgimiento de la producción de Libia y el intento de algunos productores de Medio Oriente de marginar del mercado a rivales de costos más altos.
     
    “Esta vez es distinto”, afirma Guy Caruso, ex director de la Oficina de Información de Energía de EE.UU. y asesor sénior del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.
     
    La pregunta de si la reciente caída de los precios se debe a un exceso de oferta o una menor demanda podría determinar la dirección de la economía global en 2015. El costo del crudo West Texas Intermediate, la referencia en EE.UU., ha descendido a cerca de US$65 por barril, una caída de unos US$40 el barril desde mediados de junio.
     
    Los menores precios energéticos están perjudicando a importantes exportadores de petróleo como Irak, Argelia y Nigeria, que son muy dependientes de los ingresos petroleros. Las noticias son particularmente negativas para los países que afrontan serios aprietos económicos, como como Rusia, Venezuela e Irán.
     
    En cambio, para los mayores importadores de crudo, como Japón, Italia y Alemania, el FMI calcula que el descenso del precio puede sumar casi un punto porcentual al Producto Interno Bruto de sus economías. El FMI elevó su pronóstico del crecimiento de EE.UU. el año próximo de 3,1% a 3,5%, en parte debido al abaratamiento de la energía.
     
    “Habrá ganadores y perdedores, pero en términos netos son buenas noticias para la economía global”, sostuvo la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, la semana pasada en la conferencia anual CEO Council de The Wall Street Journal.
     
    La entidad atribuye alrededor de 80% de la caída en los precios del petróleo a causas vinculadas con la oferta, como las decisiones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y estándares de economía de combustible más estrictos, y sólo 20% a una menor demanda ante el enfriamiento de la economía global.
     
    Economistas de J.P. Morgan Chase JPM +2.15%  tienen cifras distintas: 55% debido a la oferta y 40% al crecimiento más débil de los mercados emergentes. El banco estima que la caída del precio del crudo podría sumar 0,7 puntos porcentuales al crecimiento global en los dos próximos trimestres.
     
    Parte del impulso proviene de los menores costos del transporte y la manufactura, en particular para sectores que consumen mucha energía, como las aerolíneas y las siderúrgicas. El principal beneficio es más dinero en los bolsillos de las personas conforme gastan menos en combustible, lo que alienta el consumo.
     
    La consultora IHS Global Insight calcula que la familia promedio en EE.UU. debería tener US$750 adicionales el próximo año, comparado con los últimos 12 meses, si los precios se mantienen.
     
    Un riesgo para las autoridades es que considerar la caída de los precios como un factor mayormente positivo puede ocultar la debilidad subyacente de la economía global. “Es imposible ignorar el rol de la menor demanda global”, asevera Stephen King, economista jefe global de HSBC. HSBA.LN -0.51%  “Los menores precios del petróleo son en parte un reflejo de tendencias deflacionarias más amplias”, añade. Mercados emergentes clave como Brasil, Sudáfrica e India tienen problemas desde hace más de un año, en parte debido a la desaceleración en China.
     
    “El gran tema es China”, indica Kevin Book, director gerente de Clearview Energy Partners. Book no está convencido de que el crecimiento de la demanda petrolera el año próximo se acerque a la estimación de la Agencia Internacional de Energía (AIE) de 1,1 millones de barriles diarios. El motivo: un crecimiento inferior al previsto en la segunda economía mundial.
     
    “No parece razonable pensar que el motor industrial de los mercados emergentes de alguna forma esté desconectado del motor de consumo del mundo desarrollado”, argumenta Book.
     
    La mayoría de las caídas previas en los precios del crudo fueron acompañadas de recesiones, o al menos fueron señales de desaceleraciones económicas.
     
    En general, los economistas coinciden en que el declive actual se debe en parte al crecimiento anémico de Europa y la desaceleración de China. No obstante, la AIE y otros expertos enfatizan que la enorme producción petrolera es el principal motivo de la caída.
     
    Trevor Houser, socio de la consultora Rhodium Group e investigador del Instituto Peterson para la Economía Internacional, estima que los países que importan más petróleo podrían pagar hasta US$500.000 millones menos si los precios siguen bajos durante otros seis a ocho meses.
     
    Por Ian Talley
     
    Fuente: WSJournal.com
  • El derrumbe de los precios del petróleo todavía no llega a su fin

    Todo lo que sube tiene que bajar lentamente. Una variante de la ley de Newton aún se aplica en el mercado petrolero.
     
    El precio del crudo se disparó el mes pasado, subiendo cerca de 30% en tres días. A continuación, cedió un tercio de esas ganancias y desde entonces el barril de referencia para EE.UU. se ha cotizado en torno a los US$46.
     
    La ferocidad de las ganancias fue la pista indicaba que esta recuperación no sería duradera. El mes pasado, los fondos de cobertura incrementaron sus apuestas en contra de un alza de los precios del crudo a sus niveles más altos desde marzo, según datos de la Comisión de Corretaje de Futuros de EE.UU. Esto exacerbó el salto repentino del crudo, a medida que los fondos se apuraban a deshacerse de estos contratos.
     
    Los fundamentos del sector petrolero no han variado mucho, lo que indica es poco probable que la presión bajista sobre los precios se reduzca. La Administración de información Energética de EE.UU. recortó sus previsiones para la producción estadounidense de este año, después de cambiar la forma en la que recopila los datos. Pero una producción ligeramente menor no cambia el hecho de que el suministro mundial de petróleo es abundante.
     
    Igualmente, en medio de la especulación de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) considera recortar su producción, parece un momento extraño para que Arabia Saudita renuncie a su intento de conseguir una mayor participación de mercado para apuntalar los precios.
     
    Las legiones de productores de crudo de esquisto de EE.UU. han demostrado su capacidad de resistencia, ayudados por mercados de capital que se han ajustado a la situación. Los recortes de costos han hecho que el sector sea más sólido, lo cual permite que los productores de bajo costo respondan rápidamente al alza de los precios: la cifra de plataformas petroleras en EE.UU. se estabilizó en junio, después que los precios se estabilizaran, y luego comenzó a subir. Desde entonces ha vuelto a caer.
     
    Mientras tanto, la producción en otras latitudes sigue siendo robusta y no sólo en Arabia Saudita y el resto de los miembros de la OPEP. La Agencia Internacional de Energía (IEA) predice que la producción de países que no integran el cartel promediará 58,1 millones de barriles al día este año. En julio pasado, justo en momentos en que la caída del precio del crudo empezaba, la agencia pronosticaba 57,5 millones de barriles al día para 2015.
     
    Sin embargo, si Riad tiene un ojo puesto en la demanda, esto ofrece más motivos para mantener el curso. La respuesta a la caída de los precios del crudo no ha sido dramática. La IEA calcula una demanda global de 94,2 millones de barriles al día, lo cual es casi igual a su previsión de 94,1 millones barriles de junio.
     
    Además, las perspectivas se están nublando. China consumió más del 12% de petróleo global el año pasado y sus dificultades económicas arrojan dudas sobre el apetito del mayor importador neto del mundo. Por otra parte, las consecuencias de la desaceleración del crecimiento chino podrían mermar la demanda en otras partes de una región que representa cerca de un tercio del consumo global.
     
    Seth Kleinman, de Citigroup, subraya que los productores compiten para llevar crudo al mercado asiático. A medida que la eficiencia energética reduce la demanda europea y EE.UU. se dirige al autoabastecimiento, la importancia de Asia para el comercio global de energía está creciendo.
     
    Arabia Saudita recortó la semana pasada su precio oficial de venta a clientes asiáticos en octubre. En ese contexto, indica Kleinman, las señales de que los saudíes estén recortando la producción serían un mal augurio para el crudo: el reino podría tener problemas para colocar su crudo en Asia, con el almacenamiento local a todo dar.
     
    En el mercado actual que parece al revés, incluso los recortes no son lo que parecen.
     
    Por HELEN THOMAS
     
    Fuente: WSJournal.com
  • El derrumbe petrolero pone a prueba el boom económico de Texas

    El cofundador de Southwest Airlines Herb Kelleher, ahora jubilado, recuerda una calcomanía para autos que vio en Texas a fines de los años 80, cuando la caída de los precios de la energía desató un doloroso bajón regional: “Querido Señor, dame otro auge y prometo que no lo arruinaré”.
     
    Texas consiguió que se cumpliera su deseo con otro boom impulsado por el sector energético, y ahora el colapso de los precios del petróleo está poniendo a prueba si ese estado de Estados Unidos cumplirá con su parte del acuerdo.
     
    La economía de Texas ha sido un motor del crecimiento estadounidense desde que terminó la recesión, al expandirse a una tasa anual promedio de 4,4% entre 2009 y 2013, el doble del ritmo de todo EE.UU.
     
    La caída de los precios de la energía ahora ha desatado un debate sobre si Texas simplemente tuvo suerte en los últimos años, gracias a un auge del petróleo y el gas obtenidos a través de la fracturación hidráulica, o si elaboró un manual económico que podrían emular otros estados o incluso todo el país.
     
    Uno de cada siete empleos nuevos en todo EE.UU. durante la expansión de 50 meses fue creado en Texas, donde la tasa de desempleo, de 4,9%, es casi un punto porcentual menor que el promedio estadounidense.
     
    No obstante, una gran dosis de la buena suerte del estado proviene del sector de hidrocarburos. El condado de Midland, ubicado sobre la Cuenca Permian, rica en petróleo, registró el crecimiento salarial semanal más rápido del país entre los condados grandes: 9% en los 12 meses que terminaron en junio de 2014.
     
    Ahora que los precios del crudo han caído más de 50% desde su máximo de junio a menos de US$50 el barril, algunos texanos que recuerdan crisis energéticas anteriores se preparan para un bajón. La discusión entre economistas y líderes empresariales no es si el estado se verá afectado, sino cuánto.
     
    Kelleher está entre lo que creen que esta no será una repetición de la crisis petrolera y bancaria de los años 80, que llevó la tasa de desempleo del estado a 9,3%. Como evidencia, cita, al igual que otros, un sector bancario más cauto, un entorno fiscal y regulatorio más favorable a las empresas, y una economía estatal menos dependiente de la energía y otros recursos.
     
    Michael Feroli, un economista de J.P. Morgan Chase & Co. en Nueva York, es uno de los escépticos. Aunque la industria del petróleo y el gas hoy representa una porción menor de la fuerza laboral de Texas que a mediados de los 80, constituye alrededor de la misma cuota de su producción económica, explica. Por lo tanto, una caída de los precios del crudo similar al descenso de más de 50% registrado hace 30 años, sostiene, podría tener un resultado similar: recesión.
     
    Las firmas de exploración ya están reduciendo los planes de perforación para el año próximo. Las empresas de servicios para yacimientos petroleros que brindan mano de obra y maquinaria, como Halliburton Co. y Schlumberger Ltd. , están despidiendo gente. La cantidad de plataformas de petróleo y gas en Texas, que había crecido 80% desde comienzos de 2010, bajó de 905 a mediados de noviembre a 851 al final de diciembre, según la firma de servicios Baker Hughes Inc.
     
    Sin embargo, el presidente del Banco de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher, señala que sectores como el comercio y el transporte, el ocio y la gastronomía, la educación y la construcción, han generado más empleos en los últimos años que el sector de energía. Houston creció rápidamente en el sector médico, y Austin en tecnología.
     
    “Esto es una prueba”, dice Fisher. “¿Texas está realmente tan diversificado como dicen personas como yo?”.
     
    Pia Orrenius, una economista regional de la Fed de Dallas, considera que la caída de los precios del crudo que golpea la economía del estado es tanto positiva como negativa. Podría ayudar a los sectores petroquímico y manufacturero, al reducir costos. Un auge de la construcción en torno a plantas petroquímicas ya está en marcha en la costa del Golfo de México y es una fuente de empleos cualificados. Sin embargo, la crisis de los precios podría perjudicar a sectores como la construcción, el transporte y el de servicios empresariales, que se han expandido para atender a la industria petrolera, y el consumo en general conforme los trabajadores pierden sus empleos.
     
    En Houston, la cuarta mayor ciudad de EE.UU. con 2,2 millones de habitantes, la economía es mucho más sólida y está más diversificada que hace tres décadas. De todos modos, la mayoría de las 26 empresas con sede en esa ciudad que integran la lista Fortune 500 son del sector energético, como Phillips 66, Halliburton y Anadarko Petroleum Corp. Además, empleados del sector con abundante efectivo han alimentado recientemente un aumento de los precios de bienes raíces en la región que ha encendido señales de alarma entre algunos economistas.
     
    Los bancos de Texas también parecen estar en mejor forma para hacer frente a una crisis que en los años 80. Entre 1986 y 1990, más de 700 bancos de Texas quebraron. Durante la peor parte de la última crisis financiera, en 2008 y 2009, quebraron siete bancos del estado, según datos oficiales. Menos de 1% de los bancos de Texas tienen actualmente altos niveles de préstamos morosos, frente a 20% a fines de los 80, según la Fed de Dallas.
     
    Texas tiene algo más a su favor: abundancia de recursos más allá del petróleo y el gas. Los más notables son tierras y gente, que constituyen una dinámica fuerza laboral. La población del estado creció 29% entre 2000 y 2014, más del doble del aumento a nivel nacional, según la Oficina del Censo de EE.UU., gracias a una combinación de migración de otros estados, inmigración y una mayor tasa de nacimiento que el promedio estadounidense.
     
     
    Por Jon Hilsenrath, Ana Campoy y Ben Leubsdorf
     
    Fuente: WSJournal.com
     
  • El desplome del precio del petróleo no ha terminado

    Costos de producción de menos de US$12 por barril en el Medio Oriente, permiten ver precios del crudo por debajo de US$30. Sobre todo, porque quiénes no permitían su descenso hace un tiempo no se ponen de acuerdo.
     
    Precios del petróleo por debajo de los US$40, parecían una locura hace algunos meses. Sin embargo, las fuerzas del mercado del crudo están demostrando cómo funcionan los precios del petróleo en el mundo sin que la Opep interfiera en ellos.
     
    Hace algunos meses, parecía una locura precios del petróleo por debajo de los US$40, sin embargo de acuerdo con la historia del oro negro, un precio por debajo de ese valor es incluso más cercano a su precio natural, mientras que un precio por encima de US$100 sí es una locura. 
     
    Los productores más grandes de este commodity se encuentran en el Medio Oriente y los costos de producción por barril allí no superan los US$12 por barril, por eso la alarma está más encendida en algunos lugares del mundo como Colombia que en otros como Arabia Saudita. 
     
    Lea también: ¿Por qué algunos países productores de petróleo están más preocupados que otros?
     
    Los países que están en serios problemas de hecho, son los países productores que se les olvidó que los precios del petróleo por lo menos desde 1960, no fluctúan al ritmo de la oferta y la demanda, sino más bien al ritmo de las decisiones de la Opep, y su mayor productor y líder de la organización, Arabia Saudita.  
     
    Esta vez, sin embargo, la Opep no se ha podido poner de acuerdo en limitar la producción del crudo y en su última reunión de la semana pasada lo dejaron más que claro.  Por lo tanto el precio del petróleo contínua siendo impulsado por el ejercicio de la oferta y la demanda mundial, y no por las fijaciones del cartel. 
     
    Lea también: ¿El fin del cartel del petróleo?
     
    ¿Por qué estos precios sorprendieron tanto a Colombia?
     
    El descenso de los precios del petróleo se empezó a registrar desde mediados del 2014 y esto ha implicado uno de los más grandes retos para Colombia, nunca antes experimento.  
     
    De acuerdo con el último informe de coyuntura petrolera de Fedesarrollo, el efecto en el descenso de los precios se ha traducido en una reducción de las exportaciones colombianas en un 41,6% entre agosto de 2014 y el mismo mes del 2015 de crudo, lo que se reflejó en un déficit en la cuenta corriente de la Balanza de Pagos superior a 6% del PIB; el mayor desbalance externo entre las economías latinoamericanas y un porcentaje récord para la economía colombiana en lo corrido del siglo. 
     
    Pero además del desplome en las exportaciones de crudo, solo por esta vez, el descenso de más del 50% en los precios del crudo también incidió en una caída en la renta del Gobierno, que pasó de representar casi el 20% de sus ingresos totales en 2013, a menos del 4% este año. Este último factor es uno de los que realmente sorprendió al país con el derrumbe de los precios del crudo.
     
    En los años 80s los precios del petróleo estaban muy por debajo de los US$100, sin embargo, las rentas del Gobierno no dependían de la explotación del petróleo; y de hecho, en ese entonces un desplome de precios del 50% era un buen escenario para el país pues Colombia era un importador neto de crudo. 
     
    La situación en el país es un poco más preocupante que la de otros países productores y exportadores, pues Colombia no está acostumbrada a sobrevivir como productor con precios por debajo de US$40 o incluso de US$30, cuando los precios del crudo se desploman. 
     
    Mientras que los costos promedio de un barril de crudo en el Medio Oriente rondan entre los US$10 y US$12 en promedio, de acuerdo con la ACP, el costo promedio en Colombia es de US$20 y US$30 por barril. 
     
    En ese escenario de precios cercanos a los costos de producción en Colombia, la ACP estima que la inversión en el sector descendió en un 28% con respecto a la inversión registrada en el 2014, y la reducción fue drástica en la exploración, que pone en peligro la producción futura del país en el largo plazo. 
     
    Pese a este panorama, las empresas buscaron la eficiencia a través de la reducción de costos, y por ello lograron sostener la producción promedio del año, en un millón de barriles diarios. Sin embargo, de acuerdo con la ACP, Colombia es un país costoso para producir pues se ubica en el 25% de la producción más costosa de extraer en el mundo, sobre todo por los altos costos que le representan los impuestos y el transporte.  
     
    La demanda del crudo
     
    La industria petrolera es en sí misma altamente riesgoso pues solo el 30% de las exploraciones terminan siendo exitosas. Pero además, las fluctuaciones en los precios del crudo no están tan alejadas de la realidad de la industria pero esto solo lo saben  países que llevan más años en la explotación de petróleo y concentran esfuerzos en ahorrar durante las vacas gordas del crudo, como Noruega, el gigante petrólero de Europa, y Arabia Saudita, el líder de la Opep. 
     
    Lea también: El precio del petróleo golpea al fondo soberano más grande del mundo 
     
    Lo que ha cambiado está vez con respecto al mundo del oro negro es que de acuerdo con las recientes decisiones del cartel petrolero más relevante y el que más incide en los precios internacionales del petróleo desde 1960, la Opep, es que no han mantenido su estrategia habitual de limitar la producción con el fin de inflar los precios. 
     
    Esto sugiere que pese a que la producción de Estados Unidos, ya se ha disminuido de acuerdo con la información suministrada por la AIE desde noviembre regresando a los niveles de producción de noviembre de 2014 cuando Estados Unidos empezó a producir petróleo, los miembros de la Opep, perdieron allí un mercado, y ahora se redirigen a conquistar al mercado de Asia; que tampoco se despierta aún con la desaceleración del gigante asiático. 
     
    La oferta de petróleo 
     
    Si solo por las presiones natualres de la oferta y la demanda sobre el precio del petróleo lo han hecho desplomarse hasta cerca de los US$35, evidentemente cuando Irán entre al mercado del crudo hasta sus niveles de producción tradicionales de alrededor de 1 millón de barriles diarios (mbd), se espera un desplome más de precios, incluso por debajo de los US$30.  
     
    Sin embargo, Irán no tiene la capacidad de resistir, por lo menos no en la misma media que Arabia Saudita, con sus US$700.000 millones de reservas. 
     
    En ese sentido, Arabia Saudita tiene la capacidad financiera de resistir precios muy bajos de petróleo, mientras que otros países como Irán no tienen esta capacidad financiera y por lo tanto necesitarán precios más altos para mantenerse en el mercado. 
     
    Mientras que los precios del petróleo se estabilizan, países como España, Francia, Chile, entre otros, importadores netos, disfrutan de la caída de los precios así como Colombia lo hacía en 1980. 
     
    Las decisiones de la Opep, inciden tanto en el mercado del crudo como cuando incidieron el incremento de los precios en un 1000% en dos décadas desde 1960 hasta 1980; y reducirlo en más de 50% en 12 meses. 
     
    Fuente: dinereo.com
  • El desplome mundial del petróleo

    Alarma mundial por los precios del petróleo. Afectadas las acciones de las grandes compañías. ¿Qué está pasando con el crudo?
     
    En junio de este año el precio del petróleo alcanzó los 115 dólares el barril, el nivel más alto en un año. Esto hizo que muchos países productores hicieran fiestas por los mayores ingresos que iban a recibir. Pero la alegría duró poco. Cuatro meses después  las cotizaciones se desplomaron, lo que hoy tiene temblando a muchas economías.
     
    La semana pasada el precio del crudo Brent descendió hasta los 89,45 dólares el barril, una caída del 22 por ciento frente a junio pasado. Y los pronósticos no son nada alentadores. Analistas internacionales advierten que las cotizaciones de este commodity podrían bajar hasta los 80 dólares el barril. 
     
    Este comportamiento ha tenido un gran impacto en las acciones de las principales petroleras. El título de Ecopetrol bajó la semana pasada a un mínimo de 2.935 pesos. La acción de Pacific ha caído 18 por ciento en lo  corrido del año hasta 29.100 pesos. 
     
    Ni las grandes multinacionales se han salvado. El título de ExxonMobil se cotizó la semana pasada a 91,8 dólares, un retroceso de 8 por ciento.
     
    ¿Qué está pasando en el mundo? ¿Por qué se llegó a estos niveles? Como en una tormenta perfecta se han sumado una serie de hechos. Uno de ellos es la mayor oferta de naciones productoras como Estados Unidos, que no hacen parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep). El país del norte redujo sus importaciones de crudo de Nigeria, México, Colombia y Venezuela, y está a las puertas de convertirse en el principal productor de petróleo, por encima de Rusia y Arabia Saudita. La razón es el mayor dinamismo en la exploración y explotación de recursos no convencionales (shale oil). 
     
    Según la Agencia de Energía de Estados Unidos, el año entrante la producción de este país aumentará 14 por ciento hasta alcanzar los 9,5 millones de barriles. Esto cambia el mapa petrolero mundial teniendo en cuenta que Estados Unidos es el mayor consumidor de crudo.
     
    A ello se suma la menor demanda por el debilitamiento de las grandes economías. Las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el menor crecimiento de algunos países, especialmente de la zona euro, arrojaron un balde de agua fría al mercado.
     
    China salió al rescate de los precios del crudo, al aumentar sus importaciones, hecho que, paradójicamente, agravó la crisis del petróleo. El gigante asiático está sustituyendo hidrocarburos de Arabia Saudita, su principal proveedor, por crudos de Rusia e Irak. Esto llevó a Arabia Saudita a bajar sus precios a los mercados asiáticos por cuarta vez consecutiva.
     
    Y como si fuera poco, el fortalecimiento del dólar es otro factor que está impactando los precios del crudo. 
    Ante esta situación muchos países están preocupados por el impacto en sus economías. Rusia advirtió que con estos precios su presupuesto federal está en peligro. En Venezuela, este desplome asestaría un golpe mayor a una economía que está al borde del colapso. La cesta petrolera del vecino país se negocia por debajo de los 86 dólares el barril, una caída de más del 15 por ciento en el último año. Analistas advierten que si la cotización llega a 80 dólares el gobierno de Nicolás Maduro no podrá sostener el mayor ritmo de gastos sociales.
     
    Colombia, el cuarto productor de crudo de América Latina también está pasando dificultades. Para el país esta es una noticia fatal en momentos en que se debate una nueva reforma tributaria como consecuencia, en gran parte, de la caída en la renta petrolera. El presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, Francisco José Lloreda, dice que por cada 1 por ciento que baje el precio internacional, los ingresos anuales por regalías e impuestos de la Nación se reducirán en 300.000 millones de pesos. 
     
    Los analistas ya están haciendo cálculos y estiman una disminución en las utilidades de Ecopetrol entre el 20 y 30 por ciento en el segundo semestre del año, hecho que tendría repercusiones en materia fiscal porque son menores ingresos para la Nación. 
     
    Los países de la Opep parecen ajenos a este vendaval en el sector energético mundial.  porque están en una guerra de precios. La organización anunció que se reunirá el 27 de noviembre próximo para ajustar su meta de producción que está en 30 millones de barriles por día. Pero a este ritmo acelerado en el descenso en las cotizaciones internacionales esa fecha luce tardía. 
     
    Fuente: Semana.com
  • El drama laboral detrás de la caída de los precios del crudo

    Más de 20 mil empleos están en riesgo en el país por cuenta de la reducción de las inversiones de las petroleras. El descontento en las zonas ya se percibe y amenaza el desarrollo de las operaciones.

    Después de regresar de vacaciones, David*, quien trabaja como superintendente de operaciones de una reconocida empresa de servicios petroleros, se encontró con que en su equipo de trabajo había 15 personas menos.

    “En menos de quince días salieron quince personas, los proyectos van cayendo uno tras otro y la incertidumbre se genera cuando no sabes hasta qué punto la empresa va a poder sostener tu costo, lo que vale mantener tu puesto de trabajo, eso es lo que no te deja dormir”, explica este ingeniero de petróleos, quien tras los recortes de personal ha tenido que asumir nuevas funciones en su cargo.

    Y es que detrás de las frías cifras que dan cuenta de reducciones de hasta 25 por ciento en los planes de inversión de las empresas, hay cerca de 24 mil trabajadores del sector petrolero en riesgo por la suspensión en las contrataciones de las empresas operadoras y de servicios.

    Como lo advertía el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, Francisco Lloreda, un impacto de esta crisis de precios del que poco se habla tiene que ver con la pérdida del dinamismo en la economía de las regiones petroleras.

    Es que la clausura de un pozo no solo significa que los operadores de este queden cesantes o deban ser trasladados, en el mejor de los casos. También implica que aquellos encargados de proveer alimentos, transporte, hospedaje, equipos, suministros y hasta ropa a estos trabajadores pierdan una fuente de ingresos.

    “El adagio popular que dice que uno valora las cosas cuando las pierde cobra fuerza en este tipo de crisis. Por mucho tiempo, en muchas regiones hubo manifestaciones de inconformismo y descontento, pues algunos sectores veían la presencia de la industria como si fuera una maldición. Ahora, cuando se ve esta destorcida de los precios y las empresas empiezan a recortar sus inversiones, las regiones empiezan a valorar la presencia de las petroleras”, opina el exministro de minas y presidente de la Federación Nacional de Departamentos, Amylkar Acosta.

    LAS PROTESTAS

    Ese inconformismo al que se refería el exministro sigue ahora, e incluso se recrudece.

    La semana pasada en Tibú (Norte de Santander) y Castilla (Meta) hubo protestas de las comunidades que le exigen a Ecopetrol mayor contratación. Pero, la realidad es que con un menor presupuesto, la empresa, contrario a lo que esperan los vecinos de los proyectos petroleros, está renovando menos contratos y tiene la nómina congelada, es decir, no está vinculando nuevos trabajadores.

    Por esto, el mayor sindicato de la petrolera, la Unión Sindical Obrera, USO, habla de una “masacre laboral”.

    “Tenemos que decir que la verdadera crisis es generada por las medidas que vienen tomando de manera unilateral las empresas: pidiendo que los trabajadores renuncien a sus derechos y garantías; despidiendo sin justa causa y sin indemnización; y renegociando condiciones con las empresas contratistas y de servicios”, señaló la Junta de la USO en un comunicado tras reunirse con directivos de Ecopetrol.

    La empresa se defiende asegurando que va a cumplir con los compromisos pactados con las comunidades pero, como todas las petroleras del mundo en estos días, debe centrar sus inversiones en los proyectos más eficientes y renegociar los pactos con los contratistas para reducir costos.

    “Tenemos que mantenernos como una empresa viable”, dijo la vicepresidenta saliente de la Regional Orinoquía de Ecopetrol, Francy Edith Ramírez, a Llano 7 días.

    Pero al interior de la empresa de mayoría estatal son conscientes de que esta situación aumenta el riesgo de bloqueos de las comunidades en las áreas de operación.

    Este no es un riesgo menor, si se tiene en cuenta que el año pasado el 34 por ciento de la producción diferida (los barriles que por variadas razones no se pudieron extraerse) tuvo como causa problemas de conflictividad social.

    LAS PROPUESTAS

    Este miércoles en Villavicencio habrá una reunión entre los gobernadores de Norte de Santander, Santander, Boyacá, Meta y Casanare, que tiene como objetivo buscar un mecanismo para promover encadenamientos productivos e impulsar proveedoras locales de servicios, que han sido afectadas por una menor inversión de las empresas petroleras.

    “Entre los temas que vamos a mirar está el de la refinería del Meta, que es un proyecto que se necesita para darle valor agregado a la producción local y que ya tiene aliados estratégicos dispuestos a invertir”, señaló Acosta Medina.

    Por su parte, Campetrol planteó una propuesta para desarrollar el mecanismo usado por Findeter en Diamante Caribe y Santanderes, con el objetivo de buscar nuevos proyectos productivos que puedan recoger la mano de obra cesante. Este proyecto ya ha sido presentando ante la SAC, la ACP y la Andi y esperan obtener financiación de entidades multilaterales.

    Nohora Celedón

    Fuente: Portafolio.co

  • El exceso de crudo pone freno a la producción

    Estados Unidos y la Organización de Países Exportadores de Petróleo han inundado el mundo de crudo y han hecho colapsar los precios. No obstante, la abundancia ha eclipsado la menguante producción en zonas que los expertos consideran vitales para el crecimiento del suministro a largo plazo, desde Colombia a Noruega y el norte de China.
     
    El derrumbe de los precios hace que las energéticas aplacen o cancelen proyectos en esas regiones. En todo el mundo, apenas seis grandes proyectos petroleros recibieron el visto bueno en 2014 frente a un promedio de más de 20 al año desde 2002 a 2013, según Deutsche Bank. DBK.XE +0.40%
     
    La Agencia Internacional de la Energía (AIE) indicó el viernes que el crecimiento de la oferta de los países que no pertenecen a la OPEP “se frenará” en 2016 y que la producción caerá en México, Rusia, Europa y otras partes. El lunes, la OPEP rebajó las proyecciones de producción del cartel para 2015 en unos 100.000 barriles diarios, para llegar a un recorte de 2,2 millones de barriles diarios respecto de los envíos de sus 12 países miembros el mes pasado.
     
    Las petroleras necesitan hoy reemplazar entre 5% y 8% de la producción de crudo cada año para compensar la menor extracción de pozos viejos, estiman analistas. Eso equivale a al menos cinco millones de barriles de producción diaria. El descenso de la extracción en áreas que no han estado en el centro de la atención en los últimos meses podría hacer disparar los precios en los próximos años, lo que perjudicaría a los consumidores y socavaría el crecimiento económico, una vez que el mercado distribuya el actual exceso, dicen inversionistas y ejecutivos.
     
    “Cuando empiezas a recortar los presupuestos de exploración y dejas de desarrollar la próxima frontera (...) se han sembrado las semillas para el próximo mercado alcista”, dice Virendra Chauhan, analista de la consultora Energy Assets, en Londres.
     
     
    La producción global creció 5,5%, o 4,9 millones de barriles al día, desde 2011 a 2014, según la AIE. La mayor parte de ese aumento provino de los yacimientos de esquisto de EE.UU. En gran parte del resto del mundo, la producción bajó o se mantuvo estable, pese a que en el período los precios promedio fueron de cerca de US$100 por barril. Las estadísticas sobre el suministro incluyen crudo, líquidos de gas natural y biocombustibles como el etanol.
     
    Con las cotizaciones del petróleo por debajo de US$60, el panorama para proyectos de gran escala y la exploración de nuevos yacimientos es sombrío, en especial fuera de EE.UU. y Medio Oriente. Las empresas han recortado US$130.000 millones en exploración y perforación alrededor del mundo en 2015, según la consultora Wood Mackenzie.
     
    Royal Dutch Shell RDSB.LN -0.09%  PLC, Chevron Corp. CVX +0.04%  y otras grandes petroleras han pospuesto o suspendido proyectos en Nigeria, Noruega y el Ártico canadiense. Petróleo Brasileiro SA, PETR4.BR -1.76%  o Petrobras, redujo en junio su meta de producción nacional para 2020 en 33%, a 2,8 millones de barriles diarios, y la estatal colombiana Ecopetrol SA ECOPETROL.BO +0.33%  rebajó su objetivo para ese mismo año de 1,3 millones de barriles equivalentes de petróleo al día a 870.000.
     
    “Los ciclos de inversión fuera de EE.UU. son mucho más largos. Cuando empieza a haber recortes inicialmente es muy difícil revertir esas decisiones rápidamente”, señala Poppy Allonby, gestora de portafolio de BlackRock Inc., BLK +1.41%  que supervisa US$4,8 billones en activos. “Está claro que los precios son demasiado bajos para alentar una inversión significativa”.
     
    La AIE proyectó que la producción de los países que no integran la OPEP, sin contar EE.UU., baje en 300.000 barriles diarios el próximo año. El mercado global probablemente seguirá con un exceso de suministro en 2016 debido a la robusta producción de la OPEP, agregó el organismo. El cartel está produciendo más que su meta de 30 millones de barriles al día.
     
    Otros analistas dicen que la demanda podría ponerse al día con la oferta antes. “Si vas de país en país, no es difícil recortar 2,5 millones de barriles (al día) de producción” en los próximos 12 a 15 meses, dice Steven Kopits, presidente de la consultora Princeton Energy Advisors.
     
    Los inversionistas no quieren verse sorprendidos nuevamente, después de que muchos no previeron la caída de casi 50% en los precios el año pasado. Los futuros de petróleo en EE.UU. han repuntado desde sus mínimos de seis años en marzo, pero la recuperación perdió fuerza la semana pasada debido a preocupaciones sobre el continuo crecimiento del suministro en EE.UU. y la OPEP.
     
    La dirección que tome el mercado en los próximos cinco años podría depender del 47% de la oferta global que proviene de fuera de EE.UU. y la OPEP. Sin embargo, no es sencillo obtener cifras de producción precisas de algunos de esos países, lo que aumenta la incertidumbre. “Simplemente no sé cómo ganar confianza” de todos los datos de oferta y demanda, dice John Dowd, gestor del Fidelity Select Energy Portfolio, que administra US$2.200 millones en activos. “Todo esto está extraordinariamente sujeto a revisión o es extraordinariamente volátil”.
     
    Un gran interrogante es la perspectiva a largo plazo de la producción de crudo de esquisto de EE.UU. No todos observadores consideran que sean necesarias grandes inversiones en las arenas bituminosas canadienses o la perforación en el Ártico. En un informe en mayo, Goldman Sachs Group Inc. GS -0.07%  rebajó su pronóstico de los precios del crudo Brent a US$55 el barril en 2020 y agregó que el incremento de la producción de EE.UU. y la OPEP sería suficiente para satisfacer la demanda en los próximos cinco años, y posiblemente en los próximos 10 años si la productividad mejora.
     
    Por NICOLE FRIEDMAN
     
    Fuente: WSJournal.com
  • El exceso de oferta acentúa la caída del petróleo y no se divisa un fondo

    La actividad de extracción en EE.UU. sigue en niveles altos a pesar de la depresión de los precios del crudo. 
     
    Los precios del petróleo volvieron a caer el miércoles a un nuevo mínimo de cinco años ante las señales de que se agudiza el exceso global de la oferta.
     
    Nuevos datos de Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de petróleo, mostraron un aumento imprevisto de las reservas de crudo la semana pasada. En tanto, las proyecciones más recientes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) apuntan a una menor demanda de crudo del grupo en 2015.
     
    El Brent, la referencia global, cayó 3,9% o US$2,60, para ubicarse en US$64,24 por barril, su nivel más bajo desde julio de 2009 en el mercado ICE Futures Europe. El precio de referencia del crudo en EE.UU. bajó 4,5% para ubicarse en US$60,94 el barril, el menor nivel desde julio de 2009 en la Bolsa Mercantil de Nueva York. Fue la mayor caída de un día desde el 28 de noviembre, la sesión siguiente a la decisión de la OPEP de mantener su meta de producción petrolera.
     
    La caída más reciente del crudo impactó en los principales índices bursátiles de EE.UU.
     
    El Promedio Industrial Dow Jones descendió 1,51%, o 268,05 puntos, para cerrar la jornada en 17.533,15 unidades, su caída de un día más pronunciada desde el 9 de octubre. Las empresas de energía fueron el sector de peor desempeño en el S&P 500 el miércoles, y las petroleras estuvieron entre las mayores perdedoras del día.
     
    Conforme los precios acumulan una caída de más de 40% en los últimos seis meses, los observadores del mercado se han esforzado por ajustar sus pronósticos y explicar el exceso de crudo que está obligando a los productores a reducir los precios a medida que compiten por compradores.
     
    El crecimiento de la oferta, en particular en EE.UU., excedió las expectativas, mientras que el aumento de la demanda ha sido moderado debido a la desaceleración en China y Europa.
     
    “Lo que veo es un mercado que aún no tiene motivo para repuntar”, dice Jan Stuart, economista de energía global de Credit Suisse Group AG CSGN.VX -0.43%  . “La OPEP básicamente se marginó del juego (...) No hay indicación de que (el mercado esté) menos débil”.
     
     
    La OPEP, que controla alrededor de un tercio de la producción petrolera global, optó el mes pasado por mantener su cuota de producción de 30 millones de barriles diarios, a pesar de que se prevé que la demanda caiga por debajo de ese nivel.
     
    La entidad indicó el miércoles que la demanda de su petróleo bajará de 29,4 millones de barriles diarios en 2014 a cerca de 28,9 millones de barriles diarios en 2015.
     
    La cantidad de crudo que tienen disponible las refinerías y los corredores en EE.UU. aumentó en 1,5 millones durante la semana que terminó el 5 de diciembre a 380,8 millones de barriles, lo suficiente para mantener la actividad de las refinerías estadounidenses a sus niveles actuales durante unos 23 días, según la Administración de Información Energética de ese país (EIA, por sus siglas en inglés). Eso se compara con previsiones de una caída de 2,7 millones de barriles, según estimaciones de analistas consultados por The Wall Street Journal.
     
    La producción de petróleo en EE.UU. aumentó la semana pasada a 9,1 millones de barriles diarios, su mayor nivel desde 1983, según la EIA.
     
    Las petroleras que han realizado grandes apuestas a formaciones de esquisto en EE.UU., un recurso que se volvió viable económicamente con la llegada de nuevas tecnologías de perforación, se han vuelto víctimas de su propio éxito. Sus acciones se han derrumbado debido a la caída de los precios del petróleo, lo cual probablemente reduzca profundamente sus ingresos.
     
    Continental Resources Inc. CLR -7.32%  cayó 7,3%, Penn Virginia Corp. PVA -4.59% bajó 4,6% y Whiting Petroleum Corp. WLL -10.37%  descendió 10%.
     
    Compañías de mayor envergadura y con operaciones más diversificadas también fueron golpeadas el miércoles.
     
    Estas firmas se han apresurado a ajustar sus planes de producción y gasto para adaptarse a un entorno de precios petroleros marcadamente menores.
     
    BP BP.LN +0.16%  PLC, que se ha reducido de manera considerable desde el derrame de la plataforma Deepwater Horizon en 2010, divulgó el miércoles que asumirá US$1.000 millones en cargos de reestructuración el próximo año y reducirá el gasto en desarrollo en hasta US$2.000 millones.
     
    Por su parte, el gigante petrolero estadounidense ConocoPhillips COP -2.19%  también sacudió al mercado esta semana cuando informó que recortará su gasto de capital en un 20%.
     
    Sin embargo, los planes de reducir la inversión en producción nueva en EE.UU. no disminuirán de inmediato la oferta global de petróleo, asevera Jack Rivkin, director de inversión de Altegris Advisors LLC, que supervisa unos US$2.500 millones.
     
    “Se necesitará una recuperación de las economías mundiales para crear realmente un piso en los precios del petróleo”, señala el inversionista. La mayoría de los fondos de futuros administrados que posee la firma hicieron apuestas a que los precios del crudo caerán, agrega.
     
    Los precios del petróleo se han seguido hundiendo a pesar de que los gestores de dinero, incluidos los fondos de cobertura, han reforzado su apuesta a un alza de los precios, según datos de la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas de EE.UU. e Intercontinental Exchange Inc. ICE -0.63%
     
    Intentar adivinar en qué punto los precios tocarán fondo es demasiado arriesgado dice John McLane, presidente de Mobius Asset Management, que administra US$6.500 millones. McLane tiene pequeñas apuestas a que los precios del petróleo caerán pero tiene la mayor parte de su fondo de energía en efectivo.
     
    “La gente siempre usa la expresión de que es como ‘atrapar un cuchillo caliente’. Esto es como tener en las manos una bomba nuclear”, expresa. “Y no tiene ningún indicio de parar”.
     
    —Summer Said contribuyó a este artículo.
     
    Por Nicole Friedman
     
    Fuente: WSJournal.com
  • El factor individual más importante para los precios del petróleo este año

    La economía y la demanda de petróleo de China serán el impulsor más importante de los precios del petróleo este año, incluso si la OPEP+ logra impulsar los precios al alza, según Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía (AIE).
    “Hay muchas incertidumbres, como siempre, cuando se trata del mercado del petróleo, y si tengo que elegir la más importante, es China”, dijo Birol a Bloomberg TV en una entrevista el miércoles.
     
    “Si la economía china se debilita o el crecimiento es mucho más bajo de lo que creen muchas instituciones económicas internacionales, por supuesto, esto puede conducir a un sentimiento bajista”, dijo el máximo ejecutivo de la AIE, y señaló que se espera que China represente el 60% de la economía global de este año. crecimiento de la demanda de petróleo, que la AIE actualmente ve en más de 2 millones de barriles por día (bpd) en comparación con 2022.
     
    El domingo, los productores de la OPEP+ decidieron mantener los recortes actuales hasta fines de 2024, mientras que el principal productor de la OPEP y el mayor exportador de crudo del mundo, Arabia Saudita, dijo que reduciría voluntariamente su producción en 1 millón de bpd en julio, a alrededor de  9 millones de bpd. El recorte saudí podría extenderse más allá de julio, dijo el ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman.
     
    Esos recortes conducirán a equilibrios más ajustados en el mercado petrolero en la segunda mitad del año si la economía y la demanda de petróleo de China no se debilitan, dijo Birol a Bloomberg.
     
    A principios de esta semana, se citó a Birol diciendo que ahora era mucho más probable que los precios del petróleo subieran después de que la OPEP+ extendiera los recortes hasta 2024 y Arabia Saudita anunciara la reducción adicional de 1 millón de bpd para julio.
     
    La AIE ha estado advirtiendo este año que los recortes en el suministro corren el riesgo de aumentar los precios del petróleo y la energía en un momento de mayor incertidumbre.
     
    Después de los sorpresivos recortes de la OPEP+ anunciados a principios de abril, la AIE dijo en su  Informe del Mercado del Petróleo  del mes que los “sorprendentes recortes de la oferta de la OPEP+ anunciados el 2 de abril corren el riesgo de agravar un déficit esperado de la oferta de petróleo en el segundo semestre de 2023 e impulsar los precios del petróleo en un momento de mayor incertidumbre económica, incluso cuando la actividad industrial se desacelera en las economías más grandes del mundo y el crecimiento de la producción fuera de la alianza parece sólido”.
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com
     
  • El horizonte del petróleo sigue siendo negro

    Si quiere saber qué sucederá con los precios del petróleo en 2015, simplemente observe en qué nivel terminaron las reservas de crudo de Estados Unidos el año pasado.
     
    Los inventarios comerciales de petróleo y productos refinados de EE.UU. —excluyendo los cerca de 700 millones de barriles que se mantienen en la Strategic Petroleum Reserve (la reserva estratégica de crudo del país)— se ubicaban en casi 1.140 millones de barriles al final de diciembre, según datos del Departamento de Energía. De mayor importancia que el nivel absoluto es lo que ocurrió con los inventarios comerciales el mes pasado: aumentaron. Las refinadoras tienden a agotar sus tanques a medida que se acerca el final del año para minimizar sus tarifas impositivas. El hecho que las existencias incrementaron a pesar de eso es una mala señal para aquellos que apuestan a un repunte en el precio del petróleo.
     
    Desde 1980, los inventarios comerciales estadounidenses de petróleo han aumentado en diciembre en sólo dos años: en 2014 y 2008, el año de la crisis financiera. Incluso en ese entonces, conforme la economía global se estancaba, las existencias crecieron en sólo 4,7 millones de barriles, y prácticamente todos estos eran de petróleo crudo. En diciembre, los inventarios se dispararon en 17,9 millones de barriles, y casi dos tercios de esta cantidad se trataban de productos refinados como la gasolina. Excluyendo esos dos años, el promedio en diciembre desde 1980 ha sido una caída de cerca de 32 millones de barriles.
     
    La acumulación de diciembre refleja no sólo el alza de 1,2 millones de barriles diarios en la oferta de EE.UU. sino también la decisión de Arabia Saudita de seguir extrayendo petróleo para mantener su cuota de mercado. Arabia Saudita cotiza su crudo de tal forma que asegure un margen positivo para las empresas refinadoras, siempre y cuando estas puedan vender los productos finales. La alta preponderancia de los productos refinados en la acumulación de existencias de diciembre —junto con el hecho de que las refinerías de EE.UU. están operando a alrededor de 95% de su capacidad— sugiere que los menores precios del petróleo están llevando a las refinadoras a hacer lo que es natural para ellas. También implica que el mercado no puede absorber su producción lo suficientemente rápido.
     
    Esto también se puede ver en la forma de la curva de los futuros del petróleo. Hace un año, los contratos de vencimiento más próximo cotizaban en alrededor de US$91 el barril y los futuros con fechas posteriores cotizaban a menores precios. Por lo tanto, la curva descendía, lo que indicaba que la oferta y la demanda estaban relativamente a la par y motivaba la reducción de los inventarios. Ahora, el petróleo de vencimiento más próximo cuesta menos de US$51 y la curva apunta hacia arriba, lo que lleva a almacenar el excedente de crudo.
     
    El Departamento de Energía de EE.UU. pronostica que el país consumirá alrededor de 28 millones de barriles de sus inventarios, en línea con las normas estacionales. Sin embargo, el alza inusual de diciembre siembra algunas dudas al respecto. Los inventarios estadounidenses estaban previstos a descender en 6,4 millones de barriles en el último trimestre de 2014. Descendieron en menos de 4,9 millones, lo que sugiere que los analistas se han quedado rezagados frente a la cambiante dinámica de la oferta y la demanda. A nivel mundial, la Agencia Internacional de Energía (AIE) anticipa que el consumo de petróleo en el primer trimestre descenderá en casi un millón de barriles diarios comparado con el último trimestre de 2015. Sin embargo, la AIE también contempla que la producción externa a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) crezca en 110.000 barriles diarios.
     
    Ante una OPEP que está manteniendo su producción, las existencias probablemente seguirán acumulándose hasta al menos el final del primer trimestre. El suministro estadounidense responderá a los menores precios contrayéndose con el tiempo, pero eso tomará tiempo. El Departamento de Energía no prevé que los recortes se sientan hasta el segundo semestre y, de cualquier forma, se prevé que la producción para todo el año aumente.
     
    Los trastornos geopolíticos ofrecen una esperanza de último recurso a los optimistas petroleros más imperturbables. No obstante, considere lo siguiente: los inventarios comerciales de EE.UU. se encuentran en este momento lo suficientemente elevados para cubrir alrededor de 164 días de importaciones netas. Se trata de un ligero descenso frente a los 171 días de diciembre de 2013, pero un nivel mucho más alto que los 80 días acumulados al final de 2007. Además, las importaciones netas desde Canadá y México deberían excluirse de estos cálculos, pues EE.UU. es su destino natural. Al tomar esto en cuenta, los inventarios comerciales cubren 279 de importaciones netas de otros sitios. Si agrega las reservas estratégicas, el total salta a casi 450 días.
     
    Se trata de un enorme amortiguador para cualquier trastorno en la oferta, así como otro factor que mantendrá el crudo por debajo de US$50 el barril en las próximas semanas y meses.
     
     
    Por Liam Denning
     
    Fuente: WSJournal.com
  • El intento fallido de Arabia Saudita de aumentar los precios del petróleo

    El intento de Arabia Saudita de sacudir los mercados petroleros y hacer subir los precios del petróleo parece haber fracasado, con la caída de los precios y la participación de mercado de Arabia Saudita en Asia ahora bajo amenaza.
     
    - Como el único miembro de la OPEP+ que prometió más recortes de producción en la reunión del grupo petrolero del 4 de junio, Arabia Saudita reducirá su producción de petróleo a 9 millones de b/d en julio, muy por debajo de su rango de producción normal.  
     
    - A menos que haya un repunte notable en los precios del petróleo, la táctica de Arabia Saudita también podría resultar contraproducente, ya que otros se beneficiarían del recorte de producción de 1 millón de b/d, lo que hace que su extensión más allá de julio sea poco probable. 
     
    - El sentimiento alcista inicial derivado del recorte de la producción de Arabia Saudita se desvaneció rápidamente, con el WTI de nuevo por debajo de los 71 dólares por barril el martes por la mañana, ya que el débil PMI de servicios de EE. UU. agrió nuevamente las perspectivas macroeconómicas.
     
    - Inmediatamente después del compromiso unilateral, Saudi Aramco aumentó sus precios de venta oficiales para Asia, lo que llevó a las refinerías asiáticas a buscar alternativas más baratas en África occidental, Rusia e Irán (para los compradores chinos). 
     
    Impulsores del mercado
     
    - La empresa petrolera nacional noruega Equinor (NYSE:EQNR) ha sorprendido a la industria petrolera de Canadá al posponer el proyecto Bay du Nord de 200.000 b/d durante tres años, citando los elevados costos como la razón principal. 
     
    - Las grandes petroleras estadounidenses ExxonMobil (NYSE:XOM) y Chevron (NYSE:CVX) están acercándose a un acuerdo de exploración con la compañía petrolera nacional de Argelia, Sonatrach, que permitiría a ambas aprovechar el gas convencional y el de esquisto.  
    - El desarrollador de GNL estadounidense New Fortress Energy (NASDAQ:NFE) recibió un permiso de exportación de las autoridades mexicanas, lo que marca un paso clave hacia la puesta en marcha de la instalación de GNL rápido de Altamira de 1,4 millones de toneladas anuales. 
     
    Las tácticas de sorpresa y asombro de Arabia Saudita el domingo hasta ahora no han tenido el efecto deseado, con los precios del petróleo cayendo de nuevo a sus niveles previos a la reunión de la OPEP+ en un día de negociación. Si bien los comerciantes de petróleo demostraron muy poca preocupación por los recortes de producción de Arabia Saudita, la AIE advirtió que pronto se producirán precios más altos y que se intensificarán las caídas de acciones en la segunda mitad de 2023. 
     
    La OPEP+ se reinventa para 2024. Además de la promesa unilateral de Arabia Saudita de recortar la producción en 1 millón de b/d, la reunión de la OPEP+ de este fin de semana también formalizó los objetivos de producción del grupo petrolero para 2024, reduciéndolos en 1,4 millones de b/d en comparación con la cuota actual de 40,46 millones. b/d.
     
    EU Winds Down Power Emergency Measures. La Comisión Europea decidió no prolongar las medidas de emergencia para el mercado de generación de energía de la UE, vigentes desde mayo pasado, incluidos los mandatos de reducción de la demanda, límites de ingresos para las centrales eléctricas y límites de precios minoristas. 
     
    Lightning Shutters Refinería de Luisiana. La refinería Lake Charles de 135.000 b/d en Luisiana puede estar cerrada hasta dos meses después de que un rayo cayera sobre uno de sus tanques de nafta y lo incendiara, ya que no opera una unidad FCC y tiene un almacenamiento muy limitado de nafta.  
     
    La Corte Suprema de EE. UU. rechaza el fracking en alta mar. La Corte Suprema de EE. UU. anuló una apelación de la industria del Instituto Americano del Petróleo para revocar una prohibición de 2018 sobre la fracturación hidráulica en aguas federales frente a la costa de California, en línea con el consejo de la Casa Blanca de no tomar el caso.
     
    Chevron cura heridas de 50 años. La petrolera estadounidense Chevron (NYSE:CVX) podría resultar ganadora de unadisputa territorial prolongada después de que Angola y la República Democrática del Congo acordaron dividir el bloque 14 en alta mar que se extiende a ambos lados de las aguas territoriales de ambos países y hacer que el mayor estadounidense opere el proyecto .
     
    Saudi Aramco inicia una campaña topográfica multimillonaria. La compañía petrolera nacional de Arabia Saudita, Saudi Aramco (TADAWUL:2222), firmó un acuerdo multimillonario de prospección sísmica con el gigante sísmico chino BGP, lo que indica que la NOC busca cada vez más aumentar sus reservas de petróleo. 
     
    Exportaciones venezolanas caen por rezagos en procesamiento. Las exportaciones de petróleo de Venezuela han caído un 14 % mes a mes debido a una menor utilización de mejoradores, llegando a 606 000 b/d, pero podrían estar programados para un repunte ya que un cargamento de 2 millones de barriles de condensado iraní, un diluyente clave, está descargando ahora. 
     
    China invierte en polietileno en el extranjero. El consorcio liderado por  Chevron (NYSE:CVX)  que opera el campo petrolero más grande de Kazajstán, Tengiz, firmó un acuerdo con la estatal KazMunayGaz para construir un complejo de separación de gas para etano, que se suministrará a una nueva planta de polietileno construida conjuntamente por Sinopec de China y Sibur de Rusia. .  
     
    Revueltas en Nigeria contra el subsidio al combustible. Las cosas se están calentando en Nigeria cuando los dos principales sindicatos laborales del país anunciaron una huelga para protestar por la eliminación de los subsidios a los combustibles y la triplicación de los costos de la gasolina, solo para que el Tribunal Industrial de Nigeria emitiera una orden judicial que prohíbe la acción industrial. 
     
    Polonia no quiere convertirse en el mayor contaminador de la UE. Considerada como la nación más contaminante de Europa debido a su fuerte dependencia del carbón, Polonia hasta ahora ha estado desafiando las expectativas gracias a la excepcional generación de energías renovables, reduciendo la participación de las plantas de carbón en un 20 % entre enero y mayo.
     
    Los precios del propileno están colapsando en Asia. A medida que las plantas petroquímicas chinas recién puestas en servicio están inundando el mercado, con otra planta de deshidrogenación de propano de 600 000 mtpa que comenzó a funcionar el mes pasado, los precios asiáticos del propileno se han derrumbado a un mínimo de tres años de $ 760 por tonelada métrica.
     
    Las esperanzas de estímulo chino elevan el mineral de hierro. Los precios del mineral de hierro en China se han recuperado a su nivel más alto en seis semanas, con los precios de Dalian subiendo a 760 yenes por tonelada métrica (107 dólares/tm), ya que comenzaron a surgir rumores en el mercado de que Beijing está considerando medidas de estímulo para apoyar su debilitado mercado inmobiliario. 
     
    China duplica los cheques de petroleros. Las administraciones de seguridad marítima en la provincia china de Shandong, una salida clave para el crudo iraní y venezolano, exigen que las agencias navieras divulguen información sobre sus embarcaciones para examinar los petroleros que tienen más de 15 años.
     
    Por Michael Kern para Oilprice.com
  • El mayor precio del petróleo hace bajar el dólar

    El precio del petróleo aumentó por el acuerdo provisional logrado ayer entre los países de la Opep en su reunión informal en Argelia, para recortar la producción en 740 mil barriles diarios, por primera vez en ocho años.
     
    La precaución volvió a prevalecer en la jornada de hoy en los mercados financieros internacionales, motivada por temores acerca de la solidez de la banca europea, sobre todo entre los clientes del Deutsche Bank, en medio de especulaciones sobre retiros de fondos de algunos hedge funds de este banco. La cautela motivó una mayor aversión al riesgo, por el temor de que los problemas de la banca europea contagien al resto de los sistemas financieros alrededor del mundo.
     
    Por este motivo, los inversionistas se alejaron de los activos más riesgosos, como las acciones, sobre todo las de las instituciones financieras y los de las economías emergentes. Debido a ello, los índices de las principales bolsas de los Estados Unidos tuvieron descensos de en sus índices cercanos al 1% diario y la mayoría de las monedas de los países emergentes se depreciaron, con la notable excepción de las de los que exportan petróleo, por el incremento de sus precios.
     
    El precio del petróleo aumentó por el acuerdo provisional logrado ayer entre los países de la Opep en su reunión informal en Argelia, para recortar la producción en 740 mil barriles diarios, por primera vez en ocho años. El acuerdo se deberá ratificar en Viena el 30 de noviembre, cuando se determinará las cuotas por país para hacer efectivo el recorte. En el caso del Brent, el incremento del precio (US$49,57 por barril) fue de 1,8% diario.
     
    El mayor precio del petróleo contribuyó a fortalecer el peso frente al dólar. De esta manera, el precio del dólar hoy se negoció en promedio a $2.880,15 en el mercado interbancario colombiano, lo cual significó una apreciación diaria de 1,2% (o $33,8) de la moneda nacional.
     
    Dinero.com
  • El mercado espera que la OPEP+ mantenga la producción de petróleo sin cambios

    No se espera que la OPEP+ anuncie un cambio en la política de producción de petróleo en la reunión presencial de este fin de semana, dijeron los delegados de la OPEP+ a CNBC antes de la tan esperada reunión.
     
    Es poco probable que el grupo OPEP+ liderado por Arabia Saudita y Rusia acuerden recortes más profundos, dos meses después del impactante anuncio de abril de algunos de los mayores productores de OPEP+ de recortes adicionales para fines de este año, dicen la mayoría de los analistas.  
     
    Sin embargo, son cautelosos en sus predicciones y recuerdan las sorpresas que la OPEP+ ha brindado al mercado a lo largo de los años, especialmente a la luz de la advertencia de la semana pasada del Ministro de Energía de Arabia Saudita, el Príncipe Abdulaziz bin Salman, a los especuladores para que "tengan cuidado".
     
    Según los delegados anónimos de la OPEP+ que hablaron con CNBC el viernes, la alianza no cambiará su política de producción a menos que la demanda en China decepcione en los próximos meses.
     
    Las expectativas de la OPEP y de todos los analistas y pronosticadores son que China impulsará un repunte en la demanda de petróleo en la segunda mitad de este año, ajustando el mercado y apoyando así los precios del petróleo.
     
    Otras fuentes dijeron a CNBC que el grupo OPEP+ se sentiría cómodo con los precios del Brent por encima de los 75 dólares el barril o en el rango de 70 a 80 dólares.
     
    A primera hora del viernes, el crudo Brent cotizaba por encima de los 75 dólares por barril, a 75,68 dólares, un 1,76% más que el día después de que el Senado votara a favor de aprobar un proyecto de ley sobre el techo de la deuda que puso fin a los temores de un impago de la deuda de EE. UU.
     
    Antes de la reunión de la OPEP+, mientras el ministro de energía saudí advierte a los vendedores en corto, Rusia deja entrever que preferiría que la producción del grupo se mantuviera sin cambios.
    El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el viernes que Rusia continúa en contacto con otros productores de la OPEP+, pero se negó a comentar sobre el resultado de la reunión.
     
    El consenso apunta a que no habrá cambios en la política de producción, dijo Saxo Bank en una nota el viernes.
     
    “Sin embargo, dada la reciente diatriba contra los especuladores del ministro de Energía de Arabia Saudita, no se puede descartar nada, y con eso en mente es probable que las posiciones se reduzcan antes del fin de semana”, agregaron los analistas del banco.
     
    Por Michael Kern para Oilprice.com
  • El mercado mundial de crudo regresará al equilibrio en el cuarto trimestre o 2017

    LONDRES (EFE Dow Jones)--Irán espera que el mercado mundial de petróleo se reequilibre en el cuarto trimestre de 2016 o a principios de 2017, informó el miércoles el director de asuntos internacionales de National Iranian Oil Co., Seyed Mohsen Ghamsari.
     
    Durante su comparecencia en una conferencia en Singapur, Ghamsari dijo que Irán ha aumentado su producción hasta 3,8 millones de barriles diarios desde que se retiraron las sanciones y se acerca a su objetivo de 4 millones de barriles.
     
    Se espera que las exportaciones de petróleo de Irán alcancen los 2,2 millones de barriles al día en septiembre, dijo Ghamsari.
     
    Sarah McFarlane y Jenny W Hsu
     
  • El mercado no cree en el acuerdo de las potencias petroleras. El crudo sigue cayendo

    NUEVA YORK (EFE Dow Jones)--Los precios del petróleo perdieron lo ganado el martes y ahora cotizan en territorio negativo debido a que los inversionistas tienen dudas de que el acuerdo preliminar de cuatro de los mayores productores de petróleo del mundo para estabilizar la producción se traduzca en una reducción de la sobreoferta.
     
    El mercado alcanzó a subir un 6% después de que Rusia, Arabia Saudí, Venezuela y Qatar acordaran congelar la producción en los niveles de enero, que son muy altos. Pero la entrada en vigor del acuerdo dependerá de que otros productores se unan al pacto, cosa que los inversionistas y analistas dudan que ocurra.
     
    Hacia medio día, el futuro de marzo del crudo ligero de referencia en Nueva York perdía un 1,19% a US$29,09 por barril y el futuro de abril del crudo Brent de referencia en Londres caía un 2,71% a US$33,09 por barril.
     
    Los cuatro países del acuerdo produjeron conjuntamente unos 23,75 millones de barriles diarios de media en enero, una cantidad que supera el 25% de la producción mundial total. Rusia y Arabia Saudita, en concreto, han registrado máximos históricos de producción, por lo que una simple congelación de la misma no será de mucha ayuda, según varios analistas.
     
    “No creo que esto sirva de nada para combatir el tema fundamental de la sobreoferta”, señaló Edward Bell, analista en Dubai de Emirates NDB.
     
    Por TIMOTHY PUKO
     
    WSJournal.com
  • El oro a la baja, ¿el miedo por la inestabilidad del mercado se ha calmado?

    En picada  Las acciones de la minería de oro han sufrido junto con el metalEn picada Las acciones de la minería de oro han sufrido junto con el metalNUEVA YORK (CNNMoney) - ¿Recuerdan cuando todos pensaban que los precios del oro se elevarían hasta la luna si Donald Trump ganaba las elecciones presidenciales? Casi siempre se espera que el oro se dispare en tiempos de incertidumbre política y Trump era percibido como la incertidumbre en potencia.
     
    Pero al parecer hasta ahí llegó: El oro cayó 1% el lunes a su nivel más bajo desde febrero y ahora está casi 10% debajo desde que Trump venció a Hillary Clinton, una reacción más del mercado financiero que ha confundido a los expertos.
     
    Lee: Cuál es el panorama económico que enfrentará el próximo presidente de EU
     
    Las acciones de la minería de oro han sufrido junto con el metal. Newmont, que se encuentra en el S&P 500, ha caído casi 7% mientras que VanEck Vectors Gold Miners ETF cayó 12%.
     
    Además, los inversionistas han sacado dinero de los fondos mutuos de oro durante las últimas tres semanas, de acuerdo con información de EPFR Global.
     
    ¿Por qué ha cambiado rápidamente la historia?
     
    Los inversionistas ahora se enfocan menos en la noción de que Trump causará un incremento en la volatilidad y más en la expectativa de que apoyado por un Congreso republicano gastará agresivamente en estímulos fiscales que podrían elevar el crecimiento económico de EU.
     
    Si bien es cierto que las tasas de interés mayores y la inflación podrían llegar junto con una economía más fuerte y eso podría derivar eventualmente a un incremento en el oro, los inversionistas parecen apostar a que, a corto plazo, el miedo por la inestabilidad del mercado se ha calmado.
     
    CONFIANZA DE LOS INVERSIONISTAS
     
    Brent Schutte, principal estratega de inversiones de Northwestern Mutual Wealth Management Company, señala que la última información económica desde las elecciones también muestra que la economía estadounidense parece ser estable.
     
    Así que puede que no sea el caso que los inversionistas reevalúen a Trump tanto como reevalúan el estado de las cosas en Estados Unidos en general. “Los inversionistas eran demasiado pesimistas”, dijo Schutte. “La economía estadounidense va mejor de lo esperado. La elección de Trump puede que haya abierto los ojos de los inversionistas también. Pero la información económica es lo que es negativo para el oro”.
     
    JJ Kinahan, estratega principal de mercado en TD Ameritrade, también cree que los inversionistas tienen más confianza sobe la economía estadounidense y global, a pesar de las preocupaciones sobre la imprevisibilidad de Trump (¿Alguien puede hacer que deje de tuitear?) y las preocupaciones sobre Italia.
     
    Recomendamos: Trump, uno de los factores de la caída en los precios del oro
     
    Kinahan dijo que el crecimiento del mercado en general es mala noticia para el oro, ya que es “algo a lo que los inversionistas acuden en tiempos de incertidumbre” y que “parece que la confianza en el mercado continúa en un nivel alto”.
     
    Agregó que si las tasas de la Reserva Federal aumentan como se espera la próxima semana, entonces eso significaría problemas para el oro. Seguramente derivaría en un dólar más fuerte. La combinación de tasas más altas y un dólar más fuerte son “enemigos del metal”, dijo Kinahan.
     
    ¿El oro seguirá hundiéndose en el 2017? Eso dependerá ampliamente de lo que suceda en los mercados más amplios.
     
    Si los inversionistas continúan estrellándose contra las acciones esperando a que el estímulo de Trump en EU impulse la economía y que los gobiernos populistas en Europa no lleven a más caos en el continente, entonces el oro podría perder aún más de su brillo.
     
    Pero si los resultados de las elecciones recientes y las reacciones del mercado frente a ellos nos han enseñado algo es que no hay certeza en la política, la economía mundial y los mercados. 
     
     
    POR: PAUL R. LA MÓNICA
     

     

     
  • El oscuro panorama que tienen los precios del petróleo

    Un acuerdo de limitación a la producción en la Opep parece más lejano y se espera que Trump impulse la explotación de hidrocarburos en Estados Unidos. Foto - Exxon Un acuerdo de limitación a la producción en la Opep parece más lejano y se espera que Trump impulse la explotación de hidrocarburos en Estados Unidos. Foto - ExxonLos precios del petróleo volvieron a caer el lunes a medida que crecía la desconfianza del mercado en un acuerdo para la limitación de la producción prevista por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y otros grandes productores para finales de este mes.
     
    El puntillazo pareció haberlo dado Irán al pedirle oficialmente a la Opep ser excluido de dicho acuerdo, tras haber anunciado un aumento de la producción “más que nunca” desde que se le levantó el embargo en enero, mientras que Irak también se muestra reacio a recortar su producción y los operadores de crudo esquisto en Estados Unidos se alistan para empezar a producir, animados por las políticas de negación del cambio climático del presidente electo Donald Trump y un posible estímulo a la producción nacional de fósiles, como carbón y crudo.
     
    El petróleo Brent cayó en Londres 0,71 por ciento, cerrando a 44,43 dólares, después de haber registrado 43,7 dólares en la jornada; el WTI en Nueva York perdió 0,21 por ciento para cerrar en 43,32 dólares. 
     
    Irán aumenta producción
     
    Irán anunció que su producción aumentó en 210.000 barriles diarios hasta los 3,92 millones de barriles al día en octubre frente al mes anterior, según un informe de la Opep. Esta cifra supone unos 230.000 barriles más de lo que estimaba la organización.
    De la misma manera, la explotación de Arabia Saudí, que habitualmente disminuye en esta época del año, se ha mantenido a niveles récord.
     
    Efecto Trump
     
    Por su parte, los productores de petróleo de esquisto de Estados Unidos están volcando efectivo, plataformas y trabajadores por una moderada confianza en que el sector ha dado vuelta la página tras la elección de Donald Trump como presidente y señales de que la Opep podría recortar su producción.
     
    Una baja de la actividad, provocada por dos años de bajos precios, ayudó a que los productores estadounidenses de esquisto se volvieran más eficientes y adoptaran con mayor rapidez tecnologías que les permiten competir con los sistemas tradicionales. 
    “Estamos comenzado a ver un poco de luz al final del túnel”, dijo Ryan Lance, presidente de ConocoPhillips, el mayor productor independiente de petróleo en Estados Unidos, durante una entrevista la semana pasada. “Cautamente, estamos volviendo a poner capital a trabajar”.
     
    El esquisto de EE. UU. representa un gran problema para la Opep. Si recorta la producción y suben los precios, los productores del país norteamericano van a poder explotar más pozos, y si no recorta la producción, ya aprendieron durante la crisis a reducir costos, tanto que pueden explotar a niveles de 40 dólares el barril, o incluso menos.
     
    Según la firma de investigación Wood Mackenzie, los pozos de esquisto más eficientes pueden ofrecer un rendimiento aceptable a 20 dólares el barril. 
     
    Datos de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos mostraron que la producción de crudo alcanzó un promedio de 8,744 millones de barriles por día en agosto, casi medio millón más de lo que lo que había previsto. 
     
    De acuerdo el Financial Times, el número de plataformas de perforación en el país aumentó en nueve la semana pasada hasta alcanzar 450, la cifra más alta desde febrero, según la compañía de servicios petroleros Baker Hughes. 
     
    Además, la cantidad de plataformas petroleras ha crecido seis por ciento desde que la Opep llegó a un acuerdo preliminar el septiembre, según la firma de análisis NavPort.
     
    “La Opep estaba tratando de apuntalar el precio del petróleo, pero sin querer ayudó a los productores estadounidenses”, afirma Michael Tran, analista de energía de RBC Capital Markets. 
     
    Además, la victoria de Trump trae a la Casa Blanca a un defensor del sector del petróleo y el gas, que eliminaría regulaciones y alentaría el desarrollo de la nueva industria de la energía. Tanto que firmas como Occidental Petroleum Corp, Chevron Corp, Pioneer Natural Resources Co y ConocoPhillips están entre las empresas que han aumentado sus plataformas o se preparan para hacerlo, según medios de ese país.
     
    Los precios del petróleo ganaron alrededor de 16 por ciento en las semanas posteriores a la reunión del 28 de septiembre en Argel, cuando el grupo puso fin a una política de producción sin limites que duraba ya dos años y pactó un recorte de la producción a fin de eliminar la sobreoferta mundial. 
     
    No obstante, desde entonces, los precios han sufrido una corrección por las dudas de que el acuerdo vaya a ejecutarse con éxito en la medida en que miembros clave como Irán e Irak mantienen que no deberían recortar la producción.
     
    EXPERTO PREVÉ ACUERDO
    Los miembros de la Opep deben dejar de pelear por los recortes de producción o corren el riesgo de hacer que la agrupación se vuelva irrelevante para los mercados mundiales, según un analista que predijo el mayor colapso de precios en una generación hace dos años. 
     
    Lo más conveniente para todos los productores es alcanzar un acuerdo que apunte a estabilizar los precios, que ahora son 61 por ciento más bajos que sus máximos de 2014, dijo Gary Ross, presidente ejecutivo de Pira Energy Group. El no implementar un acuerdo podría bajar los precios hasta 35 dólares el barril.
     
     
     
     
  • El petróleo a 100 dólares es malo para la economía (y para la OPEP+)

    Los precios del petróleo han aumentado un 30% desde junio, en gran parte debido a los recortes de producción de Arabia Saudita y Rusia, miembros de la OPEP+.
    Los precios del petróleo crudo están aumentando, impulsados ​​por los fuertes recortes impuestos por Arabia Saudita y Rusia, las principales fuerzas detrás de la OPEP+. Los recortes, implementados por el cártel petrolero para impulsar los precios del petróleo, han sido extremadamente exitosos, con los precios del barril aumentando en un enorme 30% desde junio. Ahora, los precios se acercan cada vez más a la marca de los 100 dólares por barril, e incluso podrían superar esa sagrada y temida métrica tras el reciente anuncio de Rusia y Arabia Saudita de que pretenden extender los actuales recortes voluntarios de  producción  . Históricamente, los altos precios del petróleo no han sido más que buenas noticias para la industria petrolera, incluso cuando causan conflictos en otros sectores. Pero esta vez, podría ser algo demasiado bueno incluso para las grandes petroleras.
     
    Si bien los altos precios del petróleo pueden significar ganancias puras para los sectores petroleros, hay una delgada línea entre estímulo y desincentivo, ya que los altos precios en el surtidor también pueden causar caídas significativas en la demanda a medida que el mercado se tambalea por el impacto de las pegatinas. Por ejemplo, en junio y julio del año pasado, cuando los precios del petróleo alcanzaron un vertiginoso promedio de 110 dólares por barril, la demanda de gasolina en Estados Unidos se  desplomó un 4,1%  en comparación con el mismo período del año anterior, cuando el petróleo se vendía a 70 dólares por barril. barril. Y a medida que esa marca de 110 dólares cayó, también lo hizo el tamaño de la brecha de demanda año tras año, lo que subraya la correlación entre los altos precios del petróleo y la reticencia de los consumidores. 
     
    Y ese efecto refrescante podría ser aún más fuerte este año, ya que las familias en Estados Unidos tienen muchos menos ahorros a los que recurrir y probablemente operarán con un presupuesto significativamente más ajustado. Según el Bank of America Institute, el ahorro promedio de los hogares estadounidenses que ganan entre 50.000 y 100.000 dólares al año se ha reducido a la mitad. Y esa preocupante tendencia a la baja está a punto de exacerbarse para millones de personas cuando se reanuden los pagos de préstamos estudiantiles el próximo mes, lo que representa alrededor de  100 mil millones de dólares al mes  a nivel nacional. 
     
    De hecho, como era de esperar, el aumento de los precios del petróleo ha causado muchos problemas en la Reserva Federal. El aumento de los precios del petróleo fue un factor clave de la recesión en Estados Unidos a mediados de los años 1970, así como a principios de los años 1980 y 1990, cuando los mercados energéticos y los precios en las gasolineras “impulsaron la inflación y robaron a los consumidores poder adquisitivo”. En consecuencia, los temores de recesión están aumentando al mismo tiempo que los crudos índices de referencia. “Los formuladores de políticas estarán en alerta máxima ante un aumento de las expectativas de inflación impulsado por la gasolina en particular, ya que temen que eso pueda conducir a un aumento más amplio de los precios”, informó Bloomberg esta  semana.
     
    "El aumento de los precios del petróleo es la principal preocupación que tengo en este momento", citó a Bloomberg Mark Zandi, economista jefe de Moody's Analytics. “Cualquier cantidad superior a $100 por cualquier período de tiempo y estaremos muy enfermos”. Y es probable que la propia industria petrolera no sea inmune a esta enfermedad.
     
    Si bien el estado del ahorro y la economía de los hogares en Estados Unidos es bastante precario, el impacto total de los inconvenientes de los consumidores se sentirá en realidad en los países en desarrollo,  como es habitual . En contra de las tendencias históricas, el valor del dólar estadounidense no ha hecho más que seguir aumentando junto con los precios del petróleo, ejerciendo una dolorosa presión sobre las economías con monedas más débiles y menores flujos de efectivo que, no obstante, se ven obligadas a comprar petróleo denominado en dólares. Esto tendrá un grave impacto en la economía y los mercados energéticos globales, ya que entre estos países en desarrollo se incluyen los monstruosos mercados de India y China. 
     
    Si bien la marca de 100 dólares no es significativamente distinta desde el punto de vista financiero de, digamos, 99 dólares por barril, tres dígitos tienen una enorme influencia psicológica en los consumidores y en el mercado energético en su conjunto. Por lo tanto, cruzar esa línea causará ondas de choque desproporcionadas en un mercado global frágil y limitado, para el cual la industria energética debería estar preparada en los próximos meses. Afortunadamente, la mayoría de los expertos predicen que la incursión en los tres dígitos será de corta duración, pero el daño causado probablemente tendrá una vida útil más larga. 
     
    Por Haley Zaremba para Oilprice.com
     
  • El petróleo abre al alza y se cotiza en un promedio de US 50,19

    EE. UU. anunció descenso en su inventario de combustible. Foto planta ChevronEE. UU. anunció descenso en su inventario de combustible. Foto planta ChevronLos precios del petróleo abrieron en alza este jueves en Nueva York, con el mercado aún concentrado en las negociaciones con miras a alcanzar una reducción de la producción de los aliados de la Organización de países exportadores de petróleo (Opep) no miembros del cartel. 
     
    Al comienzo de la jornada el precio del barril de WTI, para entrega en enero gana 42 centavos, alcanzando los a 50,19 dólares en el New York Mercantile Exchange.
     
    Baja en el inventario
     
    Las reservas de crudo de Estados Unidos bajaron más de lo esperado en la semana cerrada el 2 de diciembre, según datos del miércoles del departamento de Energía. El inventario de crudo cayó 2,4 millones de barriles, quedando en 485,80 millones.
    La media de los analistas consultados por la agencia Bloomberg esperaba una caída de 1,5 millones de barriles.
     
    Las reservas de gasolina aumentaron 3,4 millones de barriles; cuando los analistas calcularon un incremento de 1,6 millones de barriles Los inventarios de destilados, entre ellos gasoil, kerosene o aceite de calefacción, subieron 2,5 millones.
     
    Los analistas de Bloomberg calcularon que el aumento sería de 2 millones.
     
    Portafolio.co
  • El petróleo alcanza su mayor cotización en tres semanas

    El  petroleo subió a su máximo de las recientes tres semanas, debido a que Irán se ha mostrado optimista frente a que la Opep aceptará un acuerdo de reducción de la oferta, e Irak dijo que ofrecerá nuevas propuestas para ayudar a fortalecer la unidad antes de la proxima reunión en Viena. 

     
    Tanto el Brent como el WTI repuntaron casi 4 por ciento y se ubican en US$48,90 por barril y US$47,49, respectivamente. - plataforma de Repsol - foto cortesiaTanto el Brent como el WTI repuntaron casi 4 por ciento y se ubican en US$48,90 por barril y US$47,49, respectivamente. - plataforma de Repsol - foto cortesiaLos futuros subieron 3,9 por ciento en Nueva York. El ministro del Petróleo iraní, Bijan Namdar Zanganeh, dijo que era "altamente probable" que la Opep logrará un consenso en las conversaciones, según comentarios publicados por el servicio de noticias Shana. 
     
    "Irak hará propuestas para ayudar a llegar a un acuerdo", dijo el ministro del Petróleo, Jabbar Al-Luaibi. Por su parte, Goldman Sachs Group Inc. señaló que era "alcista" con respecto al petróleo en el corto plazo, debido a la probabilidad de un acuerdo. 
     
    El petróleo ha repuntado desde un mínimo de ocho semanas -el 14 de noviembre- conforme los miembros de la Opep hacían renovadas gestiones diplomáticas antes de su reunión del 30 de noviembre para cerrar el pacto sobre la oferta que acordaron informalmente en septiembre. 
     
    El plan del grupo de bajar la producción por primera vez en ocho años se complica por la resolución de Irán de aumentar la producción y el pedido de Irak de una exención para ayudar al país a financiar su guerra contra extremistas islamistas. 
     
    "El flujo de noticias desde la Opep es alentador", dijo Mike Wittner, jefe de investigación del mercado de Societe Generale SA en Nueva York. "Esto podría cambiar rápidamente, pero por ahora el ruido es positivo y apunta a un acuerdo". 
     
    El West Texas Intermediate para entrega en diciembre, que venció el lunes, subió US$1,80 a US$47,49 por barril en el New York Mercantile Exchange. 
    Es el máximo cierre desde el 28 de octubre. El volumen total negociado era 11 por ciento superior al promedio de 100 días. El contrato más activo de enero subió US$1,88, o 4 por ciento, a US$48,24 por barril. 
     
    ALZA DEL MERCADO
     
    El Brent para entrega en enero subió US$2,04, o 4,4 por ciento, a US$48,90 por barril en la bolsa ICE Futures Europe, de Londres. Es también el máximo cierre desde el 28 de octubre. 
     
    El referente global terminó la sesión con una prima de 66 centavos respecto del WTI a enero. Es probable que los miembros de la Opep honrarán el acuerdo y tratarán de ponerlo en acción, dijo el ministro iraní Zanganeh tras reunirse con el secretario general de la Opep, Mohammed Barkindo, en Teherán. 
     
    Las "legítimas demandas" de Irak no deberían considerarse un obstáculo para un entendimiento de congelar la producción, dijo Al-Luaibi. 
    El presidente ruso Vladimir Putin dijo que no veía obstáculos para un acuerdo de la Opep este mes al tiempo que reafirmó que Rusia está dispuesta a congelar la producción de crudo en los niveles actuales. 
     
    Rusia ha agregado más de 400.000 millones de rublos (US$6.000 millones) en ingresos presupuestarios proyectados, basado en las conversaciones sobre producción de este año, según dos funcionarios familiarizados con los cálculos del gobierno.
     
     
    Portafolio.co
     
  • El petróleo alcanza su precio máximo desde mediados de 2015

    El precio del petróleo ha aumentado en 6.5% este lunes, su máximo desde julio de 2015, según reporta la agencia Reuters.

     
    El barril sube luego de que OPEP y otros países productores acordaran reducir la producción de crudo por primera vez en 15 años.El barril sube luego de que OPEP y otros países productores acordaran reducir la producción de crudo por primera vez en 15 años.El petróleo Brent, la principal referencia en mercados internacionales, tuvo un pico de 57.89 dólares por barril, un 50% más alto que hace un año. El crudo estadounidense, por su parte, registró un precio de 53.66 dólares por barril.
     
     
    La noticia se da luego de que la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y otros países productores alcanzaran un acuerdo de recorte en la producción de crudo, cuya extracción había ido en aumento desde 2014.
     
    Este acuerdo, que incluye a países productores no integrados en la OPEP liderados por Rusia, es el primer pacto global de producción de petróleo desde 2001.
     
    Analistas indican que el trato será efectivo siempre y cuando todas las partes involucradas cumplan su palabra.
     
    Reuters - RT
  • El petróleo alcanza un nuevo máximo en 2023

    El precio por barril del petróleo crudo WTI alcanzó los 85 dólares el viernes, el precio más alto hasta ahora este año, ya que la caída de los niveles de inventario asustó al mercado.
    El petróleo crudo WTI alcanzó brevemente los 85 dólares por barril antes de caer a 84,90 dólares alrededor de las 10:00 am, hora del Este. La última vez que el WTI cotizó a un nivel tan alto fue en noviembre de 2022.
     
    Durante el día, el WTI subió 1,33 dólares por barril, o un 1,59%.
     
    El petróleo crudo Brent también subió ese día, 1,05 dólares por barril, o un 1,21%, a 87,88 dólares, también un nuevo récord para 2023.
     
    Un factor importante en el aumento del precio del petróleo crudo es la caída de los inventarios en Estados Unidos, que cayeron otros 10,6 millones de barriles según la Administración de Información Energética para la semana que finalizó el 25 de agosto.
     
    Otro factor que contribuye a los fuertes precios del petróleo es la alianza OPEP+, que incluye a los pesos pesados ​​Arabia Saudita y Rusia. El dúo llegó a un acuerdo sobre recortes de producción, sobre el cual Rusia ha dicho que proporcionará detalles la próxima semana. El mercado está sopesando la probabilidad de que Arabia Saudita o Rusia puedan extender o profundizar sus actuales recortes de producción. La mayoría de los analistas esperan que Arabia Saudita extienda su recorte de producción de 1 millón de bpd hasta octubre.
    Un tercer apoyo a los precios del petróleo es el debilitamiento del dólar, que hace que el petróleo crudo sea más asequible para los que no lo tienen, estimulando así la demanda.
     
    El aumento de precios hará que sea más difícil para la Administración Biden continuar con el laborioso y lento proceso de recargar la Reserva Estratégica de Petróleo del país, que ha crecido en un promedio de 600.000 barriles por semana durante las últimas semanas, después de vaciar 300 millones de barriles de la SPR en los últimos años.
     
    A pesar de los 300 millones de barriles que salen de la SPR y pasan a inventarios comerciales, los inventarios de petróleo crudo (excluyendo los de la SPR) están a más de 100 millones de barriles menos que los niveles de julio de 2020.
     
    Por Julianne Geiger para Oilprice.com
  • El petróleo amplía pérdidas al aumentar la perforación en EE.UU.

    Investing.com – Los precios del petróleo han bajado durante la mañana de la jornada de negociación de este martes en Europa, ampliando las pérdidas de la jornada anterior, ante las preocupaciones acerca de que el aumento de la producción de Estados Unidos pueda perjudicar los esfuerzos de los principales productores para requilibrar el mercado.

    En el New York Mercantile Exchange, el petróleo para entrega en marzo se situó en 52,24 USD por barril, mínimos de la sesión y su cota más baja desde el 23 de enero.

    Finalmente, se situó en 52,36 USD a las 4:15, hora de la costa este (las 10:15 en España).con un retroceso de un 0,55% o 29 centavos tras dejarse en torno a un 1% o 54 centavos la jornada anterior.
     
    Por otra parte, en el ICE Futures Exchange de Londres, el petróleo Brent para entrega en marzo se negoció a 55,05 USD por barril, con un retroceso de en torno a un 0,5% o 27 centavos. Los futuros se desplomaron el lunes en torno a un 0,7% o 38 centavos.
    El petróleo, a la baja por segundo día consecutivo ante el aumento de la perforación en EE.UU. - Plataforma de ExxonEl petróleo, a la baja por segundo día consecutivo ante el aumento de la perforación en EE.UU. - Plataforma de ExxonLos precios del petróleo van camino de cerrar el mes de enero con pérdidas de en torno a un 4% pues la confianza se ha visto lastrada entre las expectativas acerca de un repunte de la producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos y las esperanzas de que dicha superabundancia podría frenar las reducciones de producción anunciadas por los principales productores de petróleo.
     
    La actividad de perforación en Estados Unidos ha aumentado más de un 6% desde mediados de 2016, situándose de nuevo en niveles no registrados desde 2014, cuando la elevada producción de petróleo estadunidense contribuyó al colapso de los precios del petróleo.
     
    Este aumento de la actividad perforadora de Estados Unidos ha provocado preocupaciones en torno a si el actual repunte del petróleo de esquisto de la nación puede desbaratar los esfuerzos de otros productores para requilibrar la oferta y la demanda global de petróleo.
     
    Países productores miembros y no miembros de la OPEP han empezado fuerte a la hora de reducir sus niveles de producción de petróleo en el marco del primer acuerdo de este tipo en más de una década, según han anunciado los ministros de la energía este domingo, pues los productores van a frenar la superabundancia de reservas y respaldar los precios.
     
    El 1 de enero marca el comienzo oficial del acuerdo entre países miembros y no miembros de la OPEP en noviembre del pasado año, incluido Rusia, para reducir la producción en casi 1,8 millones de barriles al día.
     
    El acuerdo, en caso de llevarse adelante, debería reducir las reservas globales de petróleo en torno a un 2%.
     
    Por otra parte, en el Nymex, los futuros sobre gasolina para entrega en marzo apenas registraron variaciones y se mantuvieron en 1,532 USD por galón, mientras que el carburante para calefacción para entrega asimismo en marzo se dejó un 0,4% o 0,7 centavos, hasta 1,617 USD por galón.
     
    Los futuros de gas natural para entrega en marzo se desplomaron un 1,5% o 4,8 centavos hasta 3,184 USD por millón de unidades térmicas británicas.
     
    Investing.com
     
     
  • El petroleo ascendió atento a la reunión de OPEP

    A tres días hábiles del encuentro donde se definirá si hay recortes en la producción,  los futuros del petróleo operaron sin mayores cambios. Chicago y Nymex permanecieron cerrados por feriado.

     
    Foto trabajador de ShellFoto trabajador de ShellLos precios del petróleo operaron  sin mayores cambios antes de la reunión de la próxima semana de la Organización de Países Exportadores de Petróleo para  discutir la implementación de su propuesta de establecer límites a la producción de crudo.                
     
    Los futuros del crudo Brent ganaron 5 centavos, a  u$s 49 por barril. En tanto, el petróleo West Texas Intermediate (WTI) avanzó 2 centavos, a u$s 47,98 por  barril.                
     
    Los operadores dijeron que la actividad de mercado fue baja debido al feriado del Día de Acción de Gracias en Estados  Unidos y que había una renuencia a adoptar grandes apuestas ante la incertidumbre por el posible recorte a la producción de crudo encabezada por la OPEP.                 
     
    El cártel tiene previsto reunirse el 30 de noviembre en Viena para coordinar la reducción acordada en Argelia en septiembre, posiblemente con la cooperación de Rusia, que no es miembro del grupo.                
     
    Rusia podría revisar a la baja sus planes de producción de crudo de 2017 si entra en vigor un congelamiento en la producción global, con una reducción efectiva de entre 200.000 y  300.000 barriles por día (bpd), dijo el jueves el ministro de  Energía de Rusia, Alexander Novak.                 
     
    La OPEP probablemente propondrá que otros productores reduzcan su bombeo en 880.000 bpd durante seis meses a contar del 1 de enero, dijo el ministro de Energía de Azerbaiyán, Natig  Aliyev, según fue citado el jueves por el diario local Respublika.                
     
    No obstante, una fuente de la OPEP informó que el cártel aún no ha realizado una propuesta final a productores fuera del grupo sobre recortes conjuntos a la producción, que serán discutidos por expertos el miércoles 28 de noviembre en Viena.                
     
    La mayoría de los analistas cree que se llegará a algún tipo de recorte de producción, pero no está claro si será suficiente para impulsar a un mercado presionado por un exceso de oferta por más de dos años.    
     
     
  • El petróleo Brent cierra en US$ 62.61 y el de Texas (WTI) sube 0.72%

    LONDRES (Reino Unido).- El barril de petróleo Brent para entrega en enero cerró hoy en el mercado de futuros de Londres en US$ 62.61, un 0.67% más que al término de la sesión anterior. El petróleo intermedio de Texas (WTI) subió un 0.72%.
     
    El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures con un incremento de 0.42 dólares respecto a la última negociación, cuando acabó en 62.19 dólares.
     
    El precio del Brent vivió una jornada volátil, en la que la atención de los inversores continuó centrada en la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el 30 de noviembre en Viena.
     
    Los catorce socios del cártel y varios grandes productores deben decidir entonces si prolongan más allá del primer trimestre del 2018 la estrategia de retirar 1.8 millones barriles diarios del mercado.
     
    Afectó asimismo al precio durante la jornada de hoy la caída de la producción que ha registrado Irak en el último mes como consecuencia de los enfrentamientos con fuerzas kurdas, según los analistas.
     
     
    El petróleo de Texas sube un 0.72%
     
    El petróleo intermedio de Texas (WTI) subió hoy un 0.72% y cerró en 56.83 dólares el barril, a la espera de conocer mañana el estado de las reservas semanales de crudo en EEUU.
     
    Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en enero, que a partir de hoy se toman como referencia, subieron 0.41 dólares respecto con al cierre anterior.
     
    El llamado “oro negro” recuperó posiciones en una jornada en la que no hubo grandes sobresaltos y quedaron a la espera de que el Departamento de Energía publique mañana el estado de las reservas semanales de crudo en el país.
     
    Mientras, los inversores en los mercados de materias primas siguen pendientes de la reunión que se celebrará el próximo 30 de noviembre entre los países de la OPEP y otros productores para ver si expanden los recortes aprobados el año pasado.
     
    Los catorce miembros de la OPEP y sus aliados volverán a reunirse en Viena para revisar el acuerdo que sellaron a finales del 2016 con una vigencia de un año, prolongada por tres meses más en mayo pasado.
     
  • El petróleo cae a casi US$30 el barril

    NUEVA YORK (EFE Dow Jones)--Los precios del petróleo vuelven a registrar caídas porque el repunte del dólar contribuye a que un conjunto de operadores apuesten a que el petróleo seguirá bajando hacia los US$30 por barril.
     
    A principios de la tarde el futuro de febrero del crudo ligero de referencia en Nueva York se dejaba un 3,6% a US$30,26 por barril y el futuro de marzo del crudo Brent de referencia en Londres caía un 3,14% a US$30,88 por barril.
     
    Ambos contratos habían caído previamente a mínimos intradía que no se veían desde hace 12 años para luego comenzar a repuntar en la negociación europea. Los precios del petróleo llevan bajando ininterrumpidamente unos 18 meses debido al exceso de oferta y la abundante producción. Pero en los últimos meses a esos factores se han unido la apreciación del dólar y el desplome de los mercados mundiales de renta variable, especialmente los de China, lo que ha suscitado dudas sobre si la demanda crecerá lo suficientemente rápido como para absorber a la oferta.
     
    El dólar vuelve a ganar terreno. En la tarde, el cruce euro/dólar bajaba un 0,2% a 1,0828. A medida que el dólar se aprecia, el petróleo y otras materias primas denominadas en dólares se vuelven más caras para los que las compran y pagan en otras monedas.
     
    Y lo que es más importante, todos los factores bajistas de la sobreoferta y la ralentización de la economía mundial siguen vigentes, según Stephen Schork, editor de Schork Report, que recuerda que la semana pasada los gestores de dinero crearon posiciones sobre la base de un descenso de los precios del petróleo a su cuarto nivel más bajo en los casi 10 años de datos compilados por la Comisión de Negociación de Futuros de Materias Primas.
     
    El petróleo ha llegado a ganar más de un 1% por la mañana, pero los avances no se han sostenido. Ric Navy, vicepresidente sénior de la correduría de futuros de energía RJ O’Brien & Associates LLC, dijo que se trata simplemente de una “liberación de la presión. Nada más”.
     
    --Kevin Baxter y Jenny W. Hsu contribuyeron a esta nota
     
    Por TIMOTHY PUKO
     
     
    Fuente: WSJournal.com
  • El petróleo cae ante el aumento de inventarios de crudo

    Los precios del petróleo crudo bajaron hoy después de que la Administración de Información Energética  informara  un aumento de inventario de 2,7 millones de barriles para la semana hasta el 12 de abril.
    Esto  se compara  con un aumento significativo de 5,8 millones de barriles durante la semana anterior y un aumento estimado de 4 millones de barriles para la semana hasta el 12 de abril, según  informó  el Instituto Americano del Petróleo el martes.
     
    Al mismo tiempo, la EIA informó de caídas en la gasolina y los destilados medios, que en el momento de escribir este artículo no habían cambiado la dirección de los precios del petróleo.
     
    En gasolina, la autoridad estimó una reducción de inventarios de 1,2 millones de barriles para la semana hasta el 12 de abril, en comparación con un modesto aumento de 700.000 barriles durante la semana anterior.
     
    La producción de gasolina durante el período del informe promedió 9,4 millones de barriles diarios. Esto representó un ligero descenso con respecto a la semana anterior.
     
    En destilados medios, la autoridad estimó una disminución de los inventarios de 2,8 millones de barriles para la semana hasta el 12 de abril. Esto se compara con un aumento de 1,7 millones de barriles durante la semana anterior.
     
    La producción de destilados medios para el período promedió 4,6 millones de barriles en la semana hasta el 12 de abril, casi sin cambios con respecto a la semana anterior.
     
    Mientras tanto, los precios del petróleo ampliaron su caída que comenzaron a principios de esta semana, impulsados ​​por expectativas aparentes de que el riesgo de una interrupción grave del suministro como resultado de la escalada militar en el Medio Oriente es más bien limitado. La estimación de acumulación de inventarios de API también ayudó a presionar los precios.
     
    "Por ahora, la debilidad a corto plazo en los precios del petróleo puede reflejar algunas expectativas de que las tensiones aún pueden estar contenidas y que otro productor de petróleo clave como Arabia Saudita puede intervenir para mitigar cualquier shock de suministro global",  dijo  a Reuters el analista de IG Yeap Jun Rong. el día de hoy.
     
    "Nuestro escenario base es uno en el que las tensiones se mantienen contenidas, evitando un conflicto más amplio que perturbe el suministro de petróleo",  dijo  a Bloomberg el analista de Standard Chartered, Han Zhong Liang, sugiriendo que el riesgo de una escalada parece ser limitado por el momento, lo que ayuda a mantener los precios bajos.
     
    En el momento de redactar este informe,  el crudo Brent  se cotizaba a 89,10 dólares por barril y  el West Texas Intermediate cambiaba de manos a 84,55 dólares por barril, ambos por debajo de la apertura.
     
    Por Irina Slav para Oilprice.com
  • El petróleo cae tras cuatro semanas de ganancias pero aún sigue arriba de los US$80

    Comenzando las operaciones en los mercados de occidente, el Brent se movía entre US$85 y US$86 y el WTI en US$82 y US$83.
    El petróleo perdió terreno después de una cuarta semana de ganancias debido a que el dólar estadounidense se recuperó y los vientos en contra de la demanda contrarrestaron las advertencias de la Agencia Internacional de Energía de precios más altos en el futuro.
     
    Los futuros del West Texas Intermediate (WTI) cayeron incluso por debajo de US$82 el barril el lunes, después de registrar previamente la mayor racha de aumentos semanales desde junio. El retorno del apetito por el riesgo estaba alimentando un repunte del dólar a medida que las acciones subían desde Hong Kong hasta Londres. Las preocupaciones persistentes sobre la inflación mundial y la demanda de productos derivados del petróleo también fueron un factor.
     
    “Claramente, las preocupaciones sobre el crecimiento económico entrecortado y la inflación indomable están limitando los esfuerzos para impulsar los precios al alza”, dijo Tamas Vaga, analista de PVM Oil Associates. “Superar la barrera de los US$90 en Brent será una tarea difícil en un futuro muy cercano”.
     
    La AIE advirtió el viernes que el sorpresivo recorte de producción de la Opep anunciado a principios de este mes conducirá a dolorosos aumentos de precios para los consumidores. Las restricciones al suministro que comienzan en mayo deberían ajustar aún más las perspectivas para la segunda mitad del año, dijo la agencia.
     
    El petróleo se ha recuperado de la crisis bancaria que se extendió por los mercados en marzo y llevó los futuros a un mínimo de 15 meses. La reducción de las reservas de crudo en Cushing, el centro de almacenamiento clave de EE.UU., y las interrupciones en los suministros del Kurdistán iraquí se han sumado al endurecimiento de los mercados mundiales.
     
    “Los recortes de la Opep+ claramente han impulsado los precios”, dijo en una nota Warren Patterson, jefe de estrategia de materias primas de ING Groep con sede en Singapur. "Sin embargo, los márgenes de refinería más débiles son una preocupación, lo que indica una demanda más débil, particularmente para los destilados medios".
     
    Algunas refinerías asiáticas están considerando recortes en el procesamiento de crudo a medida que se reducen los márgenes de ganancias, mientras que hay signos de debilidad en el mercado del diésel que pueden exacerbar las preocupaciones por la desaceleración. Eso podría poner un límite a las ganancias adicionales del precio del petróleo.
     
    “La trayectoria en los próximos días dependerá de la dirección en que soplen los vientos a medida que la temporada de informes del primer trimestre en los EE.UU. esté en pleno apogeo”, dijo Vandana Hari, fundadora de la consultora Vanda Insights. Los operadores también estarán atentos a "lo que dicen los datos del PIB del primer trimestre de China y las apuestas en curso sobre la política de la Fed a medida que se acerca su próxima reunión".
     
    Por Bloomberg.
  • El petróleo cayó un 0,4% a u$s 52,44

    El precio del petróleo WTI bajó un 0,40 % y terminó en 52,44 dólares el barril, en una sesión marcada por noticias que ponen en duda la extensión de un recorte en la producción de crudo acordada por la OPEP, en tanto el barril de petróleo Brent para entrega en junio cerró en el mercado de futuros de Londres en 54,89 dólares, un 1,75 % menos que al término de la sesión anterior.
     
    Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en mayo, los de más próximo vencimiento, bajaron 24 centavos de dólar respecto del cierre de la última sesión.
     
    Los analistas atribuyeron el descenso de hoy a declaraciones de parte de las autoridades saudíes que consideran que es "muy pronto" para hablar sobre la extensión del recorte a la producción decidida por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)
     
    Ese recorte fue decidido en noviembre pasado y entró en vigor a partir de enero, pero próximamente debe ser revisado en la reunión semestral de la OPEP para ver si se extiende hasta que termine el año.
     
    Unido a ello, el grupo bancario Citigroup, en un informe difundido hoy, proyectó que al final de este año el barril de petróleo estará por encima de los 60 dólares. En febrero pasado había calculado que terminaría con un valor de unos 70 dólares.
     
    El Citigroup justificó esa revisión ante la posibilidad de que no sea extendido el acuerdo de la OPEP y al progresivo aumento de la producción de crudo en EEUU, impulsado por la recuperación de los precios después de las fuertes caídas que hubo desde fines del 2014.
     
    El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures con una caída de 0,98 dólares respecto a la última negociación, cuando acabó en 55,87 dólares.
     
    El Brent se depreció ante la expectativa de que aumente la producción petrolífera en Estados Unidos, lo que contrarrestaría el recorte de cuotas acordado a finales de 2016 por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a fin de equilibrar el mercado.
     
    Por su parte, la OPEP informó que el precio de su crudo de referencia abrió la semana a la baja al venderse el lunes a 52,94 dólares por barril, un 0,8 % menos que el viernes.
     
    • Oro
     
    El oro subió un 0,14% a u$s 1.291,90 el martes tras tocar máximos de cinco meses en la sesión previa alentado por la debilidad del dólar frente al yen, las tensiones en torno a Corea del Norte y la elección presidencial de Francia el próximo fin de semana.
     
    El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, confirmó el martes a Japón el compromiso del país norteamericano de contener las ambiciones nucleares y misilísticas de Pyongyang, luego de advertir que los ataques de Washington en Siria y Afganistán demostraron la potencia de su determinación.
     
    El dólar cayó frente al yen después de conversaciones comerciales entre Estados Unidos y Japón, recortando las ganancias obtenidas previamente cuando el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo a Financial Times que tener una divisa fuerte era positivo a largo plazo.
     
    Un dólar más débil vuelve más barato el oro, que cotiza en el billete verde, para los inversores no estadounidenses, y el lingote, considerado un activo seguro, también se beneficia ante situaciones de incertidumbre política.
     
    Los inversores estaban nerviosos antes de la primera ronda de los comicios presidenciales franceses, que se llevará a cabo el domingo. Los sondeos muestran al centrista Emmanuel Macron liderando la primera rueda electoral, apenas delante de la candidata de extrema derecha Marine Le Pen.
     
    "El oro luce francamente atractivo en la coyuntura actual, como apuesta segura en medio de las tensiones geopolíticas en alza y las preocupaciones de cara a las elecciones francesas", dijo Sugandha Sachdeva, jefa de investigación en metales, energía y moneda de Religare Securities.
     
    Ambito.com
     
  • El petróleo cerró con ganancias y aumentó su precio 5 %

    Los precios del petróleo WTI y Brent se ven favorecidos por el conflicto en Yemen. Los precios del petróleo recortaron ganancias después de que el dólar se fortaleció como consecuencia de un sólido dato de empleo en Estados Unidos, luego de tocar mínimos de tres semanas frente al euro.
     
    Los precios del petróleo saltaron un 5 % luego de que Arabia Saudita y sus aliados árabes lanzaron una ofensiva aérea en Yemen.
     
    Dicho acto militar generó temores de un conflicto a gran escala en Oriente Medio que podría interrumpir los suministros globales.
     
    Los precios del referencial Brent cerraron con un aumento de 2,71 dólares (4,8 por ciento) a 59,19 dólares el barril, mientras que el petróleo en Estados Unidos finalizó con un incremento de 2,22 dólares (4,5 por ciento) a 51,43 dólares.
     
    Aviones de combate de Arabia Saudita atacaron a los rebeldes chiíes Houthi que intentan derrocar al presidente de Yemen, en un operativo clave del mayor exportador mundial de petróleo para limitar la influencia de Irán en la región.
     
    La operación no ha afectado las instalaciones energéticas de los principales productores del Golfo Pérsico.
     
    Pero el temor a que el conflicto se extienda aumentó las preocupaciones sobre los cargamentos de crudo que salen de Oriente Medio.
     
    Analistas dudan sobre la posibilidad de una guerra a gran escala y sólo prevén un aumento temporal en los precios del crudo, puesto que aún persiste la inquietud por el marcado exceso de suministro global.
     
    “Muchas veces se puede ver que el mercado reacciona dramáticamente a eventos como este, antes de que las personas empiecen a poner en perspectiva las cosas tras estudiar bien los riesgos que involucra", dijo Phil Flynn, analista de Price Futures Group.  
     
    Los productores árabes del Golfo tienen que enviar sus embarques de crudo a través de la costa de Yemen hasta la cuenca de Adén para llegar hasta el Canal de Suez, un paso clave en la ruta de los cargueros hacia Europa.
     
    Las aguas entre Yemen y Yibuti, un sector conocido como Bab el-Mandeb, tienen menos de 40 kilómetros de ancho y son consideradas por la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA) como un "cuello de botella" para los suministros globales de crudo.
     
    La EIA estimó que 3,8 millones de barriles de petróleo por día pasaron por Bab el-Mandeb en el 2013. 
     
    Agencias - portafolio.co
     
  • El petróleo cerró en alza, pero Libia podría complicar el acuerdo para bajar la producción

    Thunder Horse - Plataforma de BPThunder Horse - Plataforma de BP

    El WTI cerró arriba de los u$s 52 en el Nymex. En Londres, el Brent pasó los u$s 55.

     
     
    Los futuros del petróleo cerraron en alza, en un mercado que busca descifrar cuál será el futuro del acuerdo entre países productores para reducir la producción. El acuerdo viene impulsando los precios al alza, sin embargo, dudas sobre su efectividad, sumadas al fortalecimiento del dólar, han moderado esa tendencia.
     
    En el mercado de Nueva York el barril del ‘light sweet crude’  (WTI) ganó 11 centavos de dólar, hasta los u$s 52,23, en el último día de transacción de los contratos para entrega en enero.
     
    En Londres, el crudo Brent para febrero subió 43 centavos hasta u$s 55,35.
     
    El petróleo subió levemente en un mercado en calma al acercarse las festividades de fin de año.
     
    “La vigorización del dólar debería –teóricamente- debilitar los precios, pero hay confianza en que los productores cumplirán con  las cuotas de producción prometidas”, dijo el analista James Williams de WTRG.
     
    “Creo que hay bastante munición de los dos lados para mantener los precios más o menos estables”, comentó John Kilduff, de Again Capital.
     
    La decisión de una veintena de países petroleros de reducir desde enero la producción continúa alentando las perspectivas de un alivio de la sobreoferta de crudo sobre los precios.
     
    Sin embargo, National Oil Corporation (NOC) de Libia informó que oleoductos clave desde los  yacimientos Sharara y El Feel en la zona oeste del país habían reabierto después de un bloqueo de dos años, allanando el camino para impulsar su bombeo de crudo.                
     
    NOC señaló en un comunicado que espera sumar 175.000  barriles por día (bpd) a la producción nacional el mes que viene, y 270.000 bpd más en los próximos tres meses, lo que pondría en jaque el acuerdo de la OPEP para recortar el suministro mundial de petróleo.
     
    La producción petrolera de Libia se ha visto afectada por conflictos y disputas políticas en los últimos años. El bombeo a nivel nacional recientemente se duplicó a 600.000 bpd, pero sigue muy lejos de los más de 1,6 millones de bpd que el miembro de la OPEP producía antes de la revuelta de 2011.                
     
    Libia y Nigeria fueron eximidos del reciente acuerdo de la OPEP para recortar el bombeo en casi 1,8 millones de bpd.                
     
    Un alza de 270.000 bpd en la producción de crudo de Libia  superaría los recortes al bombeo que prometieron llevar adelante  Irak y Argelia juntos. No obstante, la producción libia sigue  siendo vulnerable por la constante turbulencia política y los  bloqueos de grupos locales en el país del norte de África.
     
     
  • El petróleo comienza el año con ganancias moderadas

    Se espera que los precios del crudo cierren la primera semana del nuevo año con una pequeña ganancia.
    Parece que la primera semana del nuevo año terminará con una ganancia moderada de los índices de referencia del petróleo impulsada por las crecientes tensiones en Medio Oriente y las interrupciones del suministro en Libia.
     
    En Medio Oriente, los hutíes de Yemen continúan atacando barcos en el Mar Rojo, y esta semana también se produjo un ataque con bomba que mató a unas 100 personas en Irán. El ataque fue reivindicado por el Estado Islámico aunque el propio Irán dijo que era una respuesta a su postura sobre la guerra entre Israel y Gaza.
     
    Mientras tanto, al otro lado del Mar Rojo, en Libia, una nueva ola de protestas cerró el yacimiento más grande del país, Sharara, que puede producir hasta 300.000 bpd de crudo. Esto es exactamente lo que lo convierte en un imán para los manifestantes de la zona. En este caso, las protestas se originaron en comunidades locales que exigían más atención gubernamental a la región sureña de Fezzan.
     
    Uno de los manifestantes  dijo  a Reuters que la región "necesitaba desarrollar proyectos y servicios, como una refinería para el suministro de combustible, carreteras pavimentadas, una clínica y empleo para los jóvenes".
     
    Para contrarrestar el efecto alcista de estos acontecimientos, la Administración de Información Energética de EE. UU. informó ayer sobre algunos de los aumentos más sustanciales de inventarios de combustibles, incluso cuando también estimó una caída en las existencias de petróleo crudo por una suma de 5,5 millones de barriles para la última semana de 2023.
     
    Según la EIA, las existencias de gasolina aumentaron cerca de 11 millones de barriles durante la semana navideña, mientras que las existencias de destilados medios aumentaron en 10,1 millones de barriles.
     
    Al mismo tiempo, las actas de la última reunión de la Reserva Federal sugirieron que la inflación finalmente podría haber sido controlada, lo que contribuyó a impulsar los precios al alza, señaló Reuters en un  informe  de hoy. Aunque las actas no contenían textos específicos sobre los recortes de tasas, el tono general fue optimista.
    A las 5:20 horas (CET), el índice de referencia WTI cotiza a 72,90 dólares por barril, un aumento de 0,71 dólares en el día, ganando casi un 1%. El crudo Brent cotizaba a 78,18 dólares, subiendo 0,59 dólares o un 0,76%.
     
    Por Irina Slav para Oilprice.com
     
  • El petróleo da un salto y entra en territorio de mercado alcista

    Los precios del petróleo se dispararon el lunes, completando su mayor auge de tres días desde la invasión de Kuwait por parte de Irak en 1990, debido a las dudas de que el exceso global de crudo sea tan duradero como muchos inversionistas y corredores creen.
     
    La combinación de la producción en aumento y la débil demanda envió a los precios del crudo a sus niveles más bajos en seis años en los últimos meses. Muchos observadores del mercado no esperan que los precios se recuperen sino hasta finales de 2016 o en 2017 debido a los altos niveles de producción de EE.UU. y la Organización de Países Exportadores de Petróleo, sumado al débil crecimiento económico global. El crudo de referencia para EE.UU. cayó por debajo de US$40 el barril la semana pasada por primera vez desde 2009.
     
    Hoy, el petróleo para entrega en octubre saltó US$3,98 o 8,8% a US$49,20 el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York, el precio más alto desde el 21 de julio. Los precios han subido 29% desde su nivel más bajo del año, alcanzado el 24 de agosto.
     
    El lunes, los corredores de crudo encontraron razones para cuestionar sus suposiciones sobre la fortaleza de la producción global. Estadísticas del gobierno de EE.UU. mostraron que la producción del país había sido modestamente exagerada por buena parte del año y un informe de la OPEP generó especulación de que el cartel estaría sugiriendo un posible recorte de producción, al cual se ha resistido Arabia Saudita. Rusia dio señales de que podría tomar medidas para estabilizar los precios y un incendio detuvo parte de la producción en Canadá, el mayor proveedor extranjero de crudo de EE.UU.
     
    Los índices de referencia petrolera de EE.UU. y globales entraron oficialmente a un mercado alcista el lunes, definido como una ganancia de 20% frente a un piso reciente.
     
    Por NICOLE FRIEDMAN
     
    Fuente: WSJournal.com
  • El petróleo de Texas baja un 3,65 % y cierra en 45,88 dólares

    Foto ExxonFoto ExxonEFE - El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó hoy un 3,65 % y cerró en 45,88 dólares, afectado por una toma de beneficios por el fuerte ascenso de la víspera y un nuevo aumento semanal en el número de plataformas que trabajan.
     
    Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en octubre bajaron 1,74 dólares respecto al cierre anterior.
     
    Los expertos atribuyeron el descenso de hoy a la toma de beneficios por el alza del 4,66 % que se registró ayer jueves.
     
    Además, la firma privada Baker Hughes dio cuenta de que el número de plataformas petrolíferas que trabajan en Estados Unidos aumentó esta semana en 7 unidades, hasta 414, el nivel más alto desde febrero pasado.
     
    Durante esta semana, el WTI, el petróleo de referencia en Estados Unidos, acumuló una subida del 3,24 %.
     
    Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en octubre bajaron 6 centavos y cerraron en 1,36 dólares el galón (3,78 litros).
     
    Finalmente, los contratos de gas natural con vencimiento en octubre bajaron 1 centavo y quedaron en 2,80 dólares por cada mil pies cúbicos (28,37 metros cúbicos).
     
    EFE
  • El petróleo de Texas sube un 0,63 % y cierra en 43,30 dólares

    EFE - El precio del petróleo de Texas (WTI) subió hoy un 0,63 % y cerró en 43,30 dólares el barril, ante las nuevas informaciones de que países como Venezuela querrían apostar por la restricción de la producción en la OPEP.
     
    Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en octubre, el mes de referencia, subieron 27 centavos de dólar con respecto al cierre anterior.
     
    El crudo se benefició de las informaciones que tanto Venezuela como otras potencias de la producción petrolera estarían de acuerdo en que la OPEP tomara medidas para frenar la producción y ayudar a poner fin así a una sobre oferta que está haciendo bajar los precios.
     
    Todo ello después que en la última sesión del viernes el "oro negro" siguiera su mala racha después de conocerse que el número de pozos activos en el país había aumentado.
     
    La pasada semana el petróleo de Texas llegó a su nivel más bajo desde mediados de agosto, tras acumular en pocos días un fuerte retroceso del 6,2 %.
     
    Por otro lado, los contratos de gasolina para entrega en octubre cayeron 4 centavos y cerraron en 1,42 dólares el galón, y los de gas natural con vencimiento en ese mismo mes retrocedieron 1 centavo hasta los 2,93 dólares por cada mil pies cúbicos.
     
    EFE
  • El petróleo en alza ayudado por el dólar y pendiente de la Opep

    El petróleo cerró este miércoles en alza ayudado por un debilitamiento del dólar cuando el mercado está expectante ante las discusiones que sostendrá este mes la Opep sobre el futuro 

    En Nueva York el barril de WTI para entrega en octubre subió 67 centavos a US$45,50. En Londres el barril de Brent para entrega en noviembre sumó 72 centavos a US$47,98.

    El dólar fue perdiendo terreno luego de que Estados Unidos dio cuenta el martes de un enlentecimiento de su sector de servicios; pulmón de su economía. Ese dato redujo la expectativa de que a fin de mes la Reserva Federal decida subir las tasas de interés. 
     
    Un dólar más barato facilita a quienes precisan usar esa moneda para abastecerse en el mercado, cuyas transacciones siempre se realizan en billetes verdes. 
     
    A tres semanas de una reunión de países de la Opep en Argelia para discutir el futuro de su oferta, los inversores buscan señales sobre si optarán por al menos congelar la producción y ayudar así recuperar precios que vienen en caída desde hace casi dos años.
     
    El presidente iraní Hassan Rouhani dijo el martes que su gobierno está decidido a ayudar a la estabilización del mercado. Rouhani habló luego de reunirse con el jefe de la Opep Mohammad Sanusi Barkindo. 
     
    "El principal desafío de ellos es convencer al mercado de que su retórica no es vacía", dijo Alex Wijaya de la firma CMC Markets.
     
    Tanto el mayor precio del crudo como la mayor probabilidad de que las tasas de interés permanezcan bajas en los Estados Unidos contribuyeron a fortalecer el peso. Por estas razones, el dólar se negoció hoy en promedio en el mercado spot en Colombia a $2.840,41, lo cual significó una apreciación diaria de 0,6% (o $18).
     
    AFP
  • El petróleo ganó un 1,2% a u$s 54,06, tras tocar en la jornada su mayor valor desde julio de 2015

    El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió hoy un 1,24% y cerró con u$s 54,06 el barril, en medio de señales que reafirman el compromiso de importantes exportadores para recortar sus inventarios de crudo. 
     
    Durante la jornada el WTI llegó a subir un 2,1% a u$s 54,54 el barril, su mayor valor desde julio de 2015.
     
    En tanto, el barril de petróleo Brent para entrega en abril cerró en el mercado de futuros de Londres en u$s 56,66, un 0,85 % más que al término de la sesión anterior.
     
    Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en marzo subieron 66 centavos respecto del cierre de la última sesión, la del viernes, ya que el lunes fue festivo en Estados Unidos.
     
    Los analistas atribuyeron el ascenso de hoy a renovados intentos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para reducir progresivamente el nivel de reservas de crudo para llegar a un precio acorde con el promedio de los últimos cinco años.
     
    El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures con un incremento de 0,48 dólares frente a la última negociación, cuando acabó en u$s 56,18.
     
    El precio del crudo europeo repuntó después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) haya insistido en que mantendrá los esfuerzos por reducir el nivel de sus reservas de petróleo, donde se ha concentrado una parte excesiva de la oferta.
     
    Los trece socios de la OPEP más otros once grandes productores acordaron a finales de 2016 retirar casi 1,8 millones de barriles diarios del mercado a partir de enero a fin de impulsar al alza los precios.
     
    Ambito.com
  • El petróleo ingresa, por ahora, en territorio alcista

    Los precios del petróleo entraron en territorio alcista durante la apertura de los mercados bursátiles en Estados Unidos, lo que completa un giro de 180 grados tres semanas después de haber caído en territorio bajista. Las alzas de los precios responden a una caída de las reservas y a conversaciones de que la OPEP podría imponer un límite a la producción.
     
    El crudo marca ahora un alza de 20% desde que se ubicó por debajo de US$40 el barril el 2 de agosto, la más reciente de una serie de oscilaciones radicales que por dos años han caracterizado el mercado del petróleo. La tendencia alcista se confirmaría si el crudo estadounidense termina la jornada de hoy por encima de US$47,41 el barril y el Brent, la referencia global, por encima de US$50,16. Ambos superaron esa marca temporalmente después de la apertura de los mercados en EE.UU.
     
    El mercado encontró apoyo en los datos publicados el miércoles por el Departamento de Energía de Estados Unidos, que mostraron que las reservas de petróleo se redujeron en 2,7 millones de barriles la semana pasada, mientras que los inventarios de gasolina fueron 2,2 millones de barriles menores.
     
    “Ver que las reservas de gasolina en Estados Unidos caen con solidez durante tres semanas consecutivas ha eliminado parte de la presión bajista en el mercado y, además, están las negociaciones sobre la congelación [de la producción] de la OPEP [Organización de Países Exportadores de Petróleo]”, explicó Bjarne Schieldrop, analista jefe de materias primas en SEB Markets.
     
    Aun así, el fugaz encuentro del Brent con la barrera de los US$50 pone de manifiesto la creciente especulación entre los operadores y los inversionistas de que los pesos pesados de los países productores de petróleo no están comprometidos con limitar su propia producción para impulsar los precios.
     
    Por Sarah McFarlane y Jenny W. Hsu
     
     
    WSJournal.com
  • El petróleo ingresa, por ahora, en territorio alcista

    Foto ChevronFoto ChevronLos precios del petróleo entraron en territorio alcista durante la apertura de los mercados bursátiles en Estados Unidos, lo que completa un giro de 180 grados tres semanas después de haber caído en territorio bajista. Las alzas de los precios responden a una caída de las reservas y a conversaciones de que la OPEP podría imponer un límite a la producción.
     
    El crudo marca ahora un alza de 20% desde que se ubicó por debajo de US$40 el barril el 2 de agosto, la más reciente de una serie de oscilaciones radicales que por dos años han caracterizado el mercado del petróleo. La tendencia alcista se confirmaría si el crudo estadounidense termina la jornada de hoy por encima de US$47,41 el barril y el Brent, la referencia global, por encima de US$50,16. Ambos superaron esa marca temporalmente después de la apertura de los mercados en EE.UU.
     
    El mercado encontró apoyo en los datos publicados el miércoles por el Departamento de Energía de Estados Unidos, que mostraron que las reservas de petróleo se redujeron en 2,7 millones de barriles la semana pasada, mientras que los inventarios de gasolina fueron 2,2 millones de barriles menores.
     
    “Ver que las reservas de gasolina en Estados Unidos caen con solidez durante tres semanas consecutivas ha eliminado parte de la presión bajista en el mercado y, además, están las negociaciones sobre la congelación [de la producción] de la OPEP [Organización de Países Exportadores de Petróleo]”, explicó Bjarne Schieldrop, analista jefe de materias primas en SEB Markets.
     
    Aun así, el fugaz encuentro del Brent con la barrera de los US$50 pone de manifiesto la creciente especulación entre los operadores y los inversionistas de que los pesos pesados de los países productores de petróleo no están comprometidos con limitar su propia producción para impulsar los precios.
     
     
    Por Sarah McFarlane y Jenny W. Hsu
     
     
    WSJournal.com
  • El petróleo inicia la semana al alza

     La referencia WTI ganó US$1,33, mientras que el Brent del mar del Norte repuntó 1,76 dólares.
     
    El petróleo terminó en alza el lunes en Nueva York en un mercado errático que se inclinó finalmente hacia el terreno positivo, con la expectativa de un descenso en la oferta de crudo de Estados Unidos.
     
    La cotización del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en marzo ganó 1,33 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex) a 49,57 dólares.
     
    En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para igual entrega terminó en 54,75 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE), en alza de 1,76 dólares con relación al cierre del viernes.
     
    En Nueva York, los precios ganaron casi 4 dólares la sesión anterior, y oscilaron mucho en esta jornada. El mercado continúa dominado por "la fuerte baja del número de plataformas de perforación" en Estados Unidos, "que impulsa realmente los precios al alza" desde que se anunció a finales de la semana pasada, destacó Mike Lynch, de Strategic Energy and Economic Research.
     
    El grupo de servicios petroleros Baker Hughes informó de una disminución 94 plataformas petroleras en Estados Unidos para el viernes pasado, es "la mayor caída (semanal) desde el comienzo de las estadísticas en 1987", señalaron expertos de Commerzbank. La caída "refuerza la idea de que el mercado alcanzará pronto un equilibrio", destacó Lynch.
     
    Los analistas de Morgan Stanley moderaron esta visión: "La caída del número de pozos puede parecer impresionante, pero cuando miramos las cifras, son los de baja producción que fueron cerrados".
     
    El mercado también consideró una huelga salarial contemplada en nueve importantes refinerías estadounidenses, algunas pertenecientes al grupo británico Royal Dutch Shell.
     
    El mercado espera que la actividad de las refinerías pueden padecer, lo que limitaría la demanda de crudo y pesaría sobre los precios. Además, "eso podría impulsar la compra de productos derivados" más que de petróleo, explicó Tim Evans de Citi.
     
    AFP - Portafolio.co
     
     
  • El petróleo inició la semana sin rumbo claro

    El crudo tipo WTI subió 0,1% y alcanzó los u$s 54,05 por barril. Pero el Brent cayó 0,01% a u$s 55,96. - Plataforma de StatOilEl crudo tipo WTI subió 0,1% y alcanzó los u$s 54,05 por barril. Pero el Brent cayó 0,01% a u$s 55,96. - Plataforma de StatOilLos precios del petróleo abrieron la semana con operaciones mixtas en los principales mercados internacionales de referencia.
     
    El crudo West Texas Intermediate (WTI), referente para el continente americano y que cotiza en el mercado a futuro de Nueva York (Nymex), subió 0,1% y se comercializó a u$s 54,05 el barril en los contratos con entrega en abril próximo.
     
    En tanto, el petróleo Brent del Mar del Norte, que cotiza en el mercado a futuro de Londres (ICE) y es de referencia para el continente europeo, subía 1,05% y se pactaba a u$s 56,58 a mitad de la rueda, pero terminó la jornada en baja (-0,1%) con los contratos con entrega en abril a u$s 55.93.
     
    Los inversores elevaron sus apuestas a un alza de los precios del Brent a un nuevo récord esta semana, superando el nivel de 500.000 lotes por primera vez en la historia, mostraron datos de InterContinental Exchange.
     
    Administradores de patrimonio también aumentaron sus posiciones y opciones en futuros del crudo estadounidense en la semana que terminó el 21 de febrero, dijo el viernes la Comisión del Mercado de Futuros de Materias Primas de Estados Unidos  (CFTC, por su sigla en inglés).
     
    Sin embargo, el optimismo exacerbado de los inversores en los futuros del crudo podría desembocar en decepción y dar paso a una espiral bajista de los precios, según el analista Stephen Brennock de la correduría PVM.                
     
    Entre los riesgos se encuentra el nivel de cumplimiento con el acuerdo de la Organización de Países Exportadores de  Petróleo (OPEP) y de otros productores para reducir los niveles de bombeo en cerca de 1,8 millones de barriles por día (bpd).                
     
    El cumplimiento récord de la OPEP con el acuerdo ha sorprendido al mercado y los mayores rezagados, Emiratos Árabes Unidos e Irak, han prometido ponerse al día con sus objetivos.  
     
    No obstante, durante la semana que terminó el 17 de febrero los productores de Estados Unidos incrementaron su  producción a más de 9 millones de bpd por primera vez desde  abril del 2017, debido a que las empresas del sector están  buscando más crudo, según datos federales.
     
     
    ElCronista.com
  • El petróleo le pone el pie al crecimiento económico mundial

    Antes consideró que los bajos precios impulsarían la demanda; ahora afirma que los efectos han sido al revés.
     
    Foto cortesia  de ChevronFoto cortesia de ChevronEl Fondo Monetario Internacional reconoció que la caída de los precios del petróleo, en alrededor de 70 dólares desde junio de 2014 a la fecha, no ha conseguido dar el impulso previsto en la economía mundial, debido a que en esta ocasión su baja coincide con un entorno en donde los bancos centrales ya no pueden bajar más las tasas para estimular la reactivación, debido a que ya tienen el costo del dinero cercano a cero y con riesgos de deflación en muchos países desarrollados.
     
    En un análisis denominado Oil Prices and the Global Economy: It’s Complicated, precisan que los bajos precios del petróleo no han dado el impulso al crecimiento global previsto debido a que tienden a bajar más los costos de producción y la inflación, pero esto ocasiona que las tasas, que ya están cercanas a cero, incluso suban en términos reales, lo que comprime la demanda.
     
    Bancos centrales
    Por lo anterior, el FMI considera que los grandes bancos centrales tienen poca o nula capacidad para bajar más sus tasas y estimular el crecimiento y combatir las presiones deflacionarias. “Creemos que, paradójicamente, los beneficios globales de los bajos precios probablemente aparezcan sólo cuando los precios se hayan recuperado algo y las economías avanzadas hayan hecho progresos remontando el actual panorama de bajas tasas de interés”, agregan.
     
    “La ampliamente anticipada inyección para la economía global todavía tiene que materializarse”, enfatizan.
     
    Advierten que los persistentes bajos precios del petróleo complican la conducción de la política monetaria, donde el episodio actual de los precios históricamente bajos podrían encender una variedad de desajustes incluyendo impagos corporativos y soberanos y dislocaciones que pueden alimentar un regreso al nerviosismo de los mercados.
     
    Señalan que la posibilidad de esta retroalimentación negativa hace más urgente el apoyo de la demanda por parte de los países.
     
    Contraste
    El FMI había señalado meses atrás que el descenso en los precios supondría un importante apoyo para la recuperación económica. Teóricamente, una caída del precio del crudo conlleva unos menores costos de producción, mayores contrataciones y menor inflación.
     
    Sin embargo, el FMI dice:
     
    este canal sufre un problema cuando los bancos centrales no pueden bajar más las tasas de interés. Entonces, la menor inflación provoca que suban las tasas reales (ajustados por los precios), se comprima la demanda y se desacelera cualquier alza en la producción y el empleo”.
    Se prevé que en su próxima reunión anual de mediados de abril, el FMI revise a la baja el crecimiento global, actualmente en 3,4%.
     
    Excelsior.com.mx
  • El petróleo oscila; los mercados evalúan las noticias de la OPEP y de EE.UU.

    El petróleo oscila; los mercados evalúan las noticias de la OPEP y de EE.UU.El petróleo oscila; los mercados evalúan las noticias de la OPEP y de EE.UU.Investing.com – Los precios del petróleo han oscilado entre pérdidas y ganancias durante la jornada de negociación de este lunes en Europa, pues el mercado evalúa el aumento de la actividad perforadora de Estados Unidos frente a los esfuerzos de los principales productores para reducir la superabundancia.
     
    El contrato de junio del petróleo del West Texas Intermediate de Estados Unidos se dejó en torno a un 0,1% o 6 centavos hasta negociarse a 49,74 USD por barril a las 9:20 horas (CET).
     
    Por otra parte, en el ICE Futures Exchange de Londres, el petróleo Brent para entrega en agosto se negoció a 52,46 USD por barril, con un retroceso de 5 centavos.
     
    Los volúmenes de negociación probablemente seguirán siendo escasos pues los mercados de Estados Unidos permanecerán cerrados este lunes con motivo de la festividad del Día de los Caídos, y los mercados del Reino Unido también estarán cerrados.
     
    Los ministros del petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros de los principales productores como Rusia han acordado ampliar sus reducciones de producción en 1,8 millones de barriles al día hasta finales del primer trimestre de 2018.
     
    Aunque esta decisión de la OPEP estaba prevista, algunos inversores del mercado del petróleo habían esperado que los productores acordaran también un aumento de los niveles de las reducciones para recortar también el suministro de crudo y frenar la superabundancia.
     
    Hasta ahora, el acuerdo de reducción de la producción ha tenido poco impacto en los niveles de reservas a escala mundial, debido al aumento del suministro por parte de los productores no participantes en el acuerdo como Libia y el imparable aumento de la producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos.
     
    Según datos de este viernes del proveedor de servicios petroleros Baker Hughes, se ha producido un aumento de la actividad perforadora de Estados Unidos por decimonovena semana consecutiva, la mayor racha de subida registrada hasta la fecha, lo que implica que se avecina otro aumento de la producción de la nación.
     
    Esto sitúa el recuento total en 722, ampliándose la recuperación de la actividad perforadora que dura ya 11 meses hasta máximos de abril de 2015.
     
    Mientras, en el Nymex, los futuros sobre gasolina para entrega en julio bajaron 0,2 centavos hasta 1,623 USD por galón, mientras que el carburante para calefacción para entrega asimismo en junio apenas registró variaciones y se situó en 1,566 USD por galón.
     
    Los futuros de gas natural para entrega en junio se desplomaron 7,8 centavos hasta 3,232 USD por millón de unidades térmicas británicas.
     
     
  • El petróleo podría subir más de lo esperado este año

    Los precios del petróleo se han estado fortaleciendo en las últimas semanas. La tendencia no es de proporciones particularmente notables, con el Brent todavía estancado en los bajos 80 dólares y el West Texas Intermediate rondando los 80 dólares por barril.
    Sin embargo, esto podría cambiar más adelante este año, según ha predicho el estratega petrolero global de Morgan Stanley, Martijn Rats. De hecho, los precios podrían aumentar tan bruscamente que podrían tomar a algunos por sorpresa.
     
    "Existe la opinión en el mercado de que los productores no pertenecientes a la OPEP pueden satisfacer todo el crecimiento de la demanda este año y, por lo tanto, no hay mucho espacio incremental para el petróleo de la OPEP y eso significa que se depende de los continuos recortes de la OPEP",  dijo Rats  a CNBC. semana.
     
    Sin embargo, la realidad real ha demostrado ser un poco diferente de esa percepción, dijo el analista, diciendo a CNBC que “Por el lado de la oferta, estamos viendo una desaceleración en el esquisto estadounidense, hemos visto un comienzo tambaleante en Brasil [y] Hemos visto un comienzo tambaleante en Canadá. Esperábamos que los inventarios aumentaran, pero en lo que va del año se han mantenido bastante estables. Si en el primer trimestre los inventarios se mantienen estables, es posible que se reduzcan de manera bastante significativa durante el período de verano”.
     
    Curiosamente, la Administración de Información Energética revisó esta semana al alza su pronóstico para el crecimiento de la producción de petróleo de Estados Unidos este año, pero ajustó a la baja sus perspectivas de producción global. La EIA también revisó su pronóstico del precio del petróleo sobre esa base, y ahora espera que el Brent y el WTI terminen el año con una nota más alta de lo esperado anteriormente.
     
    "El menor crecimiento contribuye a caídas significativas en el inventario mundial de petróleo en nuestro pronóstico para el segundo trimestre de 2024 (2T24)", dijo la EIA   en su último Perspectiva Energética a Corto Plazo, sugiriendo que el ajuste del mercado que Rats de Morgan Stanley anticipa podría llegar antes. que más tarde.
     
    Esto ciertamente sorprendería a muchos que consideran que el mercado petrolero está bien abastecido, sobre todo debido a una serie de pronósticos que apuntan a una demanda más débil de China, el mayor impulsor de la demanda de petróleo en el mundo. Esta percepción de debilidad de la demanda contribuyó al movimiento dentro del rango de los precios del petróleo durante gran parte del año pasado, a pesar de que el mercado físico en realidad mostró una demanda récord del mayor importador mundial del producto básico en términos absolutos.
     
    Las preocupaciones sobre la economía global también sirvieron para alimentar esta percepción de que los precios del petróleo tienen un potencial alcista limitado. Esta preocupación ha tenido una base más sólida, ya que muchos países luchan por recuperarse del confinamiento pospandemia y otros, especialmente en Europa, se tambalean por una crisis energética que comenzó a finales de 2021 y que realmente recibió un impulso en 2022.
    Sin embargo, esta actitud también puede estar cambiando. La OPEP, en su último informe sobre el mercado petrolero,  expresó  una nota de optimismo sobre el crecimiento económico, revisando su pronóstico para este año entre un 0,1% y un 2,8%. El FMI fue aún más  optimista  el mes pasado cuando revisó su propio crecimiento del PIB global para este año al 3,1%, una revisión al alza del 0,2% con respecto a su proyección anterior.
     
    Esta es la razón por la que la OPEP reiteró su expectativa de un fuerte crecimiento de la demanda de petróleo este año, de más de 2,2 millones de barriles diarios, incluso cuando la Agencia Internacional de Energía sigue reduciendo sus propias proyecciones de demanda.
     
    De hecho, en un entorno donde la percepción dominante es que, primero, se debilita el crecimiento de la demanda china; segundo, Europa en crisis económica; y tres, la transición energética, es fácil suponer que los precios del petróleo seguirán débiles. Esta suposición, como muchas otras, puede resultar bastante errónea y ofrecer una desagradable sorpresa a quienes apuestan dinero en ella.
     
    En este momento, los precios están aumentando luego de una serie de ataques con drones por parte de Ucrania a refinerías rusas, lo que generó preocupación sobre la seguridad del suministro de combustible. También recibieron un impulso de otra ronda de retiros de inventarios de combustible en Estados Unidos, lo que sugiere un fortalecimiento de la demanda. El impulso temporal podría extenderse a medida que nos acercamos al inicio de la temporada de conducción, y las ventas de vehículos eléctricos parecen estar creciendo más suavemente que el año pasado. Podría extenderse y fortalecerse hasta tal punto que podría provocar una especie de shock.
     
    Por Irina Slav para Oilprice.com
  • El petróleo repunta aunque persiste el escepticismo acerca de los recortes

    El petróleo repunta aunque persisten las dudas acerca de las reduccionesEl petróleo repunta aunque persisten las dudas acerca de las reduccionesLos precios del petróleo han subido este martes tras sufrir durante la jornada pasada su mayor caída intradía de las últimas seis semanas ante las dudas suscitadas en torno a la implementación del acuerdo de reducción de la producción de petróleo por parte de los principales productores.
     
    En el ICE Futures Exchange de Londres, el petróleo Brent para entrega en marzo se negoció a 55,14 USD por barril a las 9:25, hora de Londres (las 15:25 en España), tras desplomarse el lunes casi un 4% o 2,16 USD.
     
    Mientras, en el New York Mercantile Exchange, el petróleo para entrega en febrero se situó en 52,17 USD por barril, con un avance del 0,4% o 21 centavos. Los precios del petróleo de Estados Unidos se desplomaron un 3,8% o 2,03 USD durante la jornada anterior.
     
    El 1 de enero marca el comienzo oficial del acuerdo entre países miembros y no miembros de la OPEP en noviembre del pasado año, incluido Rusia, para reducir la producción en casi 1,8 millones de barriles al día.
     
    El acuerdo, en caso de llevarse adelante, debería reducir las reservas globales de petróleo en torno a un 2%.
     
    Sin embargo, algunos traders siguen siendo escépticos en cuanto a que los recortes acordados se materialicen tal y como se espera en los mercados.
    Hay también algunas preocupaciones en el mercado en cuanto al aumento de la producción en Libia y Nigeria, a los que se les permitió elevar su producción como parte del acuerdo de la OPEP.
     
    Los aumentos de la producción de Estados Unidos también son centro de todas las miradas. El proveedor de servicios petroleros Baker Hughes dijo el viernes pasado que el número de plataformas de perforación de petróleo de Estados Unidos aumentó en 4 hasta 529 la semana pasada, la décima subida semanal consecutiva y su cota más alta en casi un año.
     
    Algunos analistas han advertido de que el reciente repunte de los precios podría ser contraproducente, ya que anima a los productores de esquisto de Estados Unidos a perforar más, lo que contribuye a las preocupaciones acerca del exceso de oferta mundial.
     
    Por otra parte, en el Nymex, los futuros sobre gasolina para entrega en febrero se apuntaron un alza de 0,9 centavos o un 0,6% hasta 1,577 USD por galón, mientras que el carburante para calefacción para entrega asimismo en febrero subió un 0,3% o 0,5 centavos, hasta 1,642 USD por galón.
     
    Los futuros de gas natural para entrega en febrero subieron un 1,7% o 5,2 centavos hasta 3,155 USD por millón de unidades térmicas británicas tras caer el lunes un 5% hasta registrar mínimos de siete semanas, ya que las previsiones acerca de unas temperaturas más moderadas en enero sustituyeron a aquéllas que auguraban mal tiempo.
     
     
    Investing.com
     
  • El petróleo se desploma ante el posible aumento de las reservas de EE.UU.

    Los precios del petróleo han bajado durante la mañana de la jornada de negociación de este miércoles en Norteamérica, revirtiendo las ganancias de la jornada anterior, ante la especulación en torno a que los datos semanales sobre reservas, previstos para el transcurso de la jornada, indicarán un aumento de las reservas de Estados Unidos por cercera semana consecutiva.
     
    En el New York Mercantile Exchange, el petróleo para entrega en marzo se situó en 52,73 USD por barril, con un retroceso de en torno a un 0,9% o 45 centavos a las 8:30, hora de la costa este (las 14:30 en España) tras avanzar el día anterior un 0,85% o 43 centavos.
     
    Mientras, en el ICE Futures Exchange de Londres, el petróleo Brent para entrega en marzo se negoció a 54,95 USD por barril, con un retroceso de un 0,9% o 49 centavos. Los precios del Brent que se negocian en Londres subieron el martes en torno a un 0,4% o 21 centavos.
     
    La Administración de Información Energética de Estados Unidos publicará su informe semanal sobre reservas de petróleo a las 10:30, hora de la costa este (las 16:30 en España) ante las expectativas de los analistas que apuntan a un descenso de 2,8 millones de barriles.
     
    Todo apunta a que las reservas de gasolina habrán aumentado en 498.000 barriles, mientras que las reservas de productos destilados, que incluyen el carburante para calefacción y el diésel, habrán descendido en 970.000 barriles.
     
    Tras el cierre de los mercados este martes, el Instituto Americano del Petróleo anunció un aumento de 2,9 millones de barriles de las reservas de crudo durante la semana que concluía el pasado 20 de enero.
     
    El informe indicaba también un aumento de 4,8 millones de barriles de las reservas de gasolina, mientras que se ha producido un aumento de los destilados de 2,0 millones de barriles.
     
    Los futuros se han estado moviendo en un estrecho rango en torno a mínimos de 50 USD durante el mes pasado pues la confianza de los mercados del petróleo se ha visto zarandeada entre las expectativas de un repunte de la producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos y las esperanzas de que las reducciones de la producción anunciada por los principales productores pueda frenar la superabundancia de reservas.
     
    Según el proveedor líder de servicios de yacimientos de petróleo Baker Hughes, la producción de petróleo de los yacimientos activos de Estados Unidos aumentó en 29 hasta un total de 551 durante la última semana, su mayor subida semanal en casi cuatro años.
     
    La actividad de perforación en Estados Unidos ha aumentado más de un 6% desde mediados de 2016, situándose de nuevo en niveles no registrados desde 2014, cuando la elevada producción de petróleo estadunidense contribuyó al colapso de los precios del petróleo.
     
    Estos datos Estos datos contribuyeron a las preocupaciones en torno a si el actual repunte de la producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos puede desbaratar los esfuerzos de otros productores para requilibrar la oferta y la demanda global de petróleo.
     
    Países productores miembros y no miembros de la OPEP han empezado fuerte a la hora de reducir sus niveles de producción de petróleo en el marco del primer acuerdo de este tipo en más de una década, según han anunciado los ministros de la energía este domingo, pues los productores van a frenar la superabundancia de reservas y respaldar los precios.
     
    Los ministros anunciaron que los productores miembros y no miembros de la OPEP ya han retirado del mercado 1,5 millones de barriles al día de los cerca de 1,8 millones que se indicaban en el acuerdo.
     
    El 1 de enero marca el comienzo oficial del acuerdo entre países miembros y no miembros de la OPEP en noviembre del pasado año, incluido Rusia, para reducir la producción en casi 1,8 millones de barriles al día.
     
    El acuerdo, en caso de llevarse adelante, debería reducir las reservas globales de petróleo en torno a un 2%.
     
    Por otra parte, en el Nymex, los futuros sobre gasolina para entrega en febrero se dejaron un 1,4 centavos o un 0,9% hasta 1,543 USD por galón, mientras que el carburante para calefacción para entrega asimismo en febrero se desplomó un 1,6% o 2,5 centavos, hasta 1,616 USD por galón.
     
    Los futuros de gas natural para entrega en febrero subieron en torno a un 0,2% o 0,6 centavos hasta 3,301 USD por millón de unidades térmicas británicas.
  • El petróleo se dispara a la espera de los datos sobe reservas de EE.UU.

     Los precios del petróleo registraron máximos de dos semanas durante la mañana de la jornada de negociación de este miércoles en Europa, ampliando las ganancias de la jornada anterior, pues los actores del mercado aguardaban la publicación de los datos sobre reservas de petróleo y productos refinados, mientras que el nuevo optimismo en torno a una reducción de la producción por parte de los mayores productores seguía alimentando la confianza.
     
    El petróleo del New York Mercantile Exchange para entrega en diciembre se negoció a 46,18 USD por barril, máximos intradía y su cota alta baja desde el 2 de noviembre. Finalmente, se situó en 45,95 USD a las 2:55, hora de la costa este (las 8:55 en España), tras haberse disparado un 5,75% durante la jornada anterior, su mayor subida porcentual de los últimos siete meses.
     
    Por otra parte, en el ICE Futures Exchange de Londres, el petróleo Brent para entrega en enero se negoció a 47,12 USD por barril, avanzando un 0,36% o 17 centavos tras haber subido hasta 47,37 USD, máximos de dos semanas. El Brent se había disparado un 5,67% durante la jornada anterior.
     
    La Administración de Información Energética de Estados Unidos publicará su propio {{ecl-75||informe semanal sobre reservas de petróleo a las 10:30, hora de la costa este (las 16:30 en España). ante las expectativas que apuntan a un aumento de 1,480 millones de barriles.
     
    Todo apunta a que las reservas de gasolina habrán descendido en 416,000 barriles, mientras que las reservas de productos destilados, que incluyen el carburante para calefacción y el diésel, habrán descendido en 1,729 millones de barriles según los analistas.
     
    Tras el cierre de los mercados este martes, el Instituto Americano del Petróleo anunció un aumento de 3,65 millones de barriles de las reservas de crudo durante la semana que concluía el pasado 11 de noviembre, muy por encima de las expectativas del mercado.
     
    El informe indicaba también un descenso de 160.000 barriles de las reservas de gasolina, mientras que los destilados han aumentado inesperadamente en 3,0 millones de barriles.
     
    Mientras, los traders del petróleo seguían sopesando las perspectivas en cuanto a una producción coordinada entre los principales productores de petróleo del mundo.
    Es probable que se convoque una reunión informal de miembros de la OPEP en la capital catarí, Doha, este viernes para llegar a un acuerdo en torno a las decisiones que el grupo ha tomado durante el mes de septiembre, según declaraciones de una fuente argelina del sector de la energía.
     
    Los precios se dispararon el martes tras conocerse que varios miembros de la OPEP están efectuando un último intento de salvar las diferencias entre los principales productores del cártel.
     
    El grupo petrolero llegó a un acuerdo el pasado septiembre en Argelia para limitar la producción hasta un rango de entre 32,5 y 33,0 millones de barriles al día. Sin embargo, el grupo petrolero de 14 miembros ha declarado que va a esperar hasta la reunión oficial que se celebra en Viena el próximo 30 de noviembre para anunciar su decisión.
     
    El cártel extrajo 33,64 millones de barriles de petróleo al día en octubre. Estas cifras contribuyen al escepticismo en torno a la implementación del acuerdo propuesto por la OPEP para limitar la producción.
     
    La posibilidad de que los productores puedan salir con las manos vacías tras la próxima reunión enturbia las previsiones después de que Irak, Irán, Nigeria y Libia anunciaran que puede que no participen en el acuerdo de reducción de la producción propuesto. La postura de Rusia no está clara, lo que también alimenta la inquietud.
     
     
    investing.com
  • El petróleo se dispara a pesar de los dispares datos de reservas de EE.UU.

    El petróleo, al alza aunque lastrado por la incertidumbre en torno al acuerdo de la OPEP -Foto  Planta de ChevronEl petróleo, al alza aunque lastrado por la incertidumbre en torno al acuerdo de la OPEP -Foto Planta de ChevronInvesting.com – Los futuros sobre el petróleo de Estados Unidos se han disparado este viernes pues, a pesar de la noticia del aumento de las reservas de petróleo la nación, se ha anunciado un descenso de las reservas de gasolina y productos destilados.
     
    Los futuros sobre el petróleo para entrega en noviembre se negociaron a 51,01USD por barril, avanzando un 1,15 %, no muy apartado de los máximos de cuatro meses registrados el lunes en 51,60 USD por barril
     
    En el ICE Futures Exchange de Londres, el contrato de noviembre de petróleo Brent se negoció a 52,42 USD por barril, avanzando un 0,73%, a poca distancia de los máximos de un año registrados el lunes en 53,73 USD.
     
    La Administración de Información Energética de Estados Unidos anunció el jueves que las reservas de petróleo aumentaron por primera vez en seis semanas en 4,9 millones de barriles durante la semana que concluía el pasado 7 de octubre hasta un total de 474 millones de barriles.
     
    El informe indicaba también un descenso de 3,7 millones de barriles de las reservas de productos destilados, que incluyen el carburante para calefacción y el diésel, y un aumento de 1,9 millones de barriles de las reservas de gasolina.
     
    Mientras, los analistas del mercado sigues siendo escépticos ante el reciente acuerdo de la OIPEP, y se cuestionan cómo se implementaría tal plan.
    La Organización de Países Exportadores de Petróleo llegó a un acuerdo para limitar la producción hasta un rango de entre 32,5 y 33,0 millones de barriles al día durante las conversaciones mantenidas al margen de la conferencia energética de Argelia el mes pasado.
     
    Por otra parte, la OPEP anunció el miércoles que su producción de petróleo aumentó en septiembre hasta máximos de ocho años, y señaló una ampliación del superávit para el año que viene.
     
    Los precios del petróleo podrían también seguir sometidos a una gran presión debido al fortalecimiento del dólar, que se vio impulsado después de que las actas de la reunión de septiembre sobre política monetaria de la Reserva Federal publicadas el miércoles indicaban que varios miembros votantes del comité de política monetaria creen que la subida de los tipos está garantizada “relativamente pronto” si la economía sigue recuperándose.
     
    Los precios del petróleo suelen debilitarse cuando la divisa estadounidense sube, pues se abaratan las materias primas denominadas en dólares de cara a titulares de otras divisas.
     
     
    Investing.com
  • El petróleo se recupera del susto inicial por la victoria de Trump

    plataforma de Shellplataforma de ShellInvesting.com.- Donald Trump se ha impuesto a Hillary Clinton en las elecciones estadounidenses, lo que ha provocado caídas en el precio del petróleo. Unas caídas, que, con el paso de las horas, han ido a menos.
     
    A esta hora, el barril de crudo West Texas pierde un 0,16%, hasta los 44,91 dólares, mientras que el barril Brent baja un 0,35%, hasta los 45,88 dólares.
     
    Los datos del Instituto Americano de Petróleo mostraron ayer martes una subida en los inventarios de petróleo de 4,4 millones de barriles. Hoy conoceremos los datos oficiales de la Agencia para la Administración de la energía.
     
    Los inversores todavía albergan dudas acerca de la capacidad de la OPEP de llevar a cabo un recorte en la producción hasta 32,5 y 33 millones de barriles diarios. La reunión del cártel se celebrará el próximo 30 de noviembre en Viena.
     
    La victoria de Donald Trump ha provocado caídas para el dólar, aunque a esta hora las pérdidas se reducen hasta el medio punto porcentual. Recordamos que un dólar bajista apoya la demanda de oro negro.
     
    Investing.con
  • El petróleo se recupera, con todos los ojos clavados en en los recortes de producción

    Trabajador de Shell - Foto CortesiaTrabajador de Shell - Foto CortesiaLos precios del petróleo han subido durante la mañana de la jornada de negociación de este martes en Europa, revirtiendo las pérdidas registradas durante la jornada anterior, ante los continuos indicios de que los principales productores de petróleo se ceñirán a su promesa de reducir la producción.
     
    El ministro del petróleo de Irak anunció el lunes que las principales empresas petroleras que operan en su territorio están participando de las reducciones de producción acordadas como parte del pacto entre miembros y no miembros de la OPEP para contribuir al equilibrio del mercado.
     
    En el ICE Futures Exchange de Londres, el petróleo Brent para entrega en marzo se negoció a 55,75 USD por barril a las 8:10, hora de Londres (las 9:10 en España), con un avance de en torno a un 1% o 53 centavos.
     
    Por otra parte, en el New York Mercantile Exchange, el petróleo para entrega en marzo se situó en 53,22 USD por barril, con un avance de en torno a un 0,9% o 45 centavos.
     
    El petróleo de Estados Unidos se desplomó el lunes un 0,9% o 47 centavos pues las expectativas acerca del aumento de la producción de Estados Unidos lastraban el mercado.
     
    Según el proveedor líder de servicios de yacimientos de petróleo Baker Hughes, la producción de petróleo de los yacimientos activos de Estados Unidos aumentó en 29 hasta un total de 551 durante la última semana, su mayor subida semanal en casi cuatro años.
     
    La actividad de perforación en Estados Unidos ha aumentado más de un 6% desde mediados de 2016, situándose de nuevo en niveles no registrados desde 2014, cuando la elevada producción de petróleo estadunidense contribuyó al colapso de los precios del petróleo.
     
    Estos datos Estos datos contribuyeron a las preocupaciones en torno a si el actual repunte de la producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos puede desbaratar los esfuerzos de otros productores para requilibrar la oferta y la demanda global de petróleo.
     
    Países productores miembros y no miembros de la OPEP han empezado fuerte a la hora de reducir sus niveles de producción de petróleo en el marco del primer acuerdo de este tipo en más de una década, según han anunciado los ministros de la energía este domingo, pues los productores van a frenar la superabundancia de reservas y respaldar los precios.
     
    Los ministros anunciaron que los productores miembros y no miembros de la OPEP ya han retirado del mercado 1,5 millones de barriles al día de los cerca de 1,8 millones que se indicaban en el acuerdo.
     
    El 1 de enero marca el comienzo oficial del acuerdo entre países miembros y no miembros de la OPEP en noviembre del pasado año, incluido Rusia, para reducir la producción en casi 1,8 millones de barriles al día.
     
    El acuerdo, en caso de llevarse adelante, debería reducir las reservas globales de petróleo en torno a un 2%.
     
    Los futuros se han estado moviendo en un estrecho rango en torno a mínimos de 50 USD durante el mes pasado pues la confianza de los mercados del petróleo se ha visto zarandeada entre las expectativas de un repunte de la producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos y las esperanzas de que las reducciones de la producción anunciada por los principales productores pueda frenar la superabundancia de reservas.
     
    Por otra parte, en el Nymex, los futuros sobre gasolina para entrega en febrero se apuntaron un alza del 0,5 centavos o un 0,4% hasta 1,580 USD por galón, mientras que el carburante para calefacción para entrega asimismo en febrero avanzó un 0,5% o 0,8 centavos, hasta 1,634 USD por galón.
     
    Los futuros de gas natural para entrega en febrero subieron un 0,7% o 2,3 centavos hasta 3,281 USD por millón de unidades térmicas británicas.
     
    Investing.com
     
  • El petróleo sube a pesar del aumento de los inventarios de productos

    Los precios del petróleo crudo subieron poco a poco hoy después de que la Administración de Información de Energía informara  una disminución de inventario de 500,000 barriles para la semana hasta el 9 de junio.
    Esto  se compara  con una creación de inventario de 4,5 millones de barriles para la semana anterior, lo que empujó los precios a la baja.
     
    Con 459,2 millones de barriles, los inventarios de petróleo crudo de Estados Unidos están alrededor de un 2% por debajo del promedio de cinco años para esta época del año, dijo la EIA.
     
    En combustibles, la agencia estimó que el inventario se acumula en todos los ámbitos.
     
    Las existencias de gasolina agregaron 2,7 millones de barriles en el período del informe, que se compara con un drenaje de 200.000 barriles de la semana anterior.
     
    La producción de gasolina promedió 10,1 millones de barriles diarios, en comparación con los 10 millones de bpd de la semana anterior.
     
    Los inventarios de destilados medios aumentaron en 5,1 millones de barriles en la semana hasta el 9 de junio, en comparación con la acumulación de 1 millón de barriles de la semana anterior.
     
    La producción de destilados medios promedió 5,2 millones de bpd, en comparación con los 5 millones de barriles diarios de la semana anterior.
     
    Mientras tanto, los precios del petróleo extendieron su caída que comenzó el lunes después de un rápido salto tras el último anuncio de recorte de producción de la OPEP+. Más tarde en el día, revirtieron el declive.
    En el momento de redactar este informe,  el crudo Brent  cotizaba a 77,10 USD por barril y el  West Texas Intermediate  cambiaba de manos a 72,58 USD por barril, ambos por encima de la apertura en más de un punto porcentual.
     
    La obstinada caída de los precios de principios de esta semana fue el resultado de la presión a la baja proveniente de la creciente preocupación entre los comerciantes sobre el crecimiento económico mundial. Sin embargo, hoy parece que las noticias de los recortes adicionales de Arabia Saudita comenzaron a calar, lo que hizo subir los precios.
     
    “Los temores de recesión, a medida que las lecturas económicas cada vez más sombrías apuntan a una desaceleración, han mantenido a raya los precios del petróleo, erosionando todos los esfuerzos de la OPEP+ para mantener los precios a flote”, dijo un analista de Philip Nova en una nota citada por  Reuters  .
     
    A principios de esta semana, el Instituto de Gerencia y Abastecimiento informó que el sector de servicios de EE. UU. se había contraído a 50,3 en mayo desde una lectura de 51,9 en abril.
     
    El sector manufacturero se ha estado contrayendo durante siete meses. Los nuevos pedidos para el sector manufacturero han aumentado, pero solo en la industria de defensa,  señaló Reuters  en un informe el martes.
     
    Por Irina Slav para Oilprice.com
  • El petróleo supera la barrera de los 50 dólares

    Las noticias de que la Opep y otros exportadores discutan un congelamiento de la producción, en Argelia el próximo mes, motiva a los inversionistas.
     
    El petróleo Brent superó este jueves los 50 dólares por barril y tocó su máximo en seis semanas, en momentos en que los mayores productores mundiales se preparan para discutir un congelamiento de los niveles de producción. 
     
    El petróleo Brent se subió hasta los 50,26 dólares por barril, un alza de 41 centavos en la sesión y su cota más elevada desde el 4 de julio. 
     
    Mientras tanto, la referencia de Estados Unidos, el WTI subía 76 centavos, a 47,54 dólares. 
     
    El referencial Brent ha ganado un 20 por ciento desde un mínimo de inicios de agosto por las noticias de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros exportadores clave podrían retomar discusiones sobre un congelamiento de la producción cuando se reúnan en Argelia el próximo mes. 
     
    Muchos miembros de la OPEP han sido afectados por el colapso de los precios del crudo en los últimos dos años. 
     
    Si bien algunos exportadores de petróleo en el Golfo Pérsico tienen costos de producción muy bajos, otros productores como Irán y Venezuela requieren de precios del crudo a más de 100 dólares para equilibrar sus presupuestos. 
     
    Pero congelar la producción en los niveles actuales podría no ayudar a impulsar los precios, según analistas. 
     
    Arabia Saudita señaló que podría impulsar sus suministros de crudo a un nuevo récord en agosto, pese a que se prepara para discutir sobre los niveles de producción con otros países. 
     
    Los miembros de la OPEP se reunirán en el marco del Foro Internacional de Energía, que agrupa a productores y consumidores, del 26 al 28 de septiembre en Argelia. 
     
    "Nos mantenemos escépticos de que un renovado diálogo sobre el congelamiento de la producción por parte de la OPEP y otros grandes productores conlleve a un acuerdo. Los precios están apenas por encima de los niveles vistos cuando el grupo se reunió en Doha en abril y no podrían acordar un pacto", dijeron analistas de ANZ.
     
    Fuente: Portafolio.co
  • El petróleo, al alza a la espera de las elecciones de EE.UU.

    Los precios del petróleo han subido durante la jornada de negociación de este martes en Europa, ampliando las ganancias de la jornada anterior, pues los actores del mercado se posicionan a favor de la victoria de Hillary Clinton en las elecciones a la presidencia de Estados Unidos.
     
    El petróleo del New York Mercantile Exchange para entrega en diciembre se apuntó un alza del 0,58% o 26 centavos y se negoció a 45,15 USD por barril a las 4:10, hora de la costa este (las 10:10 en España). El contrato se había disparado un 1,86% u 82 centavos el lunes.
     
    Por otra parte, en el ICE Futures Exchange de Londres, el petróleo Brent para entrega en enero se negoció a 46,55 USD por barril, con un avance del 0,85% o 40 centavos. Los precios se dispararon durante la jornada anterior un 1,25% o 57 centavos.
     
    Las muy esperadas elecciones presidenciales de Estados Unidos se celebran este martes. Los resultados de las primeras encuestas, que sirven como predicciones, se conocerán este martes por la noche en torno a las 19:00, hora de la costa este (Ia 1:00 de la madrugada en España). Los resultados se anunciarán estado por estado.
     
    Si los resultados son claros, las cadenas de televisión los anunciarán sobre las 23:00 (las 5:00 de la madrigada en España).
     
    Los mercados financieros se vieron zarandeados la semana pasada ante los indicios acerca de que la carrera hacia la presidencia de Estados Unidos entre la demócrata 
    Hillary Clinton y el republicano Donald Trump estaba cada vez más reñida.
     
    Sin embargo, las expectativas de victoria de Clinton han aumentado después de que el director del FBI, James Comey, informara este fin de semana al Congreso de que no habían “cambiado sus conclusiones” sobre el uso del servidor de correo electrónico privado de la candidata demócrata.
     
    Según el Proyecto Estado de la Nación de Reuters/Ipsos, la demócrata Hillary Clinton tiene en torno a un 90% de probabilidades de derrotar a su rival republicano 
    Donald Trump en su carrera hacia la Casa Blanca.
     
    Los mercados tienden a ver a Clinton como la candidata del status quo, y las noticias que favorecen su causa suelen impulsar el interés por las inversiones de riesgo. 
     
    Mientras, los traders del petróleo seguían sopesando las perspectivas en cuanto a una producción coordinada entre los principales productores de petróleo del mundo.
     
    La OPEP llegó a un acuerdo el pasado septiembre en Argelia para limitar la producción hasta un rango de entre 32,5 y 33,0 millones de barriles al día. Sin embargo, el grupo petrolero de 14 miembros ha declarado que va a esperar hasta la reunión oficial que se celebra en Viena el próximo 30 de noviembre para anunciar su decisión.
     
    La posibilidad de que los productores puedan salir con las manos vacías tras la próxima reunión enturbia las previsiones después de que Irak, Irán, Nigeria y Libia anunciaran que puede que no participen en el acuerdo de reducción de la producción propuesto. La postura de Rusia no está clara, lo que también alimenta la incertidumbre.
     
    Investing.com
  • El petróleo, al alza; la atención se centra en el cumplimiento del acuerdo

    Investing.com – Los precios del petróleo han subido este martes, pues los actores del mercado siguen buscando indicios de que los principales productores de petróleo se están ciñendo a las reducciones de producción acordadas.
     
    En el New York Mercantile Exchange, el petróleo para entrega en febrero se situó en 52,63 USD por barril, con un avance de en torno a un 0,5% o 26 centavos a las 3:50, hora de la costa este (las 9:50 en España).
     
    Mientras, en el ICE Futures Exchange de Londres, el petróleo Brent para entrega en marzo se negoció a 55,91 USD por barril, con un avance de en torno al 0,1% o 5 centavos después de apuntarse el lunes un alza del 0,74% o 41 centavos.
     
    El ministro del petróleo saudí, Khalid al-Falih, anunció el lunes que el Reino se ceñirá estrictamente a su compromiso de reducir los niveles de producción en el marco del acuerdo mundial, expresando su confianza en que el plan de la OPEP para impulsar los niveles de producción va a funcionar.
     
    En sus declaraciones para la prensa al margen de un evento de la industria en Abu Dhabi, Falih añadió que es poco probable que los productores miembros y no miembros de la OPEP cumplan con el acuerdo de reducir la producción de petróleo durante más de seis meses, dado el grado de cumplimiento del acuerdo y el reequilibrio del mercado.
     
    Mientras, el secretario general de la OPEP, Mohammed Barkindo, pronosticó el lunes que la estabilidad volverá a los mercados del petróleo este año mientras que Venezuela,
    más agresiva en cuanto a los precios, ha declarado que espera que su petróleo suba hasta 70 USD en los próximos meses.
     
    El 1 de enero marca el comienzo oficial del acuerdo entre países miembros y no miembros de la OPEP en noviembre del pasado año, incluido Rusia, para reducir la producción en casi 1,8 millones de barriles al día.
     
    El acuerdo, en caso de llevarse adelante, debería reducir las reservas globales de petróleo en torno a un 2%.
     
    Sin embargo, algunos traders siguen siendo escépticos en cuanto a que los recortes acordados se materialicen tal y como se espera en los mercados.
     
    Aunque algunos productores, como Arabia Saudí y Kuwait, han mostrado indicios de que están cumpliendo con su compromiso de reducir la producción por ahora, otros como Libia la han aumentado.
     
    La OPEP publicará su informe mensual sobre el petróleo el miércoles y el informe mensual de la Agencia Internacional de la Energía se publicará al día siguiente, mientras los traders buscan más indicios de que los productores de petróleo se están ciñendo a los recortes de la producción acordados.
     
    Por otra parte, en el Nymex, los futuros sobre gasolina para entrega en febrero subieron un 0,2% o 0,3 centavos hasta 1,625 USD por galón, mientras que el carburante para calefacción para entrega asimismo en febrero se apuntó un alza del 0,8% o 1,3 centavos hasta 1,664 USD por galón.
     
    Los futuros de gas natural para entrega en febrero se dispararon un 1,7% o 5,9 centavos hasta 3,478 USD por millón de unidades térmicas británicas tras alcanzar máximos de dos semanas ante las previsiones que indican que van a bajar las temperaturas a finales de enero.
     
     
    Investing.com
     
  • El petróleo, en máximos de 17 meses tras el acuerdo sobre la producción

    El acuerdo sobre la producción hace dispararse los precios del petróleo hasta máximos de 17 mesesEl acuerdo sobre la producción hace dispararse los precios del petróleo hasta máximos de 17 mesesInvesting.com – Los precios del petróleo se han disparado este lunes, registrando su cota más alta desde julio de 2015, después de que los principales productores de petróleo alcanzaran un acuerdo durante el fin de semana para reducir los niveles de producción en un intento de frenar la superabundancia global de reservas.
     
    El petróleo de Estados Unidos se apuntó una alza del 4,59% o 2,52 USD con respecto a su último cierre, hasta negociarse a 54,01 USD a las 9:22, hora de Londres (las 10:22 en España),
     
    El petróleo Brent de referencia se situó en 56,90 USD por barril, avanzando un 4,95% o 2,58 USD.
     
    La Organización de Países Exportadores de Petróleo y países no miembros de la OPEP incluida Rusia alcanzaron este sábado su primer acuerdo desde 2001 sobre una reducción conjunta de la producción para reducir la superabundancia global de petróleo e impulsar los precios.
     
    Los productores ajenos a la OPEP accedieron a reducir su producción en 558.000 barriles al día, algo por debajo del objetivo inicialmente propuesto, 600.000 barriles al día, aunque sigue siendo el mayor recorte de la historia de la producción de los países no miembros de la OPEP. De ese total, Rusia aplicará una reducción de 300.000 barriles al día.
     
    El acuerdo se producía después de que la OPEP anunciara el mes pasado que pretendía reducir su producción en 1,2 millones de barriles al día desde el día 1 de enero, y que el principal productor, Arabia Saudí, reduciría en 486.000 barriles al día su producción.
     
    Los precios del petróleo recibieron un impulso extra después de que Arabia Saudí anunciara el domingo que puede que esté listo para implementar un recorte mayor de lo que había anunciado inicialmente.
     
    El ministro del petróleo saudí, Khalid al-Falih, podría reducir la producción hasta un nivel considerablemente inferior del que indicara el pasado 30 de noviembre.
     
    Los precios del petróleo se han situado en más de 50 USD desde que la OPEP acordara su primera reducción de la producción desde 2008, pensada para frenar la enorme superabundancia de reservas que han hecho bajar los precios los dos últimos años.
     
    La producción de petróleo sobrepasa el consumo en 1-2 millones de barriles al día desde finales de 2014.
     
    Sin embargo, se han suscitado dudas acerca de si estas reducciones serán eficaces a la hora de reequilibrar el mercado; algunos analistas son escépticos en cuanto a la capacidad de los principales productores de cumplir con los límites de la producción.
     
    Sin embargo, algunos analistas han afirmado que los recortes probablemente provoquen que otros productores, especialmente los de petróleo de esquisto de Estados Unidos, aumenten su producción al subir los precios.
     
    Investing.com
  • El piso del petróleo puede estar en US$20

    ¿El petróleo a US$20 por barril? ¿En serio?
     
    Analistas de Goldman Sachs Group Inc., conocidos por sus llamativas predicciones sobre el petróleo, proyectaron que el precio de referencia del crudo estadounidense podría tener que caer a US$20 el barril, desde sus niveles actuales de cerca de US$45, para eliminar el exceso de suministro global.
     
    Aunque un barril de crudo a US$20 no es la previsión de referencia del banco de inversión, este escenario alternativo radical resalta la sorprendente fortaleza de la producción mundial de crudo pese a la caída de los precios en el último año. También intensifica el debate sobre hasta dónde tienen que bajar las cotizaciones antes de que las empresas, desde Texas hasta Arabia Saudita y Rusia, reduzcan su producción de manera considerable.
     
    Aunque es cada vez más claro que la producción estadounidense está disminuyendo, los observadores están divididos sobre cuánto se desacelerará el auge del petróleo de esquisto y cómo responderán las energéticas de otras latitudes. Otra incógnita es Irán, que ha dicho que producirá tanto crudo como pueda si se levantan las sanciones.
     
    La Agencia Internacional de Energía (AIE) proyectó el viernes que la producción de crudo de esquisto estadounidense caerá en cerca de 400.000 barriles al día el próximo año, dándole a Arabia Saudita una oportunidad para recuperar parte de la influencia que ha perdido en los últimos años.
     
    Los precios del crudo de referencia para EE.UU. cayeron 2,8% el viernes, a US$44,63 el barril, en la Bolsa Mercantil de Nueva York y acumulan un descenso de 52% en 12 meses. El Brent, el contrato de referencia global, perdió 1,5% para quedar en US$48,14 el barril en la ICE Futures Europe.
     
    Goldman Sachs expresó en su informe que el escenario más probable es que los precios de US$40 el barril en EE.UU. en el cuarto trimestre de este año y en el primer trimestre de 2016 sean lo suficientemente bajos como para desalentar la inversión en nuevos yacimientos y reducir el exceso global de crudo.
     
    Petroleras estadounidenses de todo tipo, incluyendo aquellas con calificaciones de crédito altas, tendrían que recortar su producción, estimó el banco. Si esta no baja tal como se espera, el espacio de almacenamiento disponible podría agotarse, lo que significa que los precios tendrían que caer inmediatamente por debajo de los costos de producción para evitar que los productores bombeen más crudo. Para algunos productores de petróleo de esquisto en EE.UU. el costo de producción es de alrededor de US$20 el barril, según el banco.
     
    Tanto Goldman como la AIE enfatizaron que se avecinan más problemas para la industria energética de EE.UU. El país es uno de los tres principales productores del mundo, gracias a un boom en la producción de petróleo de esquisto en los últimos años. Puesto que Arabia Saudita y otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo se niegan a disminuir la producción, los analistas aseguran que los recortes en EE.UU. son necesarios para que la oferta y la demanda se equilibren. “El mercado petrolero tiene un exceso de producción aún mayor de lo que esperábamos”, indicó Goldman Sachs.
     
    ENLARGE
    La producción estadounidense ha comenzado bajar desde su máximo de abril, según la Administración de Información de Energía de EE.UU. (EIA, por sus siglas en inglés). La agencia calcula que la producción del país caerá de 9,6 millones de barriles al día en abril a 8,6 millones de barriles al día en agosto de 2016, antes de comenzar a subir de nuevo.
     
    La AIE, con sede en París, la cual asesora a algunos de los mayores consumidores de petróleo del mundo, indicó que el declive podría darle a la OPEP, liderada por Arabia Saudita, más influencia sobre el mercado en 2016. El grupo podría incrementar su producción el próximo año a causa de ello, estimó la AIE. La OPEP bombeó 31,6 millones de barriles al día en agosto, por encima de su meta de 30 millones de barriles diarios.
     
    El año pasado, la OPEP abandonó su papel de recortar la producción para apuntalar los precios, al estimar que el mundo tenía tanto exceso de petróleo que sus recortes no marcarían una diferencia y permitirían que otros le quitaran participación de mercado. La nueva estrategia redujo más los precios. La OPEP esperaba que los productores de mayor costo se vieran forzados a recortar. Eso no sucedió de inmediato, pero la caída más reciente de los precios ha cambiado la ecuación, dijo la AIE.
     
    “El entorno de precios más bajos está forzando al mercado a comportarse como debería reduciendo la producción y estimulando la demanda”, señaló la AIE. “A primera vista, la estrategia de la OPEP, liderada por Arabia Saudita, de defender la participación de mercado sin importar el precio, parece estar teniendo el efecto deseado de sacar de carrera a la producción costosa e ‘ineficiente’”.
     
    El derrumbe de los precios del petróleo ha estimulado la demanda. Los conductores estadounidenses recorrieron más kilómetros este año, aprovechando los precios relativamente bajos de la gasolina. Se cree que estos seguirán cayendo en los próximos meses, ya que la demanda usualmente baja cuando termina la temporada de vacaciones.
     
    Pese a ello, no se cree que la demanda será lo suficientemente robusta para eliminar la sobreoferta de crudo. Los recientes indicadores de debilitamiento económico en China, el segundo consumidor del mundo después de EE.UU., han generado preocupación de que el consumo de materas primas del país se desacelerará.
     
    Goldman, conocido por sus predicciones de alto perfil sobre el precio del crudo, es seguido de cerca. El banco predijo correctamente que la cotización caería por debajo de US$45 el barril el mes pasado.
     
    Cuando los precios estaban batiendo récords por encima de US$50 el barril a principios de 2005, analistas de Goldman Sachs predijeron un escenario de “súper alza”, en el que el crudo se dispararía a US$105 en 2007, debido al aumento de la demanda en China y EE.UU.
     
    En su momento fue una predicción sorprendente, pero el precio de referencia de EE.UU. tocó US$100 el barril en el primer día de cotización de 2008.
     
    En mayo de ese año, analistas de Goldman, liderados por Arjun Murti, redoblaron su apuesta, asegurando que la “súper alza” podría enviar los precios a un máximo de US$200 el barril en 2009.
     
    Tal predicción fue víctima de la crisis financiera y la recesión global, lo cual llevó a una contracción de la demanda en todo el mundo. El precio del crudo en EE.UU. tocó fondo en torno a US$33 el barril en diciembre de 2008, pero subió a cerca de US$80 a finales de 2009.
     
    Por Nicole Friedman y Benoît Faucon
     
    Fuente: WSJournal.com
  • El pozo KANGAROO - 2 fluye con Petróleo a 3.700 BBL/D y se suma al éxito anterior en la cuenta Santos, costa afuera en Brasil

    Bogotá, Colombia. 6 de enero de 2015. Pacific Rubiales Energy entregó una actualización sobre los resultados de pruebas de flujo de crudo en el pozo de avanzada Kangaroo-2.
     
    Según el CEO de la compañía, Ronald Pantin: “Continuamos muy complacidos con los resultados del pozo de avanzada Kangaroo-2, que confirma un descubrimiento importante de crudo ligero en nuestros bloques en la Cuenca Santos, costa afuera en Brasil. Sobre la base de las tasas de flujo obtenidas, el análisis del operador sugiere que las características del yacimiento en la estructura son excelentes y soportaría tasas de flujo de 6.000 a 8.000 barriles por día (bbl/d) en un pozo productor vertical, y tasas más altas en un pozo horizontal. Esperamos continuar con la campaña de perforación de exploración y evaluación a lo largo del primer semestre de 2015.”
     
    El pozo de avanzada Kangaroo-2 está ubicado en el Bloque de exploración S-M-1165 y confirmó una columna de crudo de 820 pies brutos (442 pies netos) en los yacimientos de edades Paleocena y Maastrichtiana, lo cual fue anunciado el 26 de noviembre de 2014. La compañía tiene una participación de 35% en este bloque y en los cinco bloques circundantes. Karoon Gas Australia Ltd. tiene el 65% restante de la participación y es el operador del bloque.
     
    Tal y como fue anunciado ayer por Karoon mediante comunicado de prensa se realizó una prueba de producción durante un periodo de 12 horas en tres intervalos perforados (combinados 230 pies), en los yacimientos de areniscas de edad Paleocena A, B y C. Se logró una tasa de flujo máxima de 3.700 barriles por día (bbl/d), (tasa estabilizada de 3.450 bbl/d) de crudo de 33° API a través de una válvula choke de 88/64” con una presión de tubo de flujo de 270 psi, y una relación gas/petróleo (“RGP”) de 540 cf/bbl, sin producción de agua o arena.
     
    Se realizó una prueba separada de producción a lo largo del intervalo inferior perforado de 59 pies en el yacimiento de edad Paleocena C, en la que se logró una tasa de flujo de 2.500 bbl/d a través de una válvula choke de 44/64” con una presión de tubo de flujo de 425 psi y RGP de 450 cf/bbl. El pozo luego fluyó a través de una válvula choke de 40/64” a una tasa estabilizada de 1.820 bbl/d con una presión de tubo de flujo de 420 psi, y RGP de 450 cf/bbl. El crudo producido fue de 31° API, sin agua ni arena, y sin gases no deseados. Al final de un periodo principal de flujo de 24 horas, el pozo fue cerrado por un periodo de acumulación de presión de 48 horas.
     
    Se han completado las pruebas de producción en el orificio actual del pozo Kangaroo-2 y se está preparando el inicio de un programa de side-track para definir con mayor precisión el tamaño de los recursos y el factor de recobro, para lo cual se perforarán dos side-track desde Kangaroo-2. El Side-track-1 se perforará en una ubicación buzamiento abajo teniendo como objetivo yacimientos potenciales del lado este de una falla interpretada. El Side-track-2 se perforará en ubicación buzamiento arriba para probar el potencial del yacimiento y de hidrocarburos hacia la pared de sal. La información obtenida de las operaciones en proceso en Kangaroo-2 se usará para la evaluación de la comercialidad del campo petrolero Kangaroo y para la ingeniería y trabajo de diseño del frente de trabajo.
     
    Luego de la culminación del todas las operaciones en el pozo de avanzada Kangaroo-2, se moverá el taladro para perforar el pozo exploratorio Kangaroo-West-1, que evaluará un prospecto separado a aproximadamente 4.5 kilómetros en el lado oeste de la estructura de sal Kangaroo.
     
     
    Por: Paisminero.co / CP- Pacific Ruabiales Energy
     
    {backbutton}
  • El precio del petróleo está manipulado según Rosneft de Rusia

    (OroyFinanzas.com) – El superávit de petróleo en el mercado mundial es un fenómeno temporal, dijo el domingo el vicepresidente Mikhail Leontiev de la petrolera rusa Rosneft. “El precio actual, que se ha venido desarrollando en los últimos meses, no puede reflejar una  tendencia objetiva,” dijo Leontyev a la radio Russkaya Sluzhba Novostei.
     
    “Los precios pueden ser manipulados, Arabia Saudita ha comenzado a hacer grandes descuentos en el petróleo. Esto es manipulación política, y Arabia Saudita está manipulando los precios, lo que podría terminar mal. El segundo factor es el robo de petróleo de ISIS (el Estado Islámico), que llega al mercado a través de Turquía e Israel con un descuento triple. No es mucho, pero es robado, por lo que es barato”, dijo el vicepresidente de Rosneft.
     
     
    El viernes, después de la publicación del informe de octubre de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) se anotó un aumento en la producción de petróleo en los países pertenecientes a los países de la OPEP y los precios internacionales del petróleo comenzaron a bajar.
     
    Los precios de los futuros de noviembre de Petróleo Brent, se redujeron en un 0,92 por ciento a 89,23 dólares por barril el viernes a las 14:56 GMT. El costo de los futuros de noviembre de WTI disminuyó un 1,06 por ciento  a 84,87 dólares por barril.
     
    LFE
     
    Fuente: RIA
  • El precio del petróleo: ¿por qué ha caído tanto?

    Hay razones económicas reales, pero hay también especulación financiera, y hay una guerra callada de Estados Unidos, apoyado por Arabia Saudita, contra Rusia e Irán. Colombia cometió el error de meterse en una cancha de grandes ligas
     
    El precio del petróleo comenzó su rápido y agudo descenso en junio de 2014, cuando el crudo Brent (precio de referencia) estaba en 114 dólares por barril, hasta llegar a solo 46 dólares en enero de 2015. Cuando en mayo subió a 66 dólares parecía que la tendencia había cambiado, pero en la primera semana de agosto volvió a bajar hasta 49 dólares, y todo indica que va a seguir fluctuando (con mucha volatilidad) en niveles relativamente bajos.
     
    Los principales productores están extrayendo petróleo en cantidades récord, mientras la demanda mundial está estancada, situación agravada por la coyuntura económica de China, que había sido la fuente más importante de los anteriores aumentos de la demanda.
     
    Además de los factores “fundamentales” de la economía “real” el precio del petróleo también depende de consideraciones financieras y geopolíticas.
    Si bien el precio depende de la oferta y la demanda, estas variables son mucho más que las fuerzas benignas del mercado que conocemos de los textos de economía. Además de los factores “fundamentales” de la economía “real” (costos de extracción por el lado de la oferta, necesidades para la producción y el transporte por el lado de la demanda), el precio del petróleo también depende de consideraciones financieras y geopolíticas.
     
    La mayor parte del petróleo se negocia en bolsa -principalmente en la New York Mercantile Exchange (NYMEX) y el International Petroleum Exchange (IPE) de Londres- donde los inversionistas esperan beneficiarse de los cambios en el precio a corto o a mediano plazo. Los títulos respectivos y otros papeles que dependen de los precios y cantidades del petróleo se mueven mucho en los mercados financieros, además de los créditos a estas industrias y otros activos relacionados con ellos. Por eso el precio del petróleo depende en gran parte de criterios financieros y especulativos.
     
    Además, el petróleo es un recurso de gran interés geopolítico. El control sobre su producción, su distribución y su precio (que no depende solamente de la propiedad directa) representa un enorme poder económico y político en el mundo, y por eso la manipulación con fines geopolíticos es también un factor de gran importancia en la formación del precio.
     
    La especulación financiera
     
     
    Los tres factores coexisten en cualquier coyuntura, y no son fácilmente separables (por ejemplo, un cambio del precio por cualquier razón puede desencadenar una ola especulativa de compra o venta de títulos de petróleo que acaba por afectar mucho más el precio).
     
    Sin embargo, en la gran alza del precio en 2008 (de menos de 70 dólares durante la primera mitad de 2007 hasta 145 dólares en julio de 2008), el factor especulativo fue claramente dominante. En un período altamente especulativo, el estallido de la burbuja especulativa de la vivienda en Estados Unidos provocó la búsqueda de nuevos activos por parte de los grandes actores financieros, y el petróleo fue uno de los nuevos refugios para el capital especulativo.
     
    Las explicaciones que atribuían el alza del precio del petróleo a la demanda de China e India debido a su crecimiento industrial identificaban un factor determinante, pero no podían explicar la magnitud de las alzas de precio.
     
    De igual manera, la dramática caída a menos de 40 dólares a finales de 2008 corresponde claramente a movimientos especulativos, y la tendencia alcista a partir de 2009 (hasta llegar a 100 dólares en 2011 y quedar cerca de ese nivel hasta septiembre de 2014), aunque influida por las fuerzas del mercado (“fuerzas” que incluyen las guerras del Medio Oriente y las decisiones estatales sobre la legalidad del controvertido fracking) claramente tienen un alto componente especulativo.
     
    Las razones políticas
     
    El descenso de los precios del petróleo a partir de junio de 2014 ha sido atribuido a factores por el lado de la demanda dado el débil crecimiento económico mundial y al menor demanda por parte de China, así como a la creciente oferta de Arabia Saudita a pesar de las dificultades en otros países productores como Irán, Siria y Libia (Irak, no obstante su precaria situación política, ha aumentado su producción).
     
    Sin embargo, la aguda bajada de los precios desde septiembre de 2014 responde a decisiones geopolíticas mucho más que a señales económicas del mercado. La causa directa es la decisión de Arabia Saudita, apoyado por Qatar, de seguir produciendo en altas cantidades y bloquear la iniciativa promovida por otros países de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) de limitar la producción para mantener los altos niveles de precios.
     
    La razón oficial es que Arabia Saudita quiere adquirir nuevos mercados ante la débil demanda en el mercado global. Es importante notar que Arabia Saudita tiene petróleo de alta calidad con muy bajos costos de extracción en comparación con otros países productores, así que puede mantener la rentabilidad con mayores ventas, mientras para otros países el precio no cubre los costos.
     
    Y el gringo ahí
     
    Fuentes de Arabia Saudita y de Estados Unidos han indicado que las verdaderas razones son muy distintas de la explicación oficial. En septiembre de 2014 John Kerry, secretario de Estado de Estados Unidos, viajó a Arabia Saudita y se reunió con el rey Abdullah y el príncipe Bandar.
     
    Según varias fuentes, en esta reunión se acordó la política petrolera de Arabia Saudita con el propósito explícito de inducir un descenso en los precios rápido e intenso. Poco después, todavía en septiembre de 2014, los saudíes comenzaron a aumentar la producción en más de 100.000 barriles. Desde entonces han respondido negativamente a las súplicas de otros países miembros de OPEP de volver a los acuerdos de limitar la producción para mantener los precios altos.
     
    Los motivos geopolíticos tienen que ver principalmente con los efectos de esta medida sobre Rusia e Irán. Para Estados Unidos, esta es una forma de llevar los conflictos con estos dos países a la guerra económica no declarada y (por ahora) sin intervención militar.
     
    Para estos países el desplome del precio de petróleo está causando una crisis por el gran peso de las exportaciones del crudo en sus economías. En el caso de Rusia, la descolgada petrolera va de la mano con las sanciones económicas por parte de Estados Unidos y sus aliados en la Unión Europea.
     
    Las tensiones en este caso tienen que ver con el conflicto sobre el control de la parte oriental de Ucrania disputada entre Rusia y el gobierno golpista de Ucrania (apoyado por Estados Unidos y la Unión Europea), la expansión de la OTAN con bases militares estadounidenses en los países vecinos de Rusia y el proyecto ruso de construir un gaseoducto para llevar gas natural a Europa sin pasar por Ucrania.
     
    Con respecto a Irán, existen conflictos marcadamente visibles con Estados Unidos sobre su programa nuclear y conflictos menos perceptibles sobre la influencia regional y el control sobre los flujos de petróleo y gas. Estos problemas también involucran a Arabia Saudita y Qatar, que quieren controlar el flujo de gas al mercado europeo, y para lograrlo, tienen que cortar el flujo desde Rusia y reemplazarlo con gas de Qatar y otros aliados regionales, con sus propias rutas de transporte no controladas por sus enemigos Rusia e Irán.
     
    La aguda bajada de los precios desde septiembre de 2014 responde a decisiones geopolíticas mucho más que a señales económicas del mercado
    Mientras tanto, Rusia e Irán tienen otro plan para construir un “oleoducto islámico”. Ambos proyectos rivales pasarían por Siria, lo cual explica el gran interés de todos estos países en el conflicto entre el gobierno de Bashar Al-Assad y los rebeldes sirios.
     
    Por eso, para Estados Unidos el triunfo de sus aliados en la región aseguraría que las transacciones de gas sigan denominadas en dólares estadounidenses, lo cual ayudará a mantener la demanda, el valor y la supremacía del dólar en el mundo y el sistema de reciclaje de petrodólares a la deuda estadounidense.
     
    Otros damnificados
     
     
    Por supuesto, muchos otros países son afectados por la caída del precio del petróleo. Para los grandes productores como Nigeria y Libia, los resultados son tan devastadores como para Rusia e Irán. Pero para Estados Unidos y sus aliados, esto parece ser un efecto no deseado pero aceptable como “daño colateral”.
     
    En el caso de Venezuela, el gran daño a la economía nacional y potencialmente al gobierno de Nicolás Maduro es otro beneficio para los Estados Unidos, dado su hostilidad hacia este gobierno y su apoyo a la oposición venezolana.
     
    Colombia es otro caso notable de “daño colateral”. La fuerte caída del petróleo, su más importante producto de exportación, coincide con las caídas en los precios de los commodities que constituyen sus otras principales exportaciones (carbón, café, oro y ferroníquel).
     
    Estos movimientos afectan su balance de pagos por la reducción no solamente en el ingreso de divisas por las importaciones sino también por la reducida inversión extranjera en estos sectores. En un contexto con un dólar fuerte en el plano mundial, la devaluación del peso colombiano ha sido especialmente dañina dada su exagerada dependencia de estos productos.
     
    Como un país como Colombia no puede influir sobre los movimientos de estos mercados mundiales, la situación demuestra la gran precariedad de una estrategia económica que refuerza la dependencia en la exportación y la inversión extranjera en productos primarios y extractivos de gran volatilidad y sujetos a decisiones económicas, especulativas y geopolíticas que están mucho más allá de su control o su influencia.
     
     Escrito po: Stanley Simon Malinowitz
     
    * Profesor asociado de la facultad de Ciencias Económicas y director del Observatorio de Economía Internacional del Centro de Investigación sobre el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional, Sede Bogotá.
     
    Razonpublica.com
     
     
  • El recorte de la OPEP no logró elevar los precios del petróleo, pero el año aún no ha terminado

    Los precios del crudo han estado en una racha de pérdidas durante cuatro semanas consecutivas, borrando todas las ganancias que registraron después del último anuncio de recorte de suministro de la OPEP, ya que los temores económicos tienen prioridad sobre las expectativas de demanda.
    Cuando el cártel anunció los recortes, casi todos los bancos con un departamento de productos básicos se apresuraron a actualizar sus pronósticos de precios, esperando que los precios subieran aún más que antes. Morgan Stanley fue una rara  excepción : revisó a la baja su pronóstico de precios del petróleo.
    “La OPEP probablemente necesite hacer esto para quedarse quieta”, dijo en ese momento Martijn Rats, estratega jefe de materias primas del banco de inversión, y agregó que la decisión de la OPEP+ “revela algo, da una señal de dónde estamos en el mercado del petróleo. Y mire, seamos honestos sobre esto, cuando la demanda ruge... entonces la OPEP no necesita recortar".
     
    Parece haber tenido razón, en su mayor parte. Sólo que no es la demanda en sí misma el problema. Ha sido la expectativa popular de un empeoramiento de la demanda lo que ha impulsado la caída de los precios.
     
    De hecho, las actualizaciones diarias de los medios sobre los precios del petróleo, en las últimas cuatro semanas, han repetido el mismo estribillo una y otra vez: datos económicos débiles de EE. UU. y China, temores de más aumentos de las tasas de interés en EE. ya es un hecho en determinadas industrias, en particular el transporte de mercancías.
     
    Claramente, estas expectativas han tenido una base sólida. Lo que pasa con la demanda de petróleo, sin embargo, es que EE. UU., o el resto del mundo desarrollado, no es de donde provendrá la demanda adicional de petróleo en el resto del año y en los años futuros. Es el mundo en desarrollo el que verá un crecimiento en la demanda de petróleo con el potencial de impulsar los precios al alza.
     
    Dutch ING dijo en una actualización reciente del mercado petrolero   que, si bien los precios del petróleo permanecen bajos por ahora, las cosas podrían cambiar en la segunda parte del año, con un déficit que se avecina en el horizonte. 
     
    La base de este pronóstico es una combinación de menor producción de la OPEP+, mayor demanda fuera de la OCDE y un crecimiento menor al esperado en la producción de EE. UU., según ING. Además, siempre existe la posibilidad de que la OPEP+ reduzca la producción nuevamente, lo que aumentará el potencial alcista del petróleo.
     
    La importante empresa holandesa de servicios financieros no es la única que espera precios más altos a finales de este año. El jefe de materias primas de Citi, Ed Morse,  dijo recientemente  a CNBC que los precios del petróleo pueden haber tocado fondo y que estamos entrando en la temporada de mayor demanda en el hemisferio norte, que es mucho más poblado.
     
    "Los recortes de producción de la OPEP+ y un repunte en la demanda de China probablemente compensarán la demanda más lenta en otros lugares... Por lo tanto, esperamos que los precios toquen fondo pronto", dijo el Commonwealth Bank of Australia en una nota de principios de mayo.
    Goldman es otro banco optimista sobre el futuro inmediato de los precios del petróleo. En una  nota  de principios de marzo, semanas antes del sorpresivo anuncio de recorte de la OPEP+, el banco dijo que el Brent podría alcanzar los 100 dólares a finales de año si la OPEP mantiene su acuerdo de recorte de producción de 2 millones de barriles.
     
    Nuevamente, eso fue antes del anuncio de recorte adicional de la OPEP+ que impulsó temporalmente los precios. Y bien podría impulsarlos una vez más a medida que avanza el año. Todo lo que se necesitaría sería una actualización económica más optimista de China o Estados Unidos.
     
    Por supuesto, todas estas son solo proyecciones basadas en datos históricos y algo de sentido común. Sin embargo, lo que pasa con los mercados es que no siempre obedecen al sentido común, sino que tienden a dejarse llevar por un centavo.
     
    Las últimas cuatro semanas son evidencia de ello, con los comerciantes de petróleo ignorando en gran medida los fundamentos para centrarse en lo que los bancos llaman el panorama macro. Han ignorado los datos sobre el rendimiento de las refinerías chinas y las importaciones de petróleo para centrarse en el último PMI, que ha mostrado una contracción en el ritmo de crecimiento del país. Han ignorado los datos sobre las tendencias de producción de EE. UU. para centrarse en la lectura del IPC de abril, que mostró que la inflación sigue siendo un problema importante.
     
    Todo esto es perfectamente comprensible: el llamado panorama macro tiene una gran influencia en la demanda de petróleo, que tiende a disminuir en épocas de alta inflación y aumento de las tasas de interés. Sin embargo, lo que se olvida, al observar ese cuadro macro, es que el petróleo, a pesar de su mala reputación, es lo que los economistas llaman una mercancía inelástica.
     
    Esto significa que cualquiera que sea el precio del producto, siempre habrá una fuerte demanda. Y esto, a su vez, significa que podría ser hora de que los comerciantes se concentren un poco más en las perspectivas de suministro. Porque cuando la oferta se restringe, los precios subirán; la demanda no irá a ninguna parte, incluso en los EE. UU. afectados por la inflación.
     
    Además, como señaló ING en su actualización del mercado petrolero, la OPEP+ es consciente del poder que puede ejercer en el control de la producción. No hay nada que le impida volver a hacerlo si los precios caen demasiado para su gusto. Después de todo, ¿cuánta cuota de mercado puede perder?
     
    Por Irina Slav para Oilprice.com
  • El sentimiento alcista finalmente estalla en los mercados petroleros

    Parece que el sentimiento alcista finalmente ha estallado en los mercados petroleros, ayudado por la incertidumbre geopolítica y una perspectiva de demanda cada vez más optimista.
    Los futuros del Brent han superado los 85 dólares por barril por primera vez desde noviembre, lo que indica que el sentimiento de mejora gradual, impulsado aún más por los ataques con aviones no tripulados ucranianos a las refinerías rusas esta semana y la disminución de los inventarios estadounidenses, llegó para quedarse. 
    La Casa Blanca muestra descontento con la adquisición de acero por parte de Estados Unidos. Se rumorea que la administración Bidenha expresado su preocupación por la adquisición por parte de Nippon Steel de la icónica siderúrgica US Steel (NYSE:X) , por 14.900 millones de dólares, citando preocupaciones de seguridad nacional y la falta de consultas con los sindicatos. 
     
    Los ataques con drones provocan mayores exportaciones de petróleo ruso. Después de que esta semana se produjeran varios ataques con aviones no tripulados a gran escala contra refinerías rusas en Nizhny Novgorod, Riazán y Novoshakhtinsk, el Ministerio de Energía de Rusia dijo que las exportaciones de crudo del país aumentarán, desafiando los compromisos de la OPEP+.
     
    "Glencore considera trasladar la cotización principal a Australia". El inversor activista Tribeca Investment Partners ha pedido al gigante minero Glencore (LON:GLEN) que traslade su cotización principal de Londres a Sydney y aborte los planes de escindir su lucrativo negocio de carbón para impulsar el precio de sus acciones. 
     
    Mauricio emerge como centro clave de abastecimiento de combustible para los petroleros desviados. Después de que los comerciantes globales Mercuria y Trafigura suspendieran las operaciones de reabastecimiento de combustible en Sudáfrica por una disputa fiscal con las autoridades locales, Mauricio se ha convertido en la principal estación de reabastecimiento de combustible para todos los buques cisterna que evitan el Mar Rojo y rodean el Cabo de Buena Esperanza. 
     
    El frenesí de fusiones y adquisiciones en Estados Unidos aún está lejos de terminar. La firma de inversión estadounidense Kimmeridge Energy Management hizo una oferta mejorada de 2.100 millones de dólares por el productor de petróleo y gas SilverBow Resources (NYSE:SBOW) , centrado en Eagle Ford, proponiendo crear una empresa combinada y comprometiéndose a proporcionar la financiación necesaria. 
     
    Las principales fundiciones de China acuerdan recortes de producción. Se informa que las principales fundiciones de cobre de China, Jiangxi Copper, Tongling, Jinchuan Group y China Copper, han concluido un inusual acuerdo para reducir la producción, ya que las tarifas al contado para procesar concentrado de cobre cayeron a su nivel más bajo en una década.  
     
    Nord Stream demanda a las aseguradoras por 440 millones de dólares. El operador de oleoductos Nord Stream AG está reclamando 440 millones de dólares a sus aseguradoras Lloyd's Insurance y Arch Insurance en una demanda presentada ante el Tribunal Superior de Londres, semanas después de que Suecia y Alemania encontraran rastros de explosivos relacionados con el incidente. 
     
    La ambiciosa agenda verde del Reino Unido se pone a prueba con la realidad del gas. El gobierno del Reino Unido propone construir nuevas centrales eléctricas alimentadas con gas, y el Ministerio de Energía sugiere que se necesitarían 5 GW de capacidad de generación para evitar apagones en medio de un giro hacia las energías renovables.
     
    Recortando los precios del combustible, India se prepara para las elecciones. Los minoristas estatales de combustible de la India están reduciendo el precio de la gasolina y el diésel esta semana a 94,72 y 87,62 rupias por litro respectivamente, el primer cambio en dos años, antes de las elecciones generales indias de 2024, que se celebrarán en abril y mayo. 
     
    "Estados Unidos encarga el primer gran parque eólico marino". Esta semana se inauguró el primer parque eólico marino a escala comercial de Estados Unidos, el proyecto South Fork Wind de 132 MW operado por Orsted (CPH:ORSTED) y Eversource (NYSE:ES) a unas 35 millas de Long Island, Nueva York.
     
    China descubre otro enorme yacimiento petrolífero. La petrolera estatal china CNOOC, centrada en alta mar  , informó sobre el descubrimiento de Kaiping South en aguas profundas del Mar de China Meridional, y se cree que el hallazgo contiene más de 100 millones de toneladas de petróleo equivalente en volúmenes recuperables. 
     
    El gas venezolano atrae a una importante petrolera clave. Al mismo tiempo que el campo Dragon de 3,2 TPC de Shell, la petrolera británica BP (NYSE:BP) está en conversaciones con la venezolana PDVSA para desarrollar el campo de gas Manakin-Cocuina, a ambos lados de la frontera de Venezuela y Trinidad y Tobago, para alimentar Atlantic LNG.
     
    La AIE continúa mejorando las perspectivas de demanda para 2024. La Agencia Internacional de Energía elevó su visión sobre el crecimiento de la demanda de petróleo para 2024 por cuarta vez desde noviembre, esperando que aumente 1,3 millones de b/d, 110.000 b/d más que su pronóstico del mes pasado.
     
    Por Michael Kern para Oilprice.com
  • El viceprimer ministro de Rusia ve el precio del petróleo Brent por encima de los 80 dólares a fin de año

    Se espera que los precios del crudo Brent superen ligeramente los 80 dólares por barril a finales de este año, gracias al aumento de la demanda en el verano y las reducciones de producción de la OPEP+, dijo el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, a Izvestiya en una entrevista publicada el jueves. 
    A primera hora del jueves, el Brent cotizaba a 77,21 dólares, un 1,47% menos en el día.
    Según Novak, la tarea de Rusia no es inflar los precios del petróleo sino equilibrar el mercado.
     
    Rusia advirtió en febrero que reduciría su producción de crudo en 500.000 bpd debido a las prohibiciones de importación de la UE y los precios máximos de su crudo y productos derivados del petróleo. Esos recortes de 500.000 bpd se extenderán hasta finales de 2023.
     
    Pero la semana pasada, la Agencia Internacional de Energía (AIE) dijo que hasta ahora Rusia no había logrado reducir su producción de petróleo en 500.000 bpd como prometió, e incluso podría estar buscando aumentar la producción para compensar la pérdida de ingresos.
     
    Cuando Izvestiya le preguntó sobre su perspectiva de los precios del petróleo a finales de este año, Novak dijo que cree que el precio será ligeramente superior a los 80 dólares el barril.
     
    “Espero que la demanda aumente en el verano”, dijo Novak, y agregó que los recortes de producción en curso en muchos productores de petróleo también deberían restringir el mercado.  
    “Lo repetiré una vez más: no tenemos la tarea de aumentar los precios, nuestra tarea es equilibrar el mercado en interés tanto de los productores como de los consumidores”, dijo Novak, reiterando la narrativa oficial de la alianza OPEP+, de la cual Rusia es parte.
     
    Varios productores de la OPEP+, incluida Rusia, sorprendieron al mercado a principios de abril y dijeron que mantendrían otros 1,6 millones de bpd fuera del mercado durante el resto del año.
     
    A principios de esta semana, el ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, advirtió a los comerciantes , nuevamente, que no acortaran los futuros del petróleo, menos de dos semanas antes de la reunión de la OPEP+ el 4 de junio. 
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com
  • Emiratos Árabes le apuesta a un mejor precio del crudo

    Ministro de economía de EAU, Saeed Al MansouriMinistro de economía de EAU, Saeed Al Mansouri

    Mineconomía defiende papel de Opep. Dice que falta claridad en normas sobre inversiones extranjeras.

     
    El precio del petróleo, que hoy ronda los 45 dólares el barril, podría subir un poco más si la economía mundial muestra signos de reactivación.
     
    Así lo afirmó el sultán Saeed Al Mansoori, ministro de Economía de Emiratos Árabes Unidos (EAU), tras su intervención en el Global Business Forum Latin America 2016, que se realizó en este país. (Lea también: Emiratos Árabes Unidos le plantean negocios a Latinoamérica)
     
    Los EAU son uno de los exportadores más fuertes de crudo en el mundo.
     
    De acuerdo con el funcionario, el mercado preveía que los precios podrían rondar los 60 dólares el barril y ello sería posible porque la economía mundial podría crecer más, como parte de un ciclo, y debería ajustarse.
     
    “Con el petróleo, sin embargo, no se puede predecir a largo plazo, pues existen muchos elementos conectados, y el primero es la situación política del mundo, y el segundo, el estado de las economías de países y regiones como China, Unión Europea y Norteamérica”, explicó.
     
    El ministro también se mostró a favor del papel de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) en el control de la producción, porque considera que el objetivo es estabilizar el mercado y preservar los precios con el fin de no se afecten las ganancias de sus afiliados.
     
    “La Opep también analiza la situación actual de la economía global, buscando que la estabilidad soporte a la industria, y eso no se puede lograr con precios altos”, sostuvo.
     
    El representante de los Emiratos añadió que la limitación y la manera como se manejan los precios del petróleo son elementos importantes porque cualquier crecimiento de la economía de una nación va a verse reflejado en el aumento del precio.
     
    “La demanda del crudo aumentará a medida que las economías crecen, y al final del día, los precios también”, sostuvo.
     
    De otra parte, al ser preguntado por EL TIEMPO si existen barreras culturales para que EAU invierta más recursos en Latinoamérica o en países como Colombia, donde la confederación es fuerte pero mediante el manejo de recursos soberanos en acciones de firmas inscritas en bolsa e inversiones indirectas en puertos y alimentos, afirma tajantemente que no porque la gente es receptiva y cálida.
     
    Sin embargo, lo que en su opinión puede estar pasando es que las leyes y regulaciones de las inversiones extranjeras en América Latina no son suficientemente claras. Por ello, lo considera un obstáculo a la inversión, ya que no se debe desestimular a grandes industrias, que son las que generan empleo y soportan el crecimiento de la economía de un país.
     
    Dubái ha tenido en los últimos 45 años un rápido desarrollo en la construcción de infraestructura vial, portuaria y aeroportuaria, y dos de sus íconos son DP World, que opera 35 puertos en el mundo, y la aerolínea Emirates.
     
    “Hemos construido un modelo que ha sido bien recibido, y si llevamos lo que vemos en Europa o Norteamérica, no funcionaría en América Latina porque la infraestructura es costosa, complicada y no opera tan bien”, agrega.
     
    El reporte de competitividad del Banco Mundial generalmente los ubica en el primer o segundo puesto en cuanto a infraestructura, y no descartan alianzas.
     
    Crudo baja y dólar al alza
     
    El precio del petróleo volvió a caer este jueves, aunque esta vez con mayor fuerza ante la expectativa que genera la próxima reunión de los países exportadores de crudo (Opep) a finales de noviembre.
     
    El barril de crudo Brent, principal referencia de Colombia, cerró en 45,84 dólares, 20 centavos por debajo del precio del miércoles, mientras el WTI cayó 61 centavos de dólar a 44,66 dólares.
     
    El descenso en la cotización del crudo fue una de las causas que presionaron al dólar, que alcanzó niveles no vistos desde comienzos de agosto pasado. La divisa subió este jueves otros 88 pesos y se sitúa para este viernes en los 3.012,12 pesos.
     
    Este avance no fue exclusivo en Colombia sino a nivel global, ante la perspectiva de algunos inversionistas por el impacto que tendrían las políticas del electo presidente Donald Trump.
     
    Estas, en opinión de los analistas, alentarían el gasto y la inflación, lo que disparó los rendimientos de los bonos del Tesoro a sus niveles más altos en 10 meses. Mayores tasas para la deuda aumentan el valor del dólar y vuelven más atractivos para los inversores los activos que cotizan en esa moneda.
     
    ECONOMÍA Y NEGOCIOS
     
    ElTiempo.com
     
  • En el 2017, vuelven las esperanzas con el petróleo

    Aunque no es posible predecir con exactitud los precios del barril de crudo, debido a los factores macroeconómicos que influyen en la formación de la oferta y la demanda, y dado que las cotizaciones son variantes, el promedio de precios esperado para la referencia Brent está entre los 50 y los 55 dólares por barril.
     
    La caída en los precios internacionales del petróleo dejó grandes secuelas: disminuyó la inversión extranjera y desaceleró la exploración y la producción, lo cual generó un fuerte impacto en las finanzas del país durante el 2016.
     
    La variante cotización del crudo no fue saludable para el negocio petrolero; no obstante, este año, sorprendió y empezó a mostrar una mayor estabilidad, al registrar un precio por encima de los 50 dólares, lo cual le da nuevas esperanzas al sector.
     
    Basado en los presupuestos preliminares de las empresas, el Estudio de Tendencias de Inversión de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, estima que este año se realice una inversión entre los 4.470 millones y los 4.940 millones de dólares para exploración y petróleo.
     
    Según Wood Mackenzie, compañía analista de la industria, “el fortalecimiento de las finanzas continuará siendo una prioridad. La disciplina del capital, la reducción de costos y el desapalancamiento estructurarán las estrategias corporativas en 2017”.
     
    Mayor exploración
     
    Como difícilmemte se volverá a tener un precio del barril del petróleo sobre los US$100, el país empezó a diseñar nuevas estrategias que permitan sobrellevar el impacto de tener un barril a bajo costo y mantener unos igresos saludables. Entre ellas, está la inversión en exploración, para la cual se destinarán entre 1.400 y 1.570 millones de dólares, según el Estudio de Tendencias de Inversión de la ACP.
     
    Según Ana Amicarella, directora de Aggreko, compañía británica que suministra soluciones de energía móvil para sectores como el petrolero, los costos de exploración y producción, el endurecimiento de las leyes ambientales, los riesgos en salud y seguridad y los precios del barril son algunos de los desafíos a los que se enfrenta la industria.
     
    Otras de las inversiones que se realizarán en el sector de Petróleo y Gas en Colombia, según la ACP, estarán dirigidas a la producción, para lo cual se suministrarán recursos entre US$3.070 millones y US$3.370 millones, que serán invertidos en la perforación de 600 a 700 pozos de desarrollo, con lo cual la producción de crudo del país sería de 890.000 a 910.000 barriles por día, en promedio.
     
    Amicarella considera que las estrategias en energía, en exploración y en producción son cada vez más importantes para lograr eficiencia. “La disminución de los costos de combustible mientras se alcanza la capacidad de demanda, la fiabilidad de operación, la mitigación del riesgo de pérdida de potencia y caídas en la producción y la adopción de la generación de energía a esos niveles de producción son factores que contribuyen a la búsqueda de eficiencia”.
     
    Ciertamente, como lo prevé Wood Mackenzie, “la industria del petróleo y gas generará un flujo de efectivo positivo por primera vez desde la recesión, si los recortes de producción de la Opep impulsan los precios del petróleo por encima de los 55 dólares por barril”.
     
    Satisfacer la demanda
     
    Una de las especulaciones que existen en el sector de Petróleo y Gas es tener que importar el crudo. Francisco José Lloreda Mera, presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana del Petróleo, opina que para evitar llegar a esto, es fundamental mantener las inversiones en exploración y en recobro mejorado.
     
    “Si bien es cierto que los campos petroleros colombianos tienen una tendencia a la declinación, también lo es que en la medida en que se invierta en aumentar el recobro en estos campos, vamos a poder mantener la producción lo suficiente como para satisfacer la demanda interna del país”, concluyó.
     
    Acuerdo de la Opep, un verdadero reto
     
    La Organización de Países Exportadores de Petróleo, Opep, confirmó que la oferta mundial de crudo comenzó a bajar, como pactaron varios grandes productores en diciembre, para estabilizar los precios, al tiempo que pronosticó una notable subida de la demanda petrolera para 2017. 
     
    Esto es una muestra de que la mayoría de los países ha respetado los acuerdos pactados por la organización, “lo que se vio reflejado en las cifras de producción de crudo, que en enero reportaron un bombeo de 95,8 millones de barriles diarios, es decir, una reducción de 1,3 millones de barriles con respecto al año pasado”, precisa Francisco José Lloreda Mera, presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana del Petróleo. Sin embargo, cree que es difícil predecir si el acuerdo permitirá mantener el precio del petróleo sobre los US$55. 
     
    “Hay otras fuentes de incertidumbre en el mercado en este momento. Tal vez la principal tiene que ver con los Estados Unidos, ya que la nueva política energética de este país propende por estimular la actividad de hidrocarburos, lo que implica que es de esperar que aumente la producción de crudo y gas de la Unión Americana y, con ello, la oferta global de hidrocarburos, que es un factor determinante en la variación de los precios”. 
     
    Según Lloreda Mora, para algunos de los países miembros de la Opep, salvo Arabia Saudita, cumplir con sus metas de recortes de producción es un verdadero reto, “dado que estos requieren de los recursos que ofrece su industria petrolera, para mantener la estabilidad económica al interior de sus naciones”. 
     
    por LUISA FERNANDA RUIZ
     
    Vanguardia.com
     
  • En riesgo el déficit fiscal de Colombia

    De acuerdo con la Contraloría General de la República, la coyuntura con los precios del petróleo también tendría un impacto negativo en los ingresos de la Nación.
     
    Según un estudio realizado por la ONU, por cada dólar en que se reduzca el precio internacional del petróleo el Estado colombiano dejaría de percibir $430.000 millones al año.
     
    Un análisis realizado por la Contraloría General de la República sobre la coyuntura actual de los precios del petróleo y su impacto en las cuentas de la nación, dejó en descubierto los riesgos inminentes que pesan sobre los ingresos anuales de la nación y sobre el déficit fiscal que tanto se ha tratado de controlar.
     
    Mediante un análisis denominado “Macro Fiscal”, la Contraloría explicó que el panorama para las finanzas públicas del Gobierno Nacional en 2015 no estaría tan claro, pues el comportamiento de algunos hechos macroeconómicos comienza a incidir sobre el futuro de los ingresos de la Nación.
     
    Para el organismo de control, es claro que uno de los principales fenómenos que puede afectar las finanzas públicas en 2015 y 2016 tiene que ver con la reducción de la renta petrolera, debido a la fuerte caída que han sufrido los precios del petróleo en los meses recientes.
     
    El Boletín Macro Fiscal recuerda que según un estudio realizado por la ONU, por cada dólar en que se reduzca el precio internacional del petróleo el Estado colombiano dejaría de percibir $430.000 millones al año, lo cual significaría que una caída de US$20 tiene un impacto sobre las finanzas del Estado superior a $8 billones.
     
    Sostiene la Contraloría que el cambio en las cotizaciones del petróleo podría tener un efecto rezagado en las finanzas públicas, en la medida que lo ocurrido con esta coyuntura, afectaría los ingresos de 2015 del Gobierno Nacional Central (GNC) a través de los dividendos que obtiene de Ecopetrol.
     
    “De no corregirse esta tendencia puede verse comprometida la meta del déficit fiscal del GNC, ya que el presupuesto de 2015 se aprobó sobre un precio promedio de US$98 por barril para los crudos colombianos, y a noviembre de 2014 el precio del WTI ha estado por debajo de los US$75 por barril, lo cual sin duda tendrá repercusiones sobre el crecimiento del PIB y puede generar signos de recesión en el mediano plazo”, señaló el informe.
     
    Fuente: Dinero.com
  • Esto es lo que gana la Nación con cada dólar que aumentan los precios del petróleo

    Por el alza del precio del Brent, Acipet estima que pueden ingresar $2 billones más en el cuarto trimestre en el país.
    Con la evolución del conflicto en Oriente Medio, el precio del petróleo Brent subió por encima de US$90 el barril y ayer cerró sobre los US$91. En ese contexto, Colombia podría tener mayores ingresos por exportaciones de este hidrocarburo, pues se podrían adicionar hasta $2,07 billones a las arcas de la Nación.
     
    Y es que, según un estudio realizado en 2021 por la Dirección de Política Macroeconómica del Ministerio de Hacienda, por cada dólar que sube el barril de petróleo Brent, al Estado le entran US$130 millones. Mientras que Corficolombiana estima que el monto en el que suben los ingresos está cercano a los $350.000 millones cuando el precio del crudo aumenta un dólar.
     
    Los cálculos
     
    En el Marco Fiscal de Mediano Plazo, Mfmp, el Ministerio de Hacienda preveía un precio promedio del petróleo Brent de US$78,6 para 2023, pero con el aumento por encima de los US$90, hoy Colombia estaría recibiendo 15% adicional de ingresos por cada barril, según cálculos de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos, Acipet.
     
    Si se hace el mismo ejercicio para 2024, el ingreso adicional sería de 21% por cada barril producido, ello teniendo en cuenta que en el Mfmp el Ministerio preveía un barril de Brent a US$74,5, en promedio.
     
    “Ahora, suponiendo que la exportación mensual se mantiene en 14,4 millones de barriles (Cifras Dane en agosto 2023), para este año esto equivaldría a un adicional de US$164,2 millones mensuales, y para 2024 un adicional de US$223,2 millones mensuales”, explicó Luis Guillermo Acosta, director ejecutivo de Acipet.
     
    Esta proyección, cabe aclarar, solo incluye las exportaciones. “Hay que adicionar a esto regalías impuestos, etc.”, dijo el experto, quien agregó que “por lo anterior es imperativo que el Gobierno Nacional garantice la producción del sector, bajo los pilares fundamentales de certidumbre jurídica y ambiental, como también de la seguridad física de la infraestructura (campos, pozos, facilidades, entre otros) y transporte de los hidrocarburos”.
     
    El presidente de la Fundación Xua Energy, Julio César Vera, explicó que “el precio es volátil y toca ir haciendo los análisis respectivos. Este precio estará muy influenciado por lo que pase a nivel global con los conflictos ruso-ucraniano y el israelí-palestino como tal”.
     
    Aunque el aumento en el precio del Brent aumenta los ingresos de la Nación por el lado de las exportaciones, los expertos también señalaron que puede haber un impacto directo en el precio de los combustibles y, por lo tanto, en los subsidios a la gasolina y el déficit en el Fondo de Estabilización de Precios a los Combustibles, Fepc.
     
    “Son buenas y desafortunadas noticias. La buena noticia es que el país va a recibir más ingresos por las exportaciones de petróleo, recordando que el año anterior exportamos, entre petróleo y derivados, más de US$19.000 millones”, pero, por el otro lado, dijo que “igualmente se distancia el precio de los combustibles en las estaciones de servicio con respecto al precio internacional; y el Fepc empieza, entonces, a generar unos valores adicionales de subsidios que tienen que recuperarse en el corto plazo, de acuerdo con la política pública del Gobierno”, explicó Nelson Castañeda, presidente ejecutivo de Campetrol.
     
    Castañeda agregó que, si los precios del barril de petróleo de referencia Brent se mantienen por encima de los US$90, es probable que se tenga que subir, aún más, el precio del galón de gasolina corriente. “Es muy probable, pero teniendo en cuenta la tasa de cambio”.
     
    En cuanto al diesel, Vera indicó que “este cambio en los precios del petróleo hacia el alza también podría tener un efecto directo en los precios de los combustibles y que el Estado termine asumiendo mayores subsidios, en especial al diesel, donde el Gobierno ha anunciado que antes de febrero del próximo año no realizaría ningún ajuste, lo cual podría significar en la práctica que lo que se gane por un lado vía el precio del petróleo se termine perdiendo en gran medida por los subsidios a los combustibles”.
     
    Por Carolina Salazar para LaRepública.
  • Expectativas del precio del petróleo con el dólar más bajo del año

    El precio del petróleo llega a su mejor cotización del 2015 y el peso ya se aprecia en el año frente al dólar. ¿Qué está pasando? ¿Qué decisiones tomar frente a la tasa de cambio?
     
    Hace unas dos semanas el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, indicó que el precio del petróleo posiblemente se ubicaría cerca de los niveles expuestos en esos días, es decir alrededor de los US$64 el barril en 2015 y 2016. Frente a la tasa de cambio, indicó lo difícil que resulta hacer un pronóstico en una variable que suele tener gran variación, por lo cual es impredecible, pero en general consideró que con el precio de petróleo previsto era importante que se mantuviera cerca de los $2.500 por dólar.
     
    Esta semana el precio del petróleo ha llegado a su mejor registro en lo que va del año, y la tasa de cambio ahora se encuentra por debajo del cierre de 2014, $2.392,46 por dólar. Varios elementos han participado en el desempeño cambiario y muchos no tienen nada que ver con Colombia.
     
    1: La economía americana empezó mal el año tanto por el invierno como por la fortaleza del dólar. Tanto la economía como las empresas americanas se resintieron. Ese desempeño ha llevado a postergar las expectativas de los aumentos de tasas de la Reserva Federal. Los factores mencionados han jugado para una nueva debilidad del dólar a nivel mundial. En abril el dólar perdió 9% contra una canasta de monedas y fue el primer retroceso en nueve meses.
     
    2- La economía en Europa ha mostrado un inusitado vigor cuando se esperaba un pésimo comienzo de ella en el año. Producto de un euro débil, precios atractivos en las acciones y el impulso del relajamiento cuantitativo, la economía ha despertado y ese momento ha sido respaldada con el interés de los inversionistas. El repunte del euro se suma a la debilidad mundial del dólar.
     
    3- Muchos factores han jugado en el mercado de petróleo pero desde mediados de marzo se empezaron a ver recomendaciones de inversión de nuevo en empresas petroleras y a rumorar que el precio había tocado piso. Dinero Comenzó a alertar de los factores que se empezaron a mencionar, desde hablar de un próximo pico en la oferta en Estados Unidos hasta un rebote de la demanda como noticias del interés de almacenamiento en India y sobredemanda de gasolina en China. En abril el precio de la referencia Brent aumentó casi 22%. Desde el 24 de abril el peso colombiano ha recuperado alrededor de 9% de su valor frente al dólar.
     
    ¿Estaba equivocado el Ministro en la previsión del petróleo?
     
    Brookings a través de uno de los importantes especialistas del tema, Luay al-Khatteeb, indica que los pronósticos van desde US$20 el barril hasta US$200, donde la media está más cerca de US$60-US$70. Similarmente, tras tres años, la creciente volatilidad lo único que hace es dificultar la inversión de largo plazo en exploración y comercialización del crudo. Sin embargo, a juicio de Kahalteeb los precios permanecerán en ese rango en la medida que haya más sobreoferta (del orden de 4%) aunque la menguada demanda está cediendo y empieza a verse mejor.
     
    Dos de los bancos de inversión más reputados en el análisis de los mercados de materias primas han comentado sus perspectivas, por un lado J.P.Morgan prevé precios similares a los actuales por barril Brent para finales de 2015 pero de US$75 para finales de 2016. El otro, Goldman Sachs, considera que el necesario rebalanceo en el petróleo no ha terminado y aún se requieren precios bajos para disminuir la sobreoferta que hay en el mundo, con .la idea de que posiblemente el precio mejore US$10 en 2016.
     
    Las declaraciones mesuradas y prudentes del Ministro de Hacienda son justificadas, el precio del petróleo por ahora encontraría una barrera o techo fuerte. Falta ahora saber si la corrección de la tasa de cambio se desliga de lo que pase con el precio del crudo, si la reciente disminución del dólar obedece a una anterior sobre reacción del mercado local o si en efecto el peso frente al dólar continúa atado al fenómeno mundial de la divisa estadounidense. Si fuera exclusivamente por el petróleo la tasa de cambio también estaría llegando a un piso. ¿Será cierto?
     
    Fuente: Dinero.com
  • Exportaciones petroleras de Irak se mantienen cerca de máximo récord en mayo

    LONDRES,  mayo (Reuters) - Las exportaciones de petróleo de Irak se han mantenido por encima de los 3 millones de barriles por día (bpd) en lo que va de mayo, según datos de carga y una fuente de la industria, lo que sostiene los envíos del segundo productor más grande de la OPEC cerca de un máximo récord.
     
    Otro mes fuerte de exportaciones iraquíes se suma a los indicios de que la elevada producción desde los miembros centrales de la Organización de Países Exportadores de Petróleo se focalizó en mantener la porción de mercado, algo que impacta sobre los precios globales del crudo.
     
    "Hay pocas dudas de que las exportaciones récord de crudo de Irak están ampliando aún más un mercado extremadamente bien provisto, por lo tanto agregan presión bajista" a los precios, dijo Eugene Lindell, analista petrolero de JBC Energy en Viena.
     
    Las exportaciones desde terminales del sur de Irak promediaron los 2,55 millones de bpd en los primeros 21 días de mayo, según datos de carga a los que Reuters tuvo acceso y a una fuente industrial, lo que implica una baja desde los 2,63 millones de bpd registrados en abril.
     
    No obstante, las ventas desde la región norte iraquí, vía Ceyhan en Turquía -que incluye el crudo de Kirkuk en Irak y el petróleo kurdo-, promediaron 500.000 bpd en lo que va del mes, según la información de carga, superando los 450.000 bpd de abril.
     
    Los yacimientos del sur, desarrollados con ayuda de empresas petroleras extranjeras, producen la mayor parte del crudo de Irak y las terminales son su principal salida a los mercados mundiales.
     
    Ubicadas lejos de las zonas del país controladas por Estado Islámico, se han mantenido bombeando pese al conflicto. Pero algunos problemas técnicos menores han pesado sobre las exportaciones en lo que va de mayo, según una fuente del sector.
     
    Las exportaciones desde el norte estuvieron cortadas la mayor parte del 2014 y retornaron en diciembre, luego de un acuerdo entre Bagdad y el Gobierno regional kurdo. Desde el reinicio, la tasa de exportación aumentó más del doble.
     
    Las exportaciones totales de Irak en lo que va de mayo de 3,05 millones de bpd, según este relevamiento, se ubican apenas por debajo de los 3,08 millones de bpd que el país dijo que exportó en abril y que fueron un máximo récord.
     
     
    Por Alex Lawler
     
    (Editado en español por Ana Laura Mitidieri)
     
    Reuters L.A
  • Fortaleza del dólar debilita precios globales del petróleo

    Aumento en la extracción de crudo por Irán y EU, entre las causas; se han descubierto nuevas reservas de hidrocarburos mayores a 15 mmdbdAumento en la extracción de crudo por Irán y EU, entre las causas; se han descubierto nuevas reservas de hidrocarburos mayores a 15 mmdbdLos precios del petróleo cerraron operaciones con pérdidas de más de 1.0 por ciento, ante una fortaleza generalizada del dólar y las preocupaciones que se han generado sobre incrementos en el bombeo de crudo por parte de Irán y Estados Unidos.

    En estos momentos, el crudo de referencia de Estados Unidos, West Texas Intermediate (WTI), registró una pérdida de 1.5 por ciento al cerrar en 53.01 dólares por barril, mientras que el petróleo del mar del norte, Brent, cae 1.8 por ciento al concluir la jornada en 55.72 dólares.

    El viernes la compañía de servicios petroleros, Baker Hughes, dio a conocer que el número de plataformas petroleras estadounidenses activas subió la semana pasada en 14 unidades, acumulando 13 semanas consecutivas de alzas. Mientras que los inventarios de crudo en Estados Unidos crecieron más de lo esperado en la última semana.

    Pese a que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) redujo su producción de crudo para disminuir la sobreoferta en el mercado, las compañías petroleras estadounidenses continúan incrementando su suministro.

    El fin de semana, la Compañía Nacional Iraní de Petróleo (NIOCI) informó que ha descubierto nuevas reservas de petróleo, que ascienden a unos 15 mil millones de barriles, de acuerdo con un reporte de Infosel.

    Tras un comunicado emitido por el director de la compañía, Ali Kardor, éste aseguró que 2 mil millones de barriles son recuperables; sin embargo, no se precisó en qué fecha se realizaron estos descubrimientos.

    Desde que le fueron levantadas una serie de sanciones internacionales, Irán ha estado incrementando su producción de petróleo, aunque ésta se ha mantenido en línea con lo acordado por la OPEP.

    Irán es el tercer mayor productor petrolero de la OPEP. En 2016 se levantaron las sanciones impuestas contra la nación por su programa nuclear y desde entonces ha estado incrementando su producción de crudo de forma gradual.

    Otro factor que también está incidiendo en los petroprecios es el hecho de que el Gobierno de Estados Unidos está evaluando si mantenerse vinculado al acuerdo nuclear con Teherán, que llevó al levantamiento de las sanciones internacionales sobre la República Islámica en 2015.

     

     

  • Fuerte Caída en los Precios del Crudo

    Planta de ExxonPlanta de ExxonLos precios del petróleo registraron su mayor caída en más de tres meses como resultado de las oscilaciones de las bolsas chinas y la posibilidad del ingreso de más petróleo de EE.UU. e Irán al ya saturado mercado. El crudo de referencia para EE.UU. cayó 7,7%, o US$4,38, a US$52,53 el barril. El crudo Brent cedió 6,3% para ubicarse en US$56,54. Algunos analistas creen que el precio volverá a caer por debajo de US$50.
     
    Las compañías alemanas de medios ProSiebenSat.1 PSM.XE +0.52%  y Axel Springer SPR.XE +3.27%  negocian una fusión para hacer frente al cambiante panorama de medios en Europa, según fuentes. La empresa combinada tendría un valor de mercado de US$16.000 millones, pero las conversaciones aún están en una etapa temprana y el acuerdo enfrentaría el escrutinio de los reguladores.
     
    Bolivia podría emitir hasta US$1.000 millones en bonos internacionales este año para financiar industrias estatales y carreteras, dijo el ministro de Economía, Luis Arce. Señaló que no se ha determinado una fecha para la emisión debido a la incertidumbre relacionada al momento en que EE.UU. decida subir sus tasas de interés. (Reuters)
     
    Doce de los bancos más grandes de EE.UU. presentaron por segunda vez ante los reguladores sus “testamentos en vida”, detallados planes sobre cómo actuarían en caso de una quiebra para evitar poner en riesgo al sistema financiero. El año pasado, la Fed y los reguladores rechazaron los planes de la mayoría de los bancos por considerarlos deficientes y basados en suposiciones poco realistas. Las agencias revisarán los planes y ofrecerán sus comentarios antes de fin de año.
     
    Un juez de EE.UU. desestimó la apelación interpuesta por los bonistas y la división estadounidense de Nortel, que buscaban recibir una porción mayor de los US$7.300 millones recaudados en la quiebra del gigante de telecomunicaciones canadiense. Según el fallo, el dinero se repartirá usando una fórmula que dará preferencia a las unidades de Nortel con las mayores deudas.
     
    Totalplay, empresa de TV por cable de México, anunció una alianza con Netflix para permitir el acceso directo a los contenidos en línea de la firma estadounidense de streaming a sus más de 130.000 abonados. Los usuarios podrán suscribirse a Netflix desde sus televisores o usar sus cuentas existentes.
     
    Fuente: WSJournal.com
  • Fuerte recuperación de los precios del petróleo

    los precios del petróleo siguieron disparados, al final de la jornada del viernes, el barril de WTI en Nueva York ganó 1,97%, para ubicarse después de más de tres semana en 50.32 dólares. Mientras que el de Brent, en Londres, ganó 2,11%, cotizándose en 53.62 dólares.
     
    Así, los precios anotaron su segunda semana de avances, ante las crecientes expectativas de que los grandes exportadores se comprometan a extender un acuerdo de recortes de producción para lidiar con el persistente exceso de inventarios globales. 
     
    Desde comienzos de marzo, el precio del Brent ha retrocedido desde más de 56 dólares el barril hasta menos de 47 dólares, en medio de la dudas respecto a que los recortes del bombeo impulsados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y naciones aliadas como Rusia vayan a contrarrestar el incremento de producción en Estados Unidos.
     
    La Opep se reunirá la semana próxima en Viena y tiene previsto revisar el acuerdo global para recortar la producción. Tras declaraciones de Arabia Saudita y Rusia, ahora los mercados esperan que el grupo decida apoyar una extensión del pacto por al menos otros seis meses. 
     
    En una nota enviada a clientes, Bank of America Merril Lynch (BofA) dijo el jueves que considera que uno de los principales desafíos para la Opep es lograr que los recortes de producción finalmente tengan un impacto en los inventarios mundiales de crudo. 
     
    “Creo que los recortes de producción son suficientes para estabilizar al mercado. Creo que es probable que haya un declive de los inventarios pero no pienso que vayan a llegar a los niveles que la Opep espera", declaró Olivier Jakob, director gerente de la firma Petromatrix. 
     
    Rosneft, el mayor productor de petróleo de Rusia, dijo el jueves que estaba dispuesto a cumplir con los compromisos de cuotas de producción que puedan ser consensuados con la Opep.
     
     
    Portafolio.co
     
     
     
  • Futuros del crudo Brent subían por sobre los US$61 en New york

    Nueva York_Los futuros del crudo Brent subían por sobre los US$61 por barril el jueves, ya que los inversores desestimaban el pesimista dato sobre los inventarios en Estados Unidos y se centraban en la falta de un acuerdo en las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán.
     
    A las 10:49 GMT, los futuros del Brent subían más de US$1 a US$61,57 por barril, mientras que el crudo West Texas Intermediate (WTI) ganaba 77 centavos a US$52,31 por barril.
     
    El embajador de Teherán ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo el miércoles que no se había logrado un acuerdo sobre la duración de un posible pacto final por el programa nuclear.
     
    Las declaraciones del representante iraní aliviaron el temor a un inminente aumento de la oferta de petróleo de ese país.
     
    En Estados Unidos, los inventarios de crudo alcanzaron un nivel récord, con un alza de más del doble de lo esperado en la semana pasada a 10,3 millones de barriles en la semana al 27 de febrero.
     
    Reuters -
  • Goldman afirma que los precios del petróleo podrían alcanzar los 107 dólares si la OPEP+ extiende los recortes el próximo año

    Los precios del petróleo podrían alcanzar los 107 dólares por barril el próximo año si los productores de la OPEP+ no revierten sus recortes de producción en 2024, dijo Goldman Sachs, señalando que un precio de tres dígitos no es el escenario base del banco.
    El martes, Arabia Saudita extendió su recorte de 1 millón de barriles por día (bpd) hasta diciembre de 2023, en una medida que, según dice, refuerza “los esfuerzos de precaución realizados por los países de la OPEP Plus con el objetivo de apoyar la estabilidad y el equilibrio de los mercados petroleros”. Los recortes, que significan que los sauditas bombearán 9 millones de bpd hasta fin de año, se revisarán mensualmente para considerar profundizar el recorte o aumentar la producción, dependiendo del estado del mercado.
    Rusia también extendió su recorte de exportaciones de 300.000 bpd hasta diciembre, con la opción de revisar cada mes y potencialmente profundizar los recortes o aumentar la oferta, según las condiciones del mercado.
     
    Las medidas adoptadas por Arabia Saudita hicieron que los precios del petróleo se dispararan: el Brent superó los 90 dólares y el WTI se acercó a los 88 dólares.
     
    Tras los anuncios, Goldman Sachs Commodities Research escribió en una nota que los recortes extendidos aumentan los riesgos al alza para los precios del petróleo.
     
    "Consideremos un escenario alcista en el que la OPEP+ mantenga los recortes de 2023... plenamente vigentes hasta finales de 2024 y en el que Arabia Saudita sólo aumente gradualmente la producción", escribieron los analistas de Goldman, según lo publicado por CNN.
     
    Este escenario alcista puede impulsar los precios del petróleo hasta 107 dólares por barril en diciembre de 2024, dijo el banco de Wall Street, pero advirtió que este no es su escenario base.
    “Esta no es nuestra visión de base porque creemos que es poco probable que el grupo de productores busque precios muy por encima de los 100 dólares el barril dada la fuerte respuesta de la oferta y la inversión a la crisis energética de 2022, nuestro seguimiento de alta frecuencia del esquisto estadounidense y la importancia política de Precios de la gasolina en Estados Unidos”, según la nota de Goldman publicada por Reuters . 
     
    Otros analistas dicen que los recortes extendidos de la oferta por parte de los dos líderes de la OPEP+, Arabia Saudita y Rusia, no justifican un precio del petróleo de 100 dólares el barril, especialmente a la luz de las persistentes preocupaciones económicas y de demanda de petróleo.
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com
  • Goldman prevé petróleo cerca de US$40 si fracasa acuerdo de OPEP

    La Organización de Países Exportadores de Petróleo se reunirá en Viena para fijar los primeros recortes a los suministros en ocho años, e invitar a otros productores no pertenecientes al grupo.

     
    Parece que un acuerdo de la OPEP para reducir la producción de crudo en la reunión de este mes es cada vez más improbable, y el fracaso podría significar una caída de los precios a cerca de US$40, según Goldman Sachs Group Inc.
     
    “La falta de progreso en la introducción de cuotas a la producción y el creciente desacuerdo entre los productores de la OPEP apuntan a una disminución de la probabilidad de que se alcance un acuerdo el 30 de noviembre”, escribieron analistas de Goldman, entre ellos Damien Courvalin, en un comentario con fecha del 31 de octubre. Los obstáculos a un acuerdo de la producción siguen siendo enormes, manifestó Greg Sharenow, gestor de carteras de Pimco en un comentario por correo electrónico el martes.
     
    La Organización de Países Exportadores de Petróleo se reunirá en Viena para fijar los primeros recortes a los suministros en ocho años e invitar a otros productores no pertenecientes al grupo, especialmente Rusia, a tomar medidas similares. El lunes, el crudo Brent continuaba las pérdidas y caía por debajo de US$50 el barril después de que las negociaciones del pasado fin de semana no resultaran en detalles concretos para reducir la sobreoferta mundial de crudo y estabilizar los precios.
     
    “La falta de un acuerdo hasta el momento ha provocado una caída significativa de los precios del petróleo y, desde nuestro punto de vista, la debilidad de los indicadores fundamentales del crudo justifica unos precios en torno a los US$40 el barril si la OPEP no consigue llegar a un acuerdo convincente”, escribieron los analistas de Goldman.
     
    Incluso si el grupo consigue llegar a un acuerdo por el temor a la caída de los precios, la probabilidad de que el pacto logre reducir los inventarios es baja, señaló el banco. El incremento de la producción de la OPEP en octubre así como la aceleración de proyectos de países que no pertenecen a la OPEP han reducido la probabilidad de que un acuerdo se traduzca en una disminución significativa de los suministros durante la primera mitad de 2017, según el banco, el cual estima que la OPEP produjo unos 34,2 millones de barriles diarios de media el mes pasado.
     
    Si bien desde el punto de vista de Goldman la probabilidad de recortes y el éxito en la reducción de suministros ha disminuido en la última semana, altos responsables de la OPEP han afirmado que el grupo y otros grandes productores de petróleo están avanzando hacia un acuerdo que moderará la sobreoferta mundial.
     
    Los 14 miembros de la OPEP y antiguos competidores como Rusia están dispuestos a llegar a un acuerdo, manifestó el secretario general de la organización, Mohammed Barkindo, el lunes en una entrevista con Bloomberg Television. Incluso Irak, que ha exigido su exclusión de los límites a la producción y anunció que aumentaría la producción, está dispuesto a colaborar, puntualizó.
     
    El Brent para entrega en enero ganaba US$0,48 a US$49,09 el barril en el mercado de futuros ICE de Londres a las 2:49 de la tarde, hora de Hong Kong. Los contratos de futuros a un mes cayeron un 2,8% el lunes.
     
     
    Bloomberg - 
     
    ElEspectador.com
  • Grandes productores de petróleo negocian en Doha congelar la producción

    Discuten un proyecto de acuerdo para detener hasta octubre el bombeo a sus niveles de enero, con el fin de dinamizar los precios.

    Los grandes productores de petróleo negocian este domingo en Catar una posible congelación de petróleo. 

    El ministro ecuatoriano de Hidrocarburos, Carlos Pareja, declaró a los periodistas que su país, miembro de la Organización de países exportadores de petróleo (Opep), apoyaba este acuerdo para que estabilice el mercado petrolero y sostenga las cotizaciones, hundidas por un exceso de oferta. 

    El ministro de energía de Azerbayán, Natig Aliyev, citado por la agencia rusa RIA Novosti, indicó por su parte que el proyecto de acuerdo prevé una congelación de la producción "a sus niveles de enero" y ello "hasta octubre". 

    Tras consultas "informales" por la mañana en un gran hotel de Doha, los ministros presentes fueron recibidos, según la agencia oficial Qna, por el emir de Catar, jeque Tamim ben Hamad Al Jalifa. 

    Una quincena de países, mayoritariamente miembros de la Opep y liderados por Arabia Saudí, están representados en Doha, donde intentan concertarse con países no OPEP, como Rusia. 

    Irán, gran rival de Arabia Saudita, decidió que no enviaría representantes a esta reunión, lo que puede limitar el alcance de un eventual acuerdo "Irán no renunciará de ninguna manera a su cuota de producción histórica", declaró dijo el ministro iraní de Petróleo, Bijar Namdar Zanganeh, en referencia al nivel de producción y exportación de su país antes de las sanciones internacionales, y para explicar su ausencia de la reunión. 

    El vice príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed ben Salman, había dicho en una entrevista publicada el sábado que su país no congelaría su producción de crudo a menos que Irán lo haga también. Arabia Saudí está representada por su ministro del Petróleo, Ali al Nuaimi.

    UN ACUERDO POSIBLE

    Kamel al Harami, experto petrolero kuwaití, estima sin embargo posible un acuerdo este domingo sobre una congelación de la producción, incluso sin Irán. 

    "Irán es incapaz de agregar más de medio millón de barriles diarios a su producción de aquí a fin de año", explicó Harami en Doha. 

    "Creo que esto no tendrá gran impacto en la reunión", vaticinó. Catar, el país anfitrión, afirmó que una "atmósfera de optimismo" se instauró la víspera de la reunión, mientras que el ministro en ejercicio del Petróleo de Kuwait, Anas Saleh, dijo ante la prensa que también era "optimista". 

    Pero los precios del petróleo cerraron con una clara caída el viernes, resultado del escepticismo imperante antes de la reunión de Doha. 

    Un proyecto, suscrito en febrero por Arabia Saudita, Rusia, Catar y Venezuela, busca congelar la producción de crudo con el fin de contrarrestar la oferta excesiva hasta que la demanda se reactive, el tercer trimestre de 2016.

    Los analistas están divididos acerca de los posibles resultados de la reunión de Doha, que podrían impulsar los precios al alza como provocar de nuevo su desplome. Varios expertos excluyen un impacto significativo en un mercado petroleo que sigue siendo volátil a pesar del acuerdo de febrero. La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) advirtió que un acuerdo en Doha tendría un "impacto limitado" en la oferta. 

    La Opep comunicó, antes de la reunión, que la oferta excedentaria se podría acentuar aún más. La organización revisó a la baja sus previsiones de crecimiento de la demanda mundial este año y podría reducirlas más. 

    La caída de un 60 % de los precios del crudo desde junio de 2014 ha venido provocada por una oferta más que abundante, consecutiva a una considerable subida de la producción de petróleo no convencional, el petróleo de esquisto estadounidense, y la negativa de la OPEP, en noviembre de 2014, a reducir su producción. 

    Los países exportadores han perdido sumas colosales y registraron déficits presupuestarios que conllevaron medidas de austeridad.

    Fuente: Portafolio.co

  • Hasta el año 2020 el precio el petróleo volvería a los US100

    Foto: Plataforma shellFoto: Plataforma shellLos precios del petróleo no se recuperarán a US$100 el barril antes de entre 2020 y 2025, cuando comience a disminuir gradualmente la producción de esquisto de los Estados Unidos, según un ex jefe de la Agencia Internacional de Energía.
     
    La demanda de crudo en China, India, el sudeste asiático y África hará subir los precios globales en el "largo plazo", dijo en entrevista desde Abu Dhabi Nobuo Tanaka, quien se desempeñó durante cuatro años como director ejecutivo de la AIE. Tanaka dejó la AIE, un órgano asesor de las naciones industrializadas del mundo, en septiembre de 2011 y en la actualidad trabaja como profesor en la School of Public Policy de la Universidad de Tokio.
     
    "El precio no subirá a cien tan fácilmente como antes", dijo Tanaka. "La producción de esquisto en los EE.UU. se reducirá gradualmente a partir del 2020 o 2025, por lo que vuelve a existir la posibilidad de que se produzca un aumento de precios después de eso".
     
    La Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), liderada por Arabia Saudita, decidió el 5 de junio mantener su meta de producción de crudo sin cambios para forzar la reducción por parte de los productores de mayor costo, como las compañías de esquisto estadounidenses. El grupo de productores ha superado su objetivo durante 16 meses consecutivos, según datos compilados por Bloomberg.
     
    "La producción de esquisto es un estabilizador", dijo Tanaka. "La Opep solía controlar la producción para estabilizar el precio; ese fue el régimen de antes, pero ahora, cuando la OPEP abandonó este tipo de función, el petróleo de esquisto está actuando en el mercado como un estabilizador. Estas son las nuevas dinámicas del mercado".
     
    La brecha entre la oferta y la demanda de crudo se mantendrá hasta el final del año, y un déficit de suministro se podría desarrollar en el tercer o cuarto trimestre de 2016, dijo. "Hasta ese momento, si la situación actual continúa, el precio se mantendrá tan bajo como el actual".
     
    Bloomberg - portafolioc.oo
  • Incertidumbre en los mercados petroleros a medida que el sentimiento oscila en señales mixtas

    La incertidumbre sigue abundando en los mercados petroleros después de que los recortes de producción de Arabia Saudita se vieron contrarrestados por preocupaciones económicas en EE. UU., China y Europa. Los rumores de que un acuerdo entre Estados Unidos e Irán estaba nuevamente sobre la mesa hicieron que los precios cayeran el jueves, pero las negativas de ambos países impulsaron los precios nuevamente.
     
    Alerta de precios del petróleo:  ya sea que sea nuevo en la industria del petróleo y el gas o un veterano del mercado de la energía, se arrepentirá de no haberse suscrito a Global Energy Alert. El boletín premium de Oilprice.com ofrece todo, desde análisis geopolítico hasta análisis comercial, y todo por menos de una taza de café a la semana.
     
    En otra semana más de contradicciones, el enfoque clave del mercado se alejó de los recortes de producción de Arabia Saudita y los aumentos semanales en los inventarios de productos de EE. UU., pasando a una historia que apenas se ha discutido en 2023 hasta ahora: el acuerdo nuclear iraní. Los informes de los medios de que EE. UU. e Irán están cerca de un acuerdo nuclear reducido fueron rápidamente refutados por ambas partes, lo que llevó a otro movimiento de vaivén en los puntos de referencia mundiales del petróleo, ya que el Brent terminará la semana en torno a los 76 dólares por barril.
     
    Estados Unidos e Irán reducen las expectativas del New Deal. Después de que un informe de Middle East Eye afirmara que se estaba discutiendo un acuerdo nuclear interino con Irán en virtud del cual Irán aceptaría algunos límites en su programa a cambio de un alivio parcial de las sanciones, tanto Washington como Teherán negaron con vehemencia el rumor y lo calificaron de engañoso. 
     
    Cargill suspende la ola de gastos en biodiesel. Los elevados costos de las materias primas y la falta de mano de obra calificada han llevado al gigante agrícola Cargill a suspender los planes para una planta gigante de procesamiento de soya con una capacidad de producción de 62 Mbu en Hayti, MO, un gran revés para la producción de diésel renovable de EE. UU. 
     
    Los exploradores marinos discuten la combinación de fuerzas. El mayor productor independiente del Reino Unido, Harbour Energy (LON:HBR), está en conversaciones con el productor estadounidense centrado en el extranjero Talos Energy (NYSE:TALO) para fusionarse, cotizar en la bolsa de Nueva York y confirmar el alejamiento de Harbour del Mar del Norte. 
     
    EIA advierte sobre disminución de la demanda de diésel en EE. UU. La Administración de Información de Energía de EE. UU. pronostica que la demanda de diésel en el país caerá hasta 2024 a pesar del crecimiento económico, y que la fabricación ponderada por destilados disminuirá un 1,1 %, aunque esperan que el PIB de EE. UU. crezca un 1,3 % en 2023. 
     
    Explosión de presa en Ucrania Horribles noticias para la agricultura. El ministro de agricultura de Ucrania, Mykola Solsky, dijo que la destrucción de la represa de Kakhovka privaría del suministro de agua a unas 500.000 hectáreas de tierras altamente fértiles en tres regiones, lo que requeriría años para reparar por completo el daño al riego. 
     
    Bangladesh lucha a través de la peor crisis en años. Azotado por una crisis monetaria y repetidas olas de calor, Bangladesh está pasando por su peor crisis de suministro de energía en 10 años, lo que obligó al operador de la red nacional a cortar la electricidad todos los días en mayo con un déficit de energía que aumenta al 15% del consumo. 
     
    Los accionistas se oponen a la fusión Oneok-Magellan. El cuarto mayor accionista de Magellan Midstream (NYSE:MMG) , la firma de inversión Energy Income Partners que posee alrededor del 3% de la compañía, tiene la intención de votar en contra de un acuerdo reflexionado para fusionarse con la compañía de oleoductos Oneok por un total de $ 18.8 mil millones. 
     
    Explosión de oleoducto hace improbable la extensión del acuerdo de granos del Mar Negro. El oleoducto de amoníaco más largo del mundo que conecta Togliatti de Rusia y Odesa de Ucrania, un conducto que Moscú quería reiniciar como parte del acuerdo de granos del Mar Negro ha sido dañado por los bombardeos de esta semana, lo que reduce en gran medida la probabilidad de una extensión del acuerdo de granos. 
     
    Irving Oil lanzará revisión estratégica. La refinería de petróleo más grande de Canadá, Irving Oil, que opera la refinería Saint John, NB de 320,000 b/d y la refinería Whitegate de 75,000 b/d en Irlanda, está lanzando una reevaluación estratégica de sus operaciones que podría conducir a una venta total o parcial.
     
    El impuesto sobre las ganancias extraordinarias del Reino Unido mejorará un poco. Según el Financial Times, el gobierno del Reino Unido planea introducir un precio mínimo para el impuesto sobre las ganancias extraordinarias del 35% del país, lo que significa que el impuesto se eliminaría si los precios del petróleo caen de manera sostenible por debajo de $ 71,40 por barril y los precios del gas por debajo de $ 0,54 por termia.
     
    Indonesia arremete contra el “imperalismo” de la UE con la Ley de Deforestación. Después de que la Unión Europea aprobara una ley que prohíbe las importaciones de la UE de productos básicos relacionados con la destrucción de los bosques, las exportaciones indonesias de aceite de palma, cacao o caucho se han visto muy afectadas, y Yakarta denunció el imperialismo regulatorio de Bruselas. 
     
    Los tribunales guyaneses suben la apuesta por Exxon. Un tribunal de apelaciones de Guyana suspendió una orden de un tribunal inferior que exige que la importante empresa estadounidense ExxonMobil (NYSE:XOM) y sus socios en el bloque Stabroek proporcionen una garantía financiera ilimitada para cubrir posibles derrames de petróleo, lo que aumenta los riesgos de que Exxon pueda tomar represalias recortando la producción. 
     
    Argentina aprueba plan de perforación costa afuera. El proyecto costa afuera Fenix ​​liderado por la petrolera major francesa TotalEnergies (NYSE:TTE) recibió la aprobación final del Ministerio de Medio Ambiente de Argentina y busca iniciar la producción de gas natural en 2025 y producir unos 10 MMCm por día dentro de un par de años.
     
    Namibia prohíbe las exportaciones de minerales sin procesar. El gobierno de Namibia, uno de los mayores productores mundiales de uranio, diamantes y litio, prohibió la exportación de minerales sin procesar que se consideran críticos para la industria minera nacional, a pesar de un acuerdo comercial de la UE el año pasado.
     
    Por Michael Kern para Oilprice.com
  • Inversión extranjera para petróleo cayó 13,5% en 2016

    Los recursos llegados para la industria de hidrocarburos pasaron de US$2.512 millones en 2015 a US$2.172 millones un año después, señala el Emisor.
    Los recursos llegados para la industria de hidrocarburos pasaron de US$2.512 millones en 2015 a US$2.172 millones un año después, señala el Emisor.Los recursos llegados para la industria de hidrocarburos pasaron de US$2.512 millones en 2015 a US$2.172 millones un año después, señala el Emisor.La industria petrolera se mantiene inestable por la volatilidad que persigue a los precios del crudo en los mercados internacionales. Ese escenario se traduce una fuerte caída de la inversión extranjera para el sector de los hidrocarburos que el año pasado se desplomó en 13,5% según las cifras del de la balanza de pagos del Banco de la República. Los menores recursos para la actividad petrolera afectarán la producción petrolera y la meta del gobierno de alcanzar los cerca de 898.000 barriles diarios en promedio. La cifra del millón de barriles se hace cada vez más lejana.
     
    El Banco Central informó que el año pasado la inversión extranjera para el sector petrolero fue de US$2.172 millones. Un año atrás había sido de US$2.512 millones lo que significa una caída de 13,53%. Ese descenso se hace mucho más significativo si se compara con 2014 cuando ingresaron al sector petrolero US$4.732 millones.
     
    Para este año la inversión de Ecopetrol repuntará luego de un 2016 de ajuste y protección de la caja, señala un informe de la petrolera colombiana. “De una cifra cercana a US$2.000 millones pasaremos a US$3.500 millones”, dice el informe. En esa misma línea están las petroleras internacionales con presencia en el territorio nacional, como Anadarko, que está perforando su segundo pozo en aguas profundas en Colombia.
     
    “En 2016 elsector enfrentó losprecios más bajos registrados en los últimos 12 años y la inversión en producción de hidrocarburoscayó en 70% frente a 2015”, dice la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) que agrupa a las empresas petroleras multinacionales con operación en el país.
     
    “Durante el primer semestre de 2016 la perforación de pozos de desarrollo de producción prácticamente se paralizó, iniciando unamoderada reactivación en el segundo semestre del año que desafortunadamente no logró revertir la tendencia decreciente en producción que venía sucediendopor la declinación natural de loscampos y los bajos niveles de inversión”, dice el gremio petrolero.
     
    El Gobierno espera que la tendencia decreciente de la inversión extranjera para el sector petrolero se revierta desde este año. La cotización internacional del crudo se ha estabilizado alrededor de los US$40 por barril en los últimos meses, lo que a juicio de muchas petroleras es un precio que permite reactivar la exploración y producción.
     
    Las cifras reportadas por el Banco Central indican que el cuarto trimestre se registró un leve repunte de los capitales llegados para el sector petrolero al sumar US$555 millones. En el tercer trimestre había ingreso US$295 millones. En medio del descenso de los dineros externos para hidrocarburos, la inversión extranjera directa para el resto de la economía repuntó 15,8% desde los US$11.732 millones de 2015 a US$13.5693 millones un año después.
     
    “Es la respuesta del sector a la caída de los precios, en donde las empresas se concentran en los proyectos mas rentables para pasar el ciclo de precios bajos y en donde hay mayor competencia entre países para atraer la poca inversión de las empresas”, dijo Jaime Concha, Vicepresidente de Energía, Hidrocarburos y Minería de la Andi. El dirigente empresarial considera que las consultas como la de Cajamarca (Tolima) y algunos fallos judiciales no le ayuda al sector para despertar el interés d elos inversionistas. “En este escenario, algunas decisiones de las cortes, las consultas populares, la reforma tributaria entre otros, no son señales buenas para competir en la atracción de estas inversiones”, sostiene.
     
    Ataques terroristas
     
    A la caída en recursos para inversión en el sector, la industria petrolera se ha visto fuertemente asediada por gruopos al margen de la ley que han atacado indiscriminadamente el principal oleoducto del país.
     
    En lo corrido del año se han presentado 29 atentados contra el oleoducto Caño Limón Coveñas, que completa 41 días sin operar. “Se han dejado de producir 1,2 millones de barrile”, dice Ecopetrol. Es crudo dejado de producir cuesta $170 mil millones, que son pérdidas para el país porque incluyen regalías e impuestos.
     
    "En los últimos 30 años por cuenta de los atentados a la industria petrolera se han derramado en los ecosistemas colombianos 4.1 millones de barriles de crudo, con impactos severos en la flora y en la fauna”, señala Francisco José Lloreda presidente de ACP.
     
    Por: Jorge Sáenz V
     
    ElEspectador.com
  • Jefe de Aramco: El mercado del crudo se equilibrará en 2016

    DUBAI (EFE Dow Jones)—Los mercados petroleros probablemente se equilibren en algún momento del año próximo debido a que la producción de América del Norte, incluida la producción no convencional de Estados Unidos, sigue descendiendo considerablemente, dijo el lunes el presidente de la petrolera estatal Saudi Arabian Oil Co., o Saudi Aramco, Jalid al-Falih.
     
    “Creemos que el mercado se equilibrará en algún momento de 2016. Creemos que la demanda acabará superando la oferta (...) Los precios acabarán reaccionando”, dijo al-Falih durante una rueda de prensa en Riad.
     
    Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, tiene la capacidad de esperar a que este equilibrio se produzca, dijo el responsable del gigante petrolero. “Tenemos la capacidad de financiar”, indicó.
     
    Los comentarios de Falih se produjeron después de que los precios mundiales del crudo descendieron la semana pasada hasta niveles no registrados desde 2004 en medio de un creciente exceso de oferta.
     
    Pero pese al descenso de los precios, el reino seguirá invirtiendo en el sector de hidrocarburos.
     
    “Seguiremos invirtiendo. Invertiremos en gas. Invertiremos en refinación, petroquímicos” en la producción de crudo de valor añadido, dijo Falih. “Duplicaremos nuestra producción de gas en los próximos 15 años más o menos”, agregó.
     
    Arabia Saudita dio a conocer el lunes planes para reducir sus gastos y elevó considerablemente el precio de los combustibles en el país con el fin de hacer frente a una nueva era de bajos precios del crudo.
     
    Después de años invirtiendo su enorme riqueza procedente del petróleo en impulsar su economía local y de subvencionar la energía y otros servicios a sus 30 millones de ciudadanos, la fuerte caída de los precios del crudo ha obligado al reino a reevaluar estos planes.
     
    Sin embargo, el reino no tiene previsto volver a aumentar los precios de los combustibles pronto, dijo Falih.
     
    Las autoridades sauditas dijeron el lunes que el Gobierno incurrió en un déficit histórico de casi 367.000 millones de riales (US$98.000 millones) este año, o 15% del Producto Interno Bruto, debido a los bajos precios del crudo, lo que obligó a recortar la inversión prevista para 2016 en 14% ante la expectativa de que los ingresos procedentes de las ventas de crudo seguirán bajo presión.
     
    Falih explicó que el Gobierno no basó su presupuesto para 2016 en solo un precio del crudo, sino en un conjunto de distintos escenarios de precios.
     
    “Arabia Saudita es más fuerte financieramente que cualquier otro país productor de crudo y tenemos la flexibilidad de hacer frente a distintos escenarios”, agregó.
     
     
    Fuente: WSJournal.com
  • La AIE no cree que Trump altere el mercado del petróleo a corto plazo

    Donald Trump - Presidente electo de USADonald Trump - Presidente electo de USA
     
    La Agencia Internacional de la Energía (AIE) dijo hoy que considera "improbable" que la elección de Donald Trump como nuevo presidente de Estados Unidos vaya a alterar de forma significativa las bases del mercado del petróleo a corto plazo.
     
    En su informe mensual sobre el mercado petrolero, la AIE indicó que espera "más detalles" sobre las políticas energéticas que pretende llevar a cabo Trump a partir de su entrada en funciones para integrarlas en su edición de 2017 sobre el mercado a medio plazo.
     
    La agencia, que reúne a los grandes países consumidores de energía miembros de la OCDE (el mayor de los cuales Estados Unidos) se centró en este informe en la futura reunión del día 30 que ha convocado en Viena la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con intención de fijar un techo a su extracción de crudo.
     
    Y a ese respecto, su principal comentario es que para cumplir los objetivos avanzados de un máximo de producción en una horquilla entre 32,5 y 33 millones de barriles diarios, la OPEP tendría que ponerse de acuerdo sobre "recortes significativos" a la vista de que estima que en octubre el cártel petrolero produjo una cantidad récord de 33,83 millones de barriles diarios.
     
    En octubre, la OPEP bombeó 230.000 barriles diarios más que en septiembre, sobre todo por la recuperación de la actividad en Nigeria y Libia, así como por Irak, que alcanzó un nuevo máximo histórico (4,60 millones de barriles), pero también porque Irán sigue acercándose a los niveles que tenía antes del periodo de las sanciones internacionales (3,75 millones).
     
    Además, fuera del cártel también hubo un incremento del resto de los productores en 485.000 barriles diarios en octubre hasta 57 millones, y eso en particular gracias a yacimientos en el Mar del Norte, a Rusia y a Kazajistán.
     
    La AIE considera que Rusia, que es actualmente el mayor productor mundial de petróleo, incrementará sus extracciones este año en 230.000 barriles diarios y que la tendencia actual llevará a un nuevo aumento de cerca de 200.000 barriles en 2017.
     
    Si a eso se le añaden las expectativas de subida igualmente en Brasil, Canadá y Kazajistán, los países que no pertenecen a la OPEP subirán su aportación en 500.000 barriles diarios el año próximo, después de que en 2016 la hayan recortado en 900.000.
     
    Por lo que respecta a la demanda, los autores del estudio no modificaron este mes sus previsiones, de forma que auguran que el mundo consumirá este año una media de 96,3 millones de barriles diarios, lo que significará un alza de 1,2 millones de barriles respecto a 2015, cuando la progresión había sido de 1,8 millones.
     
    Para 2017, el ascenso será de nuevo de 1,2 millones hasta 97,5 millones de barriles diarios.
     
    La AIE consideró que no hay signos de que la actividad económica vaya a absorber más crudo y el estímulo que supuso un precio del barril por debajo de 30 dólares a finales de 2015 y comienzos de 2016 es algo pasado.
     
    Por eso, una de sus principales conclusiones es que si no hay acuerdo en la OPEP y algunos de sus países siguen aumentando sus extracciones, continuará el exceso de oferta en el mercado con pocas esperanzas de que el precio del barril suba significativamente.
     
    Es más, advirtió de que si esa situación persiste en 2017, hay riesgo de que los precios vuelvan a bajar.
     
    La agencia recordó que su papel no es instar al sector a tomar una u otra decisión, y que se ha limitado a subrayar la necesidad de hacer las inversiones que permitan responder a la demanda para garantizar que el mercado está próximo del equilibrio.
     
     
    Terra.com
  • La caída del crudo deja en el aire proyectos petroleros y de gas por valor de un billón de dólares

    Foto:  InelectraFoto: InelectraLa bajada de los precios del petróleo ha golpeado duramente al sector de los hidrocarburos y puede obligar a suspender millonarios proyectos en todo el mundo, según advierten compañías sauditas de este ámbito.


    La industria de gas y petróleo podría cancelar sus proyectos en todo el mundo por valor de un billón de dólares en los próximos dos años debido a la caída de los precios del petróleo, según ha admitido en una conferencia en Bahréin el alto ejecutivo de exploración y desarrollo de la compañía Saudi Aramco Amin Nasser. "En este momento la industria mundial está lista cancelar potencialmente cerca de 1 billón de dólares en la financiación de capital", ha afirmado Nasser en declaraciones recogidas por Reuters.

    Debido al crecimiento de la producción de petróleo en EE.UU. y la caída de la demanda de este, especialmente en China, el precio del crudo ha caído desde finales de junio del año pasado de los 115 de dólares por barril a unos 60 de dólares. En consecuencia, los fabricantes de este hidrocarburo están buscando maneras de reducir el coste de ciertos contratos e incluso recortar sus presupuestos.
     

     

  • La caída del crudo premia a unos y castiga a otros

    La sobreoferta mundial de petróleo y una demanda que no crece al mismo ritmo han mantenido la tendencia descendente de los precios del petróleo, que el miércoles llegaron a sus niveles más bajos de los últimos cuatro meses tanto en el Brent, el valor de referencia global, como el West Texas Intermediate, el referente en el mercado estadounidense.
     
    Una demanda global debilitada por el estancamiento económico de la zona euro y la desaceleración de China y otras economías emergentes se han combinado con una ola de crudo que proviene principalmente de la nueva producción de Estados Unidos para amenazar la estabilidad de algunos países y lanzar un salvavidas económico a otros. Con el WTI que ayer cerró a US$81,78 en Nueva York (llegó a caer hasta US$80,01) y el Brent a US$83,789 (el más bajo desde noviembre de 2010), algunos analistas predicen que el WTI caerá hasta US$72 por barril.
     
    Países cuyas economías tienen una fuerte dependencia del petróleo, como Rusia, Irán y Venezuela, ya sienten el impacto. La demanda global está estancada y la Agencia Internacional de Energía proyectó la semana pasada que la demanda de petróleo durante este año crecerá a su menor nivel en cinco años.
     
    Sin embargo la producción de petróleo sigue en un nivel alto. En EE.UU., la fracturación hidráulica ha desatado un nuevo torrente de crudo que inunda el mercado. Se prevé que la producción estadounidense vuelva a aumentar este año, señala Ed Morse, director global de investigación de materias primas de Citigroup Inc. C -0.82%  El descenso en los precios, sin embargo, podría desacelerar el crecimiento del año próximo.
     
    La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que controla alrededor de un tercio del suministro global, no se ha mostrado dispuesta a reducir la producción. Arabia Saudita desea conservar cuota de mercado aunque signifique precios más bajos, una postura polémica abordada el martes en una inusual carta pública del príncipe y célebre inversionista saudita Al-Waleed bin Talal al ministro de petróleo del reino. Irán dio señales de que también aceptaría precios menores.
     
    Las posibles consecuencias económicas y sociales varían en todo el mundo. Algunos economistas advierten que, aunque la caída en el precio del combustible deja más dinero en los bolsillos de las personas y por ende apuntala el consumo, el impacto sobre EE.UU. y Europa puede ser negativo puesto que una de las mayores razones detrás de la caída del crudo es el enfriamiento de la economía global. “Si no tenemos mercados a los cuales vender nuestras exportaciones, eso arrastrará a la economía aunque los consumidores tengan un poco más tras comprar gasolina”, señala James Hamilton, profesor de Economía de la Universidad de California en San Diego.
     
    En cambio, las economías de países que importan energía, como Japón, Corea del Sur y Taiwán, probablemente se beneficiarán aunque la caída en los precios del crudo se revierta antes de lo previsto.

    Hasta hace poco, los precios del crudo seguían altos a pesar del aumento en el suministro debido a que guerras y conflictos civiles perturbaban el mercado. Ahora, sin embargo, “hay una abundancia de riesgo geopolítico, pero hay una abundancia de petróleo aún mayor”, afirma Daniel Yergin, vicepresidente de investigación la consultora IHS Inc. IHS -0.58%
     
    Las semillas del exceso de suministro se plantaron hace poco más de una década en el norte de Texas, EE.UU., cuando empresas estadounidenses fueron las primeras en emplear técnicas de perforación horizontal combinadas con tecnología de fracturación hidráulica. El resultado fue extraer petróleo y gas de rocas que antes se consideraban inservibles.
     
    La producción petrolera de EE.UU. ha subido 56% desde 2004, el equivalente a bombear 1,3 millones de barriles adicionales al día a la producción petrolera habitual del país, procedente de yacimientos tradicionales. Rex Tillerson, presidente de la junta directiva de Exxon Mobil Corp. XOM -0.51%  , declaró la semana pasada que EE.UU. y Canadá han ingresado en una “nueva era de abundancia energética”.
     
    Las disputas al interior de la OPEP se podrían intensificar si los precios siguen en baja, puesto que algunos miembros quieren bombear más para mantener sus ingresos. Un reciente informe de Deutsche Bank DBK.XE -4.34%  calcula que Venezuela necesita que los precios superen los US$120 el barril para equilibrar su presupuesto. El presupuesto de Angola, en tanto, contempla un barril a US$98.
     
    China ha aumentado de forma constante su dependencia del crudo extranjero. Más de 61% del petróleo que consume será importado el año próximo, según estimaciones oficiales. La baja del petróleo coincide con la desaceleración del crecimiento económico chino. El petróleo más barato podría ayudar a reducir los costos de producción en una amplia gama de sectores y contener la inflación. India, que importa 75% de la energía que consume, también se beneficiaría.
     
    No es el caso de Venezuela, donde el gobierno del presidente Nicolás Maduro hace frente a una moneda al borde del colapso y la escasez de pañales, papel higiénico, medicinas, autopartes y otros bienes.
     
    El país ya sufría una escasez de divisas debido al elevado gasto fiscal y otros problemas. Cuando los precios del petróleo bordeaban los US$100 el barril este año, los venezolanos salieron a las calles a protestar por la escasez y lo que muchos líderes de las manifestaciones llamaron el mal manejo de la economía por parte del parte del gobierno. “Los precios del crudo venezolano están altos desde hace varios años, y el país aún tiene problemas para pagar su deuda a esos precios”, resalta Russ Dallen, socio de la firma de corretaje de Caracas, Capital Markets. Asdrubal Oliveros, director de la consultora Ecoanalítica dijo que Venezuela tiene pocas opciones. “Los venezolanos pueden hacer todo el ruido que quieran en la OPEP, pero la que manda es Arabia Saudita”, observó. El banco central y el ministerio de Finanzas de Venezuela no respondieron a pedidos de comentarios.
     
    El presidente ruso Vladimir Putin reconoció la semana pasada que el presupuesto nacional está “bajo presión”. Cerca de la mitad de los ingresos del gobierno ruso provienen de las ventas de crudo y gas. El banco central ya trabaja en lo que denomina un “escenario de shock” en el que los precios se desploman a US$60 el barril.
     
    Algunos de los principales políticos y empresarios rusos opinan que los sauditas están a favor de una caída en la cotización del petróleo para castigar a Rusia y al propio Putin, en lo que sería una extensión de las sanciones contra el país por el conflicto en Ucrania.
     
    La caída de los precios obligará, en algún momento, a las empresas y los países a reducir la producción, predicen muchos analistas. Pero no está claro quién daría el primer paso. Los precios podrían repuntar si se reduce la producción y mejora la economía global.
     
    Si el rebote de los precios es lento, podría perjudicar a grandes petroleras occidentales. Cualquier caída sostenida podría significar que estas empresas se vean forzadas a recortar los gastos en desarrollo.
     
    —Benoît Faucon, Ezequiel Minaya, Mark Magnier y James Marson contribuyeron a este artículo.
     
    Por: Russell Gold
     
    Fuente: WSJournal.com
  • La caída del petróleo exige importantes cambios

    La industria del petróleo y el gas se enfrenta a una nueva ronda de recortes de costos. Además, se necesita una dosis de reflexión.
     
    Los precios del crudo están bajo presión gracias a la combinación de China, Grecia e Irán. Eso, junto al pronóstico bajista de la Agencia Internacional de la Energía en su último informe, mina las esperanzas de una rápida recuperación este año.
     
    En consecuencia, los productores de crudo se verían obligados a realizar más ahorros en el gasto. Todos los recortes, sin embargo, no se hacen igual.
     
    Esta industria tenía un problema de costos a US$100 por barril, ni qué hablar con US$50 por barril. Cuando presentaron sus resultados del primer trimestre, los gigantes del sector mostraron la evidencia de que los costos de desarrollo en ambiciosos proyectos nuevos están ya cayendo. BP, por ejemplo, dijo que pretende ahorrar entre el 20% y el 30% en ciertas áreas y la industria en su conjunto está reduciendo gastos generales, suprimiendo puestos de trabajo y exprimiendo a los contratistas.
     
    Hay mucho que recortar. El costo de encontrar, desarrollar y producir un barril de equivalente de petróleo casi se ha triplicado en la década anterior a 2014, según un análisis realizado por Morgan Stanley MS +0.07%  y Boston Consulting Group. Esto se puede decir que infravalora la escalada real de los costos comparables ya que una proporción creciente de la producción es gas natural, que es más barato de producir. Ajustando esto e incluyendo el costo de capital, los analistas afirman que los costos por barril aumentaron a US$105 en 2014. El crudo Brent promedió casi los US$100 por barril el año pasado y en lo que va de 2015 cotiza aproximadamente en US$60.
     
    Esto no puede arreglarse simplemente intensificando los ahorros de las compañías de servicios petroleros. Para empezar, esa industria tampoco estaba obteniendo beneficios jugosos en las épocas de bonanza. Los márgenes operativos para las compañías europeas de servicios han estado menguando desde 2008, señala Sanford C. Bernstein.
     
    Aunque los costos descenderán, las mayores caídas podrían no centrarse en las áreas de interés de las grandes compañías, que se vanaglorian de emplear su peso y habilidad en grandes proyectos. La industria del petróleo de esquisto norteamericana ha registrado las mayores reducciones de costos, de entre el 25% y el 30% respecto a los niveles de 2014, estima Espen Erlingsen, de Rystad Energy. Este es un doble revés: la mayoría de las grandes petroleras tienen exposición limitada al crudo no convencional y la caída de los costos en las cuencas de esquisto mantiene fuerte la producción mundial, frenando los precios del petróleo.
     
    Algunos segmentos de servicios mar adentro sobreabastecidos han experimentado descensos en los precios, con una caída de los precios de los pozos de entre el 30% y el 50%. Sin embargo, para los proyectos de construcción complejos y con intensa mano de obra, las caídas son cercanas al 15%, indica Erlingsen. No solo esto es el pan y la sal de las grandes petroleras, sino que los rápidos ahorros de los proveedores podrían ser de naturaleza cíclica. Los costos subirán de nuevo con celeridad una vez que las condiciones mejoren y la actividad se recupere.
     
    Lo que la industria realmente necesita, según Morgan Stanley, es una reforma fundamental. Eso significa revertir años de caídas en la productividad, así como controlar una tendencia hacia proyectos sobredimensionados. Se ha comenzado proyecto a proyecto: Shell, por ejemplo, dijo que ha reducido el costo de su yacimiento Appomattox en el Golfo de México un 20% mediante ahorros de proveedores y cambios en el diseño.
     
    Sin embargo, la próxima fase, afirman algunos ejecutivos, es estandarizar diseños y prácticas de trabajo, no sólo dentro de organizaciones sino entre compañías. En regiones con costos más altos como el Mar del Norte, coordinar los requisitos de salud y seguridad o patrones de mantenimiento podría mejorar la eficiencia y reducir costos.
     
    No está todavía claro qué empresas se han decantado por esto. En realidad, la compañía de servicios petroleros Technip, TEC.FR -0.15%  que anunció su propia reestructuración la semana pasada, dijo que ha encontrado clientes centrados en acuerdos mientras que se retrasan los proyectos.
     
    Eso sugiere que la energía de los directivos se está consumiendo en la construcción de imperios y no en remodelaciones operativas. Las fusiones suelen implicar cierta reestructuración y racionalización por sí mismas, pero también riesgos añadidos por la combinación de empresas, y parte o todos los ahorros se van en una prima.
     
    Sin un cambio interno de amplio alcance en los grandes grupos petroleros, los ahorros entregados a los inversionistas ansiosos podrían no tenerles satisfechos durante mucho tiempo
     
     
    Por HELEN THOMAS
     
     
    FUENTE: WSJOURNAL.COM.
  • La caída del precio del petróleo, un enemigo del Estado

    Una de las máximas de la geopolítica dice que el enemigo de mi enemigo es mi amigo. Algo de eso se aprecia en la forma en que la caída de los precios del petróleo afecta a las petroleras occidentales.
     
    El mercado alcista del crudo de los últimos 15 años alimentó un nacionalismo de los recursos, en el que gobiernos de países ricos en materias primas impiden el acceso de las empresas extranjeras, expropian activos o imponen condiciones e impuestos más severos. Últimamente, sin embargo, algunas banderas se han bajado a media asta, y la pronunciada caída de los precios del petróleo en meses recientes debería alentar más de eso. Las grandes petroleras privadas occidentales no eludirán la caída completamente, pero sí deberían beneficiarse de una disminución del nacionalismo de los recursos.
     
    El ejemplo más obvio hasta la fecha es México, que está abriendo su sector energético a operadores extranjeros en un intento por detener una caída en la producción. Roseanne Franco de Wood Mackenzie lo califica como un punto de inflexión que debería animar a otros gobiernos en la región a dejar el nacionalismo a favor de la “maximización de recursos”. De hecho, en Argentina, que nacionalizó YPF en 2012, el Senado acaba de aprobar un paquete de reformas con el apoyo de la industria petrolera para promover la perforación en formaciones de esquisto. Medidas similares se han puesto en marcha o son evaluadas en otros países, entre ellos China, Indonesia y Argelia.
     
    El ímpeto para el cambio es el repunte de la producción de crudo y gas de Estados Unidos y Canadá. Los barriles extra deprimen los precios, lo que pone presión sobre los presupuestos de grandes países exportadores de petróleo. La presión también afecta los precios de las acciones de las petroleras estatales.
     
    En el último mes, conforme el crudo Brent cayó alrededor de 10%, las acciones de la rusa Rosneft y PetroChina se derrumbaron en cerca de 13%. En comparación, los títulos de Exxon Mobil bajaron menos de 5%. Además, muchas petroleras respaldadas por gobiernos, especialmente en Rusia, Venezuela y México, tienen altos niveles de deuda. En conclusión, eso podría terminar siendo un problema para los gobiernos. Después de todo, las grandes petroleras estatales son en realidad demasiado importantes para quebrar.
     
    La riqueza de hidrocarburos de esquisto de América del Norte también representa un desafío para el nacionalismo de los recursos al competir por inversión. Cerca de 38% del gasto incremental en la exploración y producción de crudo y gas entre 2009 y 2013 se destinó a la región, según IHS Herold.
     
    Las grandes petroleras privadas de Occidente pueden aprovechar esto. Su búsqueda desesperada de reservas alcanzó su nadir con la segunda ronda de licitaciones otorgadas por Irak en 2009, cuando muchos aceptaron una comisión fija por cada barril producido. Esto contribuyó a una caída constante del retorno sobre el capital, que ahora ha provocado que las grandes petroleras reduzcan tanto su gasto como sus metas de crecimiento.
     
    Esa es una respuesta racional al acceso limitado, en gran parte facilitada por el aumento de oportunidades en recursos no convencionales como el esquisto. Las grandes petroleras privadas han tenido dificultades para reemplazar su producción en los últimos años, al menos en términos de reservas comprobadas. Pero los recursos no convencionales, incluso si no son clasificados estrictamente como comprobados, tienen un aceptable historial de producir barriles reales.
     
    Fraser McKay, analista de Wood Mackenzie, dice que para las cuatro mayores petroleras —Exxon, Chevron, Royal Dutch Shell y BP— los descubrimientos no convencionales han sido de lejos la principal fuente de nuevas adiciones de recursos en los últimos cinco años. También subraya el tiempo relativamente corto que toma obtener gas y crudo de esas prospecciones y cómo esto encaja con la mantra actual de los accionistas de que los yacimientos generen flujo de caja en lugar de que sólo reciban inversiones indefinidamente.
     
    Todo esto hace que las grandes petroleras privadas sean apuestas más seguras en el actual entorno energético. Su escala y modelos integrados significan que no tienen la misma exposición a los precios del crudo como las firmas de exploración y producción.
     
    Esto tiene un beneficio adicional: hace que los potenciales blancos de adquisición sean más baratos. Por otra parte, los gobiernos ricos en recursos preocupados por la caída de los precios del petróleo deben también recordar que las grandes petroleras privadas siempre pueden ir en busca de barriles en Wall Street.
     
    Por Liam Denning
     
    Por : WSJournal.com
  • La caída en los precios del petróleo amenaza el auge energético en EE.UU.

    Los precios de la gasolina han caído por debajo de US$3 el galón (3,8 litros) en la mayoría de las estaciones de servicio de Estados Unidos, lo que constituye un bienvenido impulso para los consumidores y los minoristas del país de cara a la temporada de fin de año. La caída de los precios del petróleo, no obstante, tiene una consecuencia más nefasta: amenaza con frenar el auge energético y golpear la economía.
     
    La economía estadounidense, la más grande del mundo, ganará más de lo que perderá con un petróleo más barato, al menos en los niveles actuales. Pero el descenso más reciente está dando paso a un debate entre los economistas sobre hasta qué punto la caída de los precios presionará a los productores del país, un reflejo del gran alcance que ha generado el resurgimiento del sector energético estadounidense.
     
    El alza en los precios del crudo impulsó el auge energético al hacer más factibles económicamente las técnicas de perforación costosas, como la fracturación hidráulica. Ahora, los estados ricos en petróleo podrían crear menos empleos y las ganancias de los productores se pueden derrumbar. Los inversionistas, por su parte, ya se están retirando de uno de los sectores más candentes de la expansión.
     
    “Crea ganadores y perdedores”, dice David Rosenberg, economista jefe de Gluskin Sheff & Associates, una firma de gestión de fondos. “Pero con o sin una revolución del combustible de esquisto, la economía de EE.UU. sale ganando”.
     
    Los precios del petróleo, que han caído 25% desde mediados de junio, llegaron a ubicarse el lunes por debajo de US$80 el barril antes de repuntar y cerrar en US$81 el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York. El movimiento fue causado por la reducción en las proyecciones de Goldman Sachs GS -0.03%  para el primer trimestre de 2015 a US$75 el barril para el crudo de referencia en EE.UU. Los precios llegaron a subir a US$103,66 por barril en junio, cuando la agitación en Medio Oriente sacudió los mercados, que temían una interrupción del suministro.
     
    El declive en los precios se produce después del “período más prolongado de precios altos en la historia de EE.UU.”, resalta James Williams, economista de energía en Londres, Arkansas.
     
    Esos precios más altos impulsaron un auge en la producción estadounidense de crudo, la cual ha aumentado más de 50% desde 2010. La industria de extracción de petróleo y gas representa 1,7% del Producto Interno Bruto de EE.UU., lo cual es apenas medio punto porcentual más que el promedio desde 1976, según los cálculos de los economistas de J.P. Morgan. JPM +0.73%
     
    “A menos de que los precios se reviertan, vamos a ver un impacto significativo en lo que ha sido el sector de mayor crecimiento en los últimos cuatro años”, añadió Williams.
     
    Siempre y cuando los precios del petróleo permanezcan en o por encima de US$80 el barril, la producción es rentable para todos, excepto 4% de los yacimientos en EE.UU., estima la Agencia Internacional de Energía. Los analistas coinciden en que la producción se desacelerará si los precios descienden por debajo de US$75 el barril.
     
    “Por ahora, seguimos a toda marcha”, dijo hace unas semanas Martin Craighead, presidente ejecutivo de Baker Hughes Inc., BHI +0.22%  una empresa de servicios en yacimientos petroleros. “Si vemos un barril a US$75 en la época navideña… entonces creo que las conversaciones con los clientes serán diferentes”.
     
    Los inversionistas también podrían reconsiderar su apetito por la deuda emitida por las empresas de perforación y producción de crudo. “Había un exceso de inversión que asumía que los precios nunca caerían”, dijo Philip Verleger, economista energético en Colorado.
     
    Una pregunta que persiste es qué significa el abaratamiento de los precios para los estados que se han beneficiado del auge energético: Texas, Oklahoma y Dakota del Norte. “Si el tren se descarrila, las economías de estos estados van a sufrir”, dice Ken Medlock, profesor del Instituto de Energía Baker de la Universidad de Rice.
     
    Esto podría repercutir en los mercados inmobiliario y laboral. Aunque la industria energética ha sumado apenas 60.000 empleos desde 2010, una fracción de los nueve millones de las plazas añadidas en la economía estadounidense, ha sido una fuente de empleo muy bien remunerado.
     
    Cuando las empresas necesitan controlar los costos, “una de las cosas que dejan de hacer es pagarle a los soldadores sueldos de US$100.000 al año”, manifiesta Verleger.
     
    Las empresas de transporte, agricultura y manufacturas se benefician de mejores márgenes de ganancias a medida que bajan los costos. Las reducciones en los precios del combustible son “una oportunidad gigantesca en el futuro”, dijo hace unas semanas a inversionistas Richard Anderson, presidente ejecutivo de Delta Air Lines Inc. DAL +0.38%  La caída de los precios ha reducido los costos de la aerolínea en cerca de US$1.000 millones en las últimas semanas, informó.
     
    Los mayores beneficiarios de los precios más bajos son consumidores como Cindy Matson, quien perdió su empleo el año pasado y dudó antes de aceptar su actual trabajo en un fabricante de baterías industriales, porque requería un viaje diario de 45 minutos desde su casa en New Florence, Pensilvania. Con la caída en los precios de la gasolina a cerca de US$4 el galón, “me llevó tiempo decidir si quería gastar tanto dinero viajando”, cuenta. “Los precios de la gasolina facilitan un poco las cosas”. Una regla de oro es que la caída de un centavo en los precios de la energía equivale a US$1.000 millones en consumo de los hogares estadounidenses.
     
    “No ha habido una época, ni la habrá, en la que una reducción en los precios de la energía no aumente el poder adquisitivo de los consumidores”, dice Rosenberg, de Gluskin Sheff.
     
     
    Por Nick Timiraos
     
    Fuente: WSJournal.com
     
     
  • La crisis del Mar Rojo y los recortes de la OPEP+ respaldan los precios del petróleo

    La crisis del transporte marítimo del Mar Rojo y los recortes de producción de la OPEP+ han endurecido los mercados petroleros.
    Los precios del crudo Brent se han mantenido por encima de los 80 dólares por barril durante la mayor parte de febrero, con señales que apuntan a una restricción en el mercado físico a medida que continúan los recortes de producción de la OPEP+ y se prolonga el desvío de cargamentos fuera del Mar Rojo y el Canal de Suez.    
     
    Las refinerías europeas están buscando cargamentos en la cuenca del Atlántico, ya que las llegadas desde Oriente Medio se están retrasando al menos dos semanas debido a la ruta más larga a través del Cabo de Buena Esperanza que los petroleros deben recorrer para llegar al Mediterráneo y al noroeste de Europa.     
    Como resultado, los precios de las calidades del crudo del Mar del Norte y de África Occidental han aumentado este mes, respaldando  los precios del crudo Brent  por encima de los 80 dólares el barril y profundizando el retroceso en la curva de futuros.
     
    El retroceso suele ocurrir en momentos de déficit de mercado y, en ese caso, los precios de los contratos del primer mes son más altos que los de los contratos más lejanos en el tiempo. La curva de retroceso más profunda sugiere que el mercado se está ajustando, dicen los analistas, señalando que la oferta puede ser más ajustada de lo que implican el sentimiento del mercado y la acción de los precios. 
     
    La menor producción y exportaciones este trimestre de los productores de la OPEP+, liderados por los mayores exportadores de Medio Oriente, también están respaldando los precios del petróleo en los meses en que el consumo mundial de petróleo suele ser más bajo. 
     
    Los productores de la OPEP+ no pueden sentirse mal por eso: los precios del petróleo se mantienen por encima de los 80 dólares el barril este mes, desafiando las proyecciones anteriores de los analistas de precios débiles y exceso de oferta en el mercado a principios de 2024. 
     
    Sin embargo, el endurecimiento del mercado no es todo culpa de la OPEP. Las interrupciones en el tráfico entre el Mar Rojo y el Canal de Suez han desempeñado un papel importante en el aumento de los precios de los crudos de la cuenca del Atlántico y en los mayores márgenes de refinación en lo que va del año. 
     
    Los márgenes medios de refinación de diésel y gasolina en Europa saltaron a sus niveles más altos en meses en enero, a 34,30 dólares y 11,60 dólares por barril, respectivamente, según estimaciones de  Reuters .
     
    Además, los viajes más largos de petróleo crudo desde Oriente Medio han aumentado la demanda europea de petróleo crudo desde destinos más cercanos, lo que ha resultado en precios más altos para los grados nigerianos, y el principal productor africano de la OPEP ahora vende sus cargamentos de crudo más rápido, según los comerciantes. 
     
    "Si bien los saldos mundiales de crudo se alargan (estacionalmente) en febrero y marzo, los mayores niveles de desvíos de transporte marítimo en el Mar Rojo mantienen el mercado tenso, ya que se pone más petróleo en los barcos, dejando menos disponible en tierra", escribieron los analistas de la consultora FGE en una nota el viernes. 
    El desvío de cargamentos de crudo alrededor del Cabo de Buena Esperanza ha aumentado en lo que va de mes, y el volumen de desvíos alcanzó un nuevo máximo de 1,6 millones de barriles por día (bpd) en la primera semana de febrero, según FGE.
     
    “La mayor parte de las desviaciones siguen centrándose en los flujos de crudo de Oriente Medio hacia el oeste con destino a Europa. De hecho, de ocho cargamentos de crudo iraquí con destino a Europa cargados en los primeros 10 días de febrero, seis han sido desviados del Mar Rojo a través del Cabo de Buena Esperanza”, dijeron analistas de FGE. 
     
    Las importaciones europeas de petróleo crudo procedente de Irak se desplomaron a principios de este año, “definitivamente agravadas por los riesgos de tránsito por el Mar Rojo, que provocaron que la mayoría de los petroleros que transportaban crudo iraquí a Europa navegaran a través del Cabo de Buena Esperanza (COGH) en lugar del Canal de Suez. ”, escribió Armen Azizian, analista senior de riesgos petroleros de Vortexa, en un  análisis  la semana pasada. 
     
    Por otro lado, las importaciones indias de crudo iraquí alcanzaron un estimado de 1,15 millones de bpd en enero, el nivel más alto observado desde abril de 2022, según datos de Vortexa. 
     
    India está cerca de uno de sus principales proveedores de petróleo, Irak, mientras que el tercer mayor importador de crudo del mundo también busca reemplazar el petróleo ruso perdido debido a problemas de pago con la aplicación más estricta de las sanciones contra Moscú.   
     
    Los precios de referencia del petróleo estadounidense también se ven respaldados por una mayor demanda de crudo estadounidense en Europa debido a la interrupción de los flujos en el Mar Rojo. 
     
    El arbitraje para el crudo estadounidense con destino a Europa mejoró a finales de enero y principios de febrero, ya que el diferencial MEH/Brent se mantuvo amplio mientras que el flete transatlántico se redujo, dijo FGE. Pero con las mayores compras europeas de crudo estadounidense, el arbitraje ha comenzado a cerrarse en los últimos días, lo que sugiere que la actual fortaleza de la estructura de futuros del WTI podría ser de corta duración, consideran los analistas de FGE.  
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com
  • La desaceleración del dólar da aire al repunte del petróleo y otros commodities

    Cuando el alza del dólar se interrumpió en marzo, algunos inversionistas empezaron a comprar activos que habían estado vapuleados. Muchos pensaban que se trataba de un giro efímero. Sin embargo, han pasado dos meses y la estrategia sigue dando frutos generosos.
     
    Inversionistas consideran que la duración del alza del petróleo depende del aumento de las tasas de interés. foto ChevronInversionistas consideran que la duración del alza del petróleo depende del aumento de las tasas de interés. foto ChevronAhora, muchos de esos operadores aumentan sus apuestas, lo que ha impulsado bruscamente las cotizaciones del euro, el petróleo y otras inversiones que habían sido duramente castigadas cuando se disparó la divisa estadounidense.
     
    La recuperación del crudo ha llevado a algunos productores de energía de esquisto en Estados Unidos, como EOG Resources Inc. EOG -1.94%  y Occidental Petroleum Corp. OXY -0.67%  , a anunciar su disposición a usar más plataformas petrolíferas. Los analistas advierten, sin embargo, que un incremento de la extracción en EE.UU., junto con una mayor producción en Rusia y Brasil, podría limitar el alza del crudo, que ha subido 40% desde marzo.
     
    El vuelco hacia los commodities, señalan numerosos operadores, es producto, al menos en parte, de las señales de que las políticas de estímulo sin precedentes en Europa están dando resultado al impulsar el crédito y las manufacturas de la región. China, el mayor comprador de materias primas del mundo, también está en una campaña para estimular y estabilizar su economía.
     
    Muchos inversionistas prevén que el dólar reanudará su trayectoria alcista a medida que la economía estadounidense cobre fuerza y se acerque el momento en que la Reserva Federal empiece a subir las tasas de interés de corto plazo. Los avances del dólar, no obstante, serían más moderados, ahora que los inversionistas tienen nuevos motivos para diversificar sus carteras.
     
    “Todos estaban comprando dólares, lo que parecía tener sentido desde la perspectiva de los fundamentos”, dice Michael Collins, gestor sénior de portafolio de Prudential Fixed Income, que administra activos del orden de los US$560.000 millones. “Tal vez el mercado exageró su optimismo sobre el crecimiento estadounidense y su pesimismo sobre Europa, los mercados emergentes y el petróleo”.
     
     
    La divisa europea acumula un alza de más de 8% frente al dólar desde su mínimo de marzo, tras perder más de una quinta parte de su valor desde mediados del año pasado. El dólar descendió el miércoles a su menor nivel desde fines de enero y los precios de las materias primas repuntaron, luego de que las ventas minoristas de abril en EE.UU. estuvieron por debajo de las proyecciones. Ello ha generado la preocupación de que la mayor economía del mundo todavía no pisa tierra firme tras un primer trimestre débil.
     
    Otras monedas, como la corona noruega y el rublo, también se han disparado. La primera se ha apreciado 11% desde marzo, mientras que la divisa rusa ha subido más de 20% en igual lapso. El índice S&P GSCI, que sigue los precios de dos docenas de commodities, ronda su mayor nivel desde diciembre y materias primas como el petróleo, el cobre y el azúcar han repuntado desde sus mínimos de varios años.
     
    La apreciación de activos como el euro, el petróleo y otros commodities empezó después de que se publicó una seguidilla de cifras que insinuaban que la Fed postergaría un alza de tasas que estaba inicialmente prevista para junio. Eso redujo el atractivo del dólar para los inversionistas en busca de activos con un rendimiento respetable. “Hay un elemento de giro en juego”, dice Raman Srivastava, quien ayuda a gestionar US$170.000 millones en renta fija como un subdirector de inversión de Standish, parte de Bank of New York Mellon Corp. BK +0.21%
     
    Srivastava se benefició del alza del dólar durante el primer trimestre, aunque en los últimos 30 días ha vendido bonos en dólares para comprar activos como deuda soberana de Australia, un exportador de materias primas que, en su opinión, se favorecerá con una mejora en la demanda de China.
     
    Los fondos de cobertura y otros inversionistas especulativos redujeron sus apuestas a un alza del dólar por sexta semana consecutiva. Las posiciones alcistas superaron a las bajistas en US$31.600 millones, su nivel más bajo desde septiembre, según los datos de la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas revelados el viernes.
     
    Michael Haigh, director de investigación de commodities de Société Générale SA, GLE.FR +0.83%  opina que el crudo seguirá en alza. Recomienda comprar las monedas de Canadá y Rusia, grandes productores de petróleo cuyas divisas se benefician de la recuperación del crudo, además de fondos que cotizan en bolsa enfocados en energéticas. Los clientes institucionales están “buscando reponer sus portafolios porque creen que los precios de los commodities tocaron fondo”, asevera.
     
    Marc Chandler, estratega de la corredora de valores Brown Brothers Harriman & Co., advierte que buena parte de la reciente recuperación del euro es producto del cierre de posiciones de inversionistas de corto plazo. Esa moneda sigue 30% por debajo de su máximo histórico y probablemente reanudará su descenso ante el dólar una vez que la economía de EE.UU. se afirme y aumente la probabilidad de un alza inminente de las tasas por la Fed, sentencia. “El mercado alcista del dólar sigue intacto”, asevera.
     
    Las políticas de estímulo ensayadas por el gobierno chino han sido muy focalizadas y no han logrado aumentar en forma importante la demanda de commodities. Un dólar fuerte y un magro apetito por materias primas distan de ser las condiciones ideales para sostener un repunte de los mercados emergentes, agrega.
     
    Otros inversionistas sostienen que el repunte se puede extender hasta septiembre, cuando muchos creen que la Fed subirá las tasas. “Estamos observando un alza que puede durar un par de meses”, dice Jorge Mariscal, director de inversión en mercados emergentes de UBS UBSN.EB -1.73%  Wealth Management, que supervisa más de US$1 billón. Dice que ha estado comprando bonos soberanos de Rusia, México y Brasil y pesos mexicanos, entre otros activos.
     
    Por IRA IOSEBASHVIL
     
    Fuente: WSJournal.com
  • La era dorada de las refinerías en EE.UU. se apagaría por freno en exportaciones a Latinoamérica

    Clientes clave en América Latina, a donde va casi la mitad de las exportaciones de combustibles de Estados Unidos, se aprestan a importar menos debido a que están concluyendo proyectos de refinería.
     
    Las refinerías hicieron miles de millones convirtiendo la mitad de ese suministro en productos refinados como gasolina y diésel, que sí pudieron ser exportados libremente a países como Brasil y Colombia.
     
    Nueva York. Las refinerías estadounidenses del Golfo de México, que han disfrutado de un buen momento en los últimos cinco años, tendrían que prepararse para tiempos difíciles en los próximos meses.
     
    Un auge en la producción de esquisto hizo que el mercado interno de Estados Unidos contara con petróleo de alta calidad a precios reducidos gracias a una prohibición de larga data sobre las exportaciones de crudo de Estados Unidos.
     
    Las refinerías hicieron miles de millones convirtiendo la mitad de ese suministro en productos refinados como gasolina y diésel, que sí pudieron ser exportados libremente a países como Brasil y Colombia.
     
    Más recientemente, mientras las perforadoras sufrían por la caída en los precios del crudo, refinerías como Valero Energy Corp y Phillips 66 estaban aún disfrutando de márgenes saludables, saboreando del excedente de crudo inducido por la OPEP y de una reactivación de la demanda interna.
     
    Pero ese negocio podría empezar a perder algo de su brillo en los próximos meses, según un análisis de Reuters sobre datos de capacidad de refinación y de exportación.
     
    El fuerte crecimiento económico, la insuficiente inversión en refinerías y en algunos casos precios subsidiados en la producción han apuntalado la demanda por las exportaciones de Estados Unidos.
    Clientes clave en América Latina, a donde va casi la mitad de las exportaciones de combustibles de Estados Unidos, se aprestan a importar menos debido a que están concluyendo proyectos de refinería, mientras que una contracción esperada en la actividad económica regional está socavando la demanda.
     
    Unos 300.000 barriles por día de nueva capacidad estarán disponibles en América Latina a fines de este año, según cálculos de Reuters. Eso equivale a las importaciones combinadas de Brasil y Ecuador, dos de los mayores compradores de combustible de Estados Unidos, en los primeros cuatro meses del año.
     
    Sin lugar a dudas, economías complicadas como Venezuela y Brasil, tendrán dificultades para ampliar o modernizar refinerías y tendrán que seguir confiando en las importaciones.
     
    Algunos analistas también dicen que proyectos retrasados podrían extender el auge de las exportaciones de Estados Unidos.
     
    Sin embargo, la desaceleración que se avecina probablemente ocurra en la mente de los accionistas cuando las refinerías reporten sus resultados del segundo trimestre el próximo mes.
     
    Algunas refinerías de la costa estadounidense del Golfo, como PBF Energy Inc que recientemente levantó una gran refinería en Luisiana, han basado sus estrategias en torno al alto margen del negocio en Latinoamérica.
     
    Reparaciones y modernizaciones. Durante la última década, la región se ha convertido en un gran importador de combustible hecho en Estados Unidos. El año pasado consumió cerca de 2 millones de barriles por día de gasolina, diésel y otros productos estadounidenses, alrededor de una octava parte de la producción total del país norteamericano.
     
    El fuerte crecimiento económico, la insuficiente inversión en refinerías y en algunos casos precios subsidiados en la producción han apuntalado la demanda por las exportaciones de Estados Unidos.
     
    Una seguidilla de reparaciones de larga duración ha contribuido también a esto, aun cuando las economías de la región comenzaron a enfriarse. Estados Unidos exportó un 17,5 por ciento en los primeros cuatro meses del año con respecto al año previo, según cálculos de Reuters basados en datos de la gubernamental Administración de Información de Energía.
     
    El crecimiento puede continuar durante unos meses más, debido a que unos 440.000 bpd de capacidad de refinación de la región deba cerrar por mantenimiento este trimestre, el doble del promedio de los últimos cinco años, según datos de IIR Energy entregados a Reuters.
     
    Sin embargo, tres refinerías se preparan para entregar unos 300.000 bpd de nueva capacidad en el cuarto trimestre, lo que podría mellar la demanda por los productos de Estados Unidos.
     
    Ecuador concluirá con la modernización de su refinería Esmeraldas, de 110.000 bpd, en dos meses; la estatal colombiana Ecopetrol reiniciará su planta Reficar en Cartagena en octubre o noviembre; mientras que la brasileña Petrobras espera completar en la segunda mitad del año la primera fase para potenciar su instalación RNEST.
     
    "La situación cambiará con el reinicio de Reficar", dijo Diego Usme, de Ultralat Capital Markets Inc. en Bogota. "Van a disminuir las importaciones de diluyentes y productos refinados de Estados Unidos", agregó.
     
    La EIA espera que la demanda de combustible en la región crezca menos de un 1 por ciento este año, a la baja con respecto al promedio anual de un 3 por ciento de la última década.
     
    No está claro si esto marca el final del auge de las exportaciones de norte a sur o si sólo se trata de un revés temporal. Si el crecimiento en la región se recupera, algunos grandes consumidores podrían recurrir a la importación de nuevo.
     
     
    Reuterss  
  • La gran batalla del petróleo acaba de comenzar

    La producción de crudo estadounidense se redujo en 25,000 barriles diarios en abril, informó la AIE; mientras tanto, la OPEP ha impulsado la suya para proteger su cuota de mercado, pese a los precios
     
    Plataforma Staoil  mar del nortePlataforma Staoil mar del norteLONDRES — La guerra por el mercado petrolero apenas comienza. En su primera batalla contra la OPEP, Estados Unidos lleva las de perder.
     
    El crecimiento de la producción de crudo estadounidense se desplomó el mes pasado, mientras el número de plataformas siguió cayendo y los productores se enfrentan a la presión por reducir costos, informó el miércoles la Agencia Internacional de Energía. La producción se redujo en 25,000 barriles diarios a 12.6 millones de barriles diarios en abril.
     
    Mientras tanto, la Organización de Países Exportadores (OPEP) ha impulsado su producción en un intento por exprimir a otros participantes emergentes y proteger su cuota de mercado, indicó la AIE, con sede en París.
     
    Pero la AIE, que vigila las tendencias del mercado energético de los países más ricos del mundo, dijo que sería “prematuro” sugerir que el cártel liderado por Arabia Saudita ha ganado la batalla por la participación de mercado.
     
    “La batalla, más bien, acaba de comenzar”, indicó el informe.
     
    Otros países ajenos a la OPEP desafiaron la presión sobre los precios e intensificaron la producción en abril, muestran los datos de la agencia.
     
    La producción de Brasil se elevó 17% a tasa anual en el primer trimestre, mientras que los productores rusos lograron sobreponerse a las sanciones occidentales y a los bajos precios, al producir 10.7 millones de barriles por día en abril, 185,000 barriles diarios más que en el mismo periodo del año pasado.
     
    El suministro de crudo de la OPEP aumentó en 160,000 barriles por día a 31.2 millones de barriles diarios en abril, el más alto desde septiembre de 2012.
     
    Aunque Arabia Saudita recortó su producción en 10.1 millones de barriles diarios en abril, mantuvo su producción por encima de la marca de los 10 millones de barriles por día. Esto muestra claramente la voluntad de preservar su participación de mercado, según el informe.
     
    Abril también fue el décimo segundo mes consecutivo en el que la producción se ubicó por encima del objetivo de suministro de la OPEP de 30 millones de barriles por día.
     
    La OPEP acordó en noviembre no recortar la producción a pesar del colapso de los precios. Éstos cayeron casi la mitad en los últimos seis meses de 2014, pero se han estabilizado desde entonces.
     
    La AIE dijo que ese era solo el primer paso en un plan para mantener su participación de mercado.
     
    “(Los países de la OPEP están) invirtiendo agresivamente en la futura capacidad de producción. Incluso mientras sus contrapartes no-OPEP siguen apretándose el cinturón”, indicó el informe.
     
    El petróleo subió 0.8% a 61.3 dólares por barril el miércoles por la mañana.
     
    Por: Ivana Kottasova
     
    Fuente: CNNExpansion.com
     
  • La lucha del petróleo por salir del pozo de malos precios

    Esta semana el precio del crudo, luego de varios meses de caída, y por cuenta del reciente pre-acuerdo entre los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Opep, para reducir la producción,  volvió nuevamente  a tocar los US$50 por barril.   
     
    La noticia generó esperanza para las naciones productoras del ‘oro negro’, como Colombia, aunque se mantiene el escepticismo ya que muchos analistas consideran que el panorama aún no está despejado.
     
    En junio pasado el crudo había saltado a ese valor, pero retrocedió paulatinamente al fracasar en aquel entonces un pacto en el seno de la Opep.
     
    “El haber alcanzado los US$50 podría decirse que es un buen techo, pero hay mucha división en el seno de la Opep, ya que países como Venezuela e Irán no están dispuestos a congelar su producción, y eso, por supuesto, genera incertidumbre”, señala José Roberto Concha, director del Consultorio de Comercio Exterior de la Universidad Icesi, Icecomex.
     
     
    Hoy, la producción mundial de crudo es de 33 millones de barriles diarios y la idea de la Opep en su reunión del próximo 30 de noviembre en Viena, es bajarla en un 10%.
     
    Debido a esa sobreoferta los precios se han desplomado un 65% en los dos últimos años, tanto que las cotizaciones cayeron hasta los US$29. 
     
    Ese volumen productivo ha sido promovido por países como Estados Unidos a través de la extracción de crudo con tecnologías como el ‘fracking’, que han sido cuestionadas por los ambientalistas. Esa técnica -que utiliza agua a presión para fracturar rocas petrolíferas - ha permitido a los estadounidenses elevar sus reservas y depender menos de las compras.
     
    “La esperanza es que las cotizaciones suban un poco más, pero el petróleo sigue estando entre dos fuegos, es decir, los países que buscan reducir la oferta y los que la rechazan”, apunta Concha.
     
     
    En efecto, grandes naciones como Rusia, que no pertenecen a la Opep, no estarían dispuestas a cerrar el grifo como tampoco México y Brasil. Venezuela y Ecuador son los únicos países latinos en pertenecer a ese cartel de los poderosos petroleros del planeta.
     
    Noureddine Boutarfa, ministro argelino de Energía estimó que la Opep tiene margen para reducir su producción más que lo anunciado, pero nada es seguro.
     
    Esperanzas amenazadas
     
    IInfografía por el paisInfografía por el paisrán, cuyos pozos produce 4,17 millones de barriles-día, quedó excluido del preacuerdo de recortes en la Opep porque ese país quiere recuperar su nivel de producción antes de las sanciones internacionales y los embargos por su programa nuclear.
     
    El presidente venezolano Nicolás Maduro ha dicho que su país tampoco estaría en condición de cerrar la llave para reducir su producción diaria de 2,5 millones de barriles, y más ahora en plena recesión económica.  
     
    La vecina nación, que tiene las reservas más grandes del mundo, deriva el 96% de sus divisas de las ventas de  crudo para financiar sus importaciones de productos básicos. 
     
    “El precio de US$50 aún no nos convence”, apuntó Maduro. 
     
    Aún así, existe la esperanza de que los precios suban más allá de los US$55, lo cual ha alentado a naciones como Noruega que busca destinar  25.000 millones de euros de sus ingresos petroleros para relanzar su economía en el 2017, la cual ha sido duramente mermada por las bajas cotizaciones. 
     
    Sin embargo, la incertidumbre sigue siendo el pan de cada día, ya que 48 horas después de haber estado en US$50, el  viernes el petróleo WTI, que es de referencia para Estados Unidos y Colombia retrocedió hasta US$49,81 en la Bolsa de Nueva York.
     
    Pese a tal comportamiento, “la tendencia se mantiene al alza (...) antes de la cumbre de la Opep y los datos sobre las reservas estadounidenses, que permiten esperar un ajuste de la oferta, en declive desde hace varias semanas”, indicó el analista Kyle Cooper, de la firma IAF Advisors.
     
    Demanda vs oferta
     
    Otra visión tiene Francisco José Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, quien dijo hace poco que mientras no haya un cambio en la demanda, no en la oferta de los países Opep, los precios van a seguir fluctuando”. 
     
    Y agregó: “Por ejemplo, si se establece el barril en US$50, hay campos que vuelven a ser rentables, y ahí el precio volvería a bajar. Hasta que no haya aumento de la demanda no van a aumentar o estabilizarse”.
     
    Al respecto José Roberto Concha, director de Icecomex,  señala que “paradójicamente el petróleo es un recurso no renovable, pero cada vez la producción aumenta, lo cual  preocupa ya que muchos países no miembros de la Opep aprovecharán para reactivar sus pozos para extraer más crudo y venderlo al mercado con precios altos”.
     
    Sobre el particular Agustín Vera, director de la firma Estrategias Cuantitativas de  Global Securities, apunta que “es importante establecer la confiabilidad del acuerdo de producción de petróleo entre los países de la Opep, pues en las anteriores ocasiones se ha incumplido”.
     
    Ese círculo vicioso es el que busca superarse en noviembre próximo en la cumbre de la Opep, dado que mientras la demanda no aumente y la producción se mantenga alta, será imposible que el mercado logre un equilibrio.
     
    Aún con todos esos obstáculos, existe confianza en que los precios del crudo volverán a aumentar paulatinamente. De esta manera, muchos países petroleros, hoy acosados por la crisis, podrían volver a gozar de la riqueza del ‘oro negro’.
     
    Panorama colombiano
     
    A raíz del desplome de los precios del petróleo, la economía colombiana ha dejado de percibir US$28 billones este año. Y esa renta podría ser igualmente cero  en 2017.
     
    A pesar de tal circunstancia, el Gobierno ha proyectado un precio de US$55 por barril el año entrante, el cual significaría un alivio para las arcas. Ecopetrol hace cuentas con un barril a US$50.
     
    Hoy la producción de petróleo en Colombia está en promedio en 800.000 barriles diarios, por lo que Diego Franco, jefe de investigaciones de Franco Valores, pone de presente que el país deberá elevar su extracción de crudo por encima del millón de barriles para sacarle provecho a la próxima coyuntura alcista de precios. 
     
    En julio pasado la producción bajó un 5,5% y fue de 843.000 barriles por día. Se espera que haya repuntado en agosto y septiembre.
     
    Según el presidente de la Cámara de Servicios Petroleros, Campetrol, Rubén Darío Lizarralde, en agosto 192 taladros estaban inactivos, un 41% más que en agosto de 2015.
     
    Y preocupa el hecho de que el Gobierno tendrá que devolverle a las petroleras $800.000 millones por anticipos en impuestos.
  • La Nación espera $6 billones menos por precio del crudo

    El Gobierno actualizó la expectativa de precios del petróleo para el 2023 en la presentación del Marco Fiscal de Mediano Plazo. Para este el Ministerio de Hacienda espera un promedio de barril de crudo en US$78,6; esto significa una caída en el pronóstico, puesto que en el Plan Financiero presentado por la cartera a finales del año pasado esperaba US$94,2 en promedio. La diferencia es de US$15,6. Esta actualización implica que se esperan ingresos entre $3 y $6 billones menos para este año.
    Si bien el año pasado el barril de crudo vio un precio por encima de US$100, este año inició con valores cercanos a los US$80. De hecho, el promedio entre enero y el 16 de junio es de US$80,4. Los altos precios vistos en 2022 llevarán a que el recaudo por petróleo de este año será de 0,6 puntos porcentuales del PIB; sin embargo, para 2024, el menor precio llevaría a menores ingresos.
     
    Este fue uno de los motivos que llevó a Hacienda a actualizar sus presupuestos macroeconómicos. De acuerdo con Ricardo Bonilla, jefe de la cartera, “no hay expectativa de que este año suba; de hecho podríamos encontrarnos con que baje incluso más”, aunque no precisó cuál es la reducción en ingresos esperados que plantea este nuevo documento.
     
    Para el Comité Autónomo de la Regla Fiscal (Carf), por cada dólar más o menos en el precio del barril, el impacto en ingresos por impuestos y dividendos es de $200.000 millones. Es decir, Hacienda partiría sobre unos ingresos menores de $3,12 billones en este año.
     
    Ahora bien, Julio César Vera, presidente de Xua Energy, señaló que el impacto por dólar es de $500.000 millones; lo que significa que este año Hacienda podría contar con $6 billones menos de ingresos.
     
    El Marco Fiscal desagrega este motivo como uno de los principales causantes de ajuste a la baja en el balance fiscal. Hacienda contempla que los menores ingresos del sector extractivo sean de 0,8% del PIB, frente a lo estimado en el Plan Financiero. De esta forma, los ingresos petroleros este año tendrían un alza de 0,7 puntos porcentuales del PIB, “en línea con las mayores cuotas del impuesto de renta que pagaría el sector y los resultados financieros del Grupo Ecopetrol observados durante 2022”.
     
    Bonilla señaló que la actualización se dio en vista de que de todas formas ingresos que no se iban a obtener este año por esta vía.
     
    “Esto significa menores ingresos por dividendos, regalías e impuestos. Esto se traduce en un mayor déficit fiscal, por lo que esa senda de reducción en el déficit y la relación deuda / PIB cambia con estas nuevas expectativas”, explicó Ómar Suárez, gerente de Renta Variable de Casa de Bolsa. Este es uno de los efectos que evidencia el documento.
     
    En el Plan Financiero 2023, presentado por Hacienda en diciembre, se suponía que con el estimativo de precios, la Nación tendría un superávit primario. No obstante, en la actualización del Marco Fiscal, se resalta que ya no se logrará esto, “asociado a la materialización de choques macroeconómicos adversos, en particular la caída del precio internacional del petróleo”.
     
    Para este año, el déficit fiscal del país sería de 4,3% de Producto Interno Bruto, un incremento 50 puntos básicos frente al estimativo del Plan Financiero, que preveía 3,8% de desbalance.
     
    Otro efecto en las cuentas del Gobierno es la Inversión Extranjera Directa para este año. Teniendo en cuenta que un mayor precio del commodity jalona mayores recursos hacia el país, cuando hay una caída en su cotización la inversión es menor. De hecho, este año se prevé una caída de 19,7% en estos recursos por la fuerte corrección en precios del petróleo, así como del carbón.
     
    Otro de los efectos, en este caos más positivo para las finanzas de la Nación, es un menor diferencial entre el precio internacional y el local de los combustibles líquidos. Esto conllevaría a que la deuda sea menor, puesto que el subsidio a gasolina y Acpm se daría sobre un precio de barril menor. Vera estima que en estos siete meses los subsidios a los combustibles van a sumar aproximadamente $9,5 billones, a pesar de los incrementos en los precios de la gasolina.
     
    Por Portafolio
  • La noruega Statoil amplía su presencia en Colombia

    La petrolera adquirió participación en dos licencias de exploración de aguas profundas.
     
    La petrolera noruega Statoil ha expandido su presencia en Colombia adquiriendo participaciones en dos licencias de exploración en aguas profundas de la española Repsol, dijo el jueves la compañía.
     
    Statoil comprará el 10 por ciento de Repsol en Tayrona, un campo que es operado por la brasileña Petrobras, que incluye el pozo de exploración Orca-1 que está siendo perforado en la actualidad y el 20 por ciento en Guajira Offshore 1, operado por la compañía española.
     
    Los acuerdos, de los que no se dieron detalles financieros, están pendientes de la aprobación de la Agencia Nacional de Hidrocarburos de Colombia.
     
    Fuente: Portafolio.co / EFE
     
    {backbutton}
  • La oferta de Shell por BG abre el camino para una oleada de fusiones energéticas

    LONDRES—La oferta de Royal Dutch Shell RDSA -3.42%  PLC para comprar BG Group BRGYY +27.50%  PLC por casi US$70.000 millones puede ser el pistoletazo de salida para la avalancha de fusiones y adquisiciones de empresas energéticas que los analistas y los bancos han estado prediciendo desde que se inició el derrumbe de los precios del petróleo en junio.
     
    “Esto podría marcar el comienzo de una fiebre de fusiones y adquisiciones, muy parecida a la que tuvo lugar a fines de los años 90”, dijo Augustin Eden, analista de Accendo Markets, en un informe enviado a sus clientes.
     
    BG, cuya capitalización de mercado ronda los US$46.000 millones, es probablemente la presa más grande entre un grupo de empresas de hidrocarburos pequeñas y medianas que han sido víctimas de la caída de los precios del crudo, que han descendido cerca de 50% en los últimos nueve meses, señalan los analistas.
     
    El próximo gigante en salir de caza podría ser la estadounidense Exxon Mobil Corp. XOM -1.97%  , pero no está claro cuándo daría el zarpazo o cuál sería su blanco. La consultora Wood Mackenzie indicó que Exxon Mobil puede tratar de adquirir productores estadounidenses de energía de esquisto, empresas africanas de gas natural licuado o compañías de exploración. “La mayoría de las grandes empresas (…) evalúan adquisiciones oportunistas, pero pocas tienen los medios o el apetito para realizar acuerdos de esta escala”, manifestó un informe de la consultora. “No hay que esperar una oleada de consolidación como la de los años 90”.
     
    La compra de BG por parte de Shell, una operación que se cerraría en 2016, sería la mayor del sector energético desde la megafusión que creó Exxon Mobil en 1998, que fue parte de un puñado de transacciones que cambiaron la faz de la industria tras el colapso de los precios del petróleo a fines de los años 90. En esa época, BP BP +1.29%  PLC se fusionó con Amoco Corp. y ARCO, y Chevron Corp. CVX -1.73% hizo lo propio con Texaco.
     
    La transacción de US$70.000 millones anunciada el miércoles deja a Shell muy por delante de rivales como Exxon Mobil y Chevron en la carrera por ganar cuota de mercado en el negocio del gas natural licuado, una forma de gas natural enfriado que se puede transportar a cualquier parte del mundo. La adquisición se produce en un momento en que el gas natural licuado está dejando de ser un activo que se comercia a nivel regional para transformarse en una materia prima transada en forma global donde los grandes conglomerados con un amplio acceso al suministro y la distribución pueden obtener suculentas ventajas.
     
    Otro aspecto clave del acuerdo es que refuerza la presencia de Shell en la producción de petróleo en aguas profundas de Brasil. El grupo anglo-holandés pasa a ser el principal inversionista extranjero en la cuenca brasileña pre-sal en aguas profundas. Aunque tales proyectos prometen un crecimiento explosivo, son operados por Petrobras, PBR +0.29%  la petrolera estatal que está inmersa en un escándalo por presunta corrupción.
     
     
    A inicios de 2015, varias empresas energéticas estadounidenses parecían vulnerables ante el desplome de los precios del petróleo, un alto endeudamiento y los elevados costos de perforación y producción. No obstante, el banco de inversión Simmons & Co. International no cree que una ola de acuerdos se produzca de inmediato en América del Norte, donde los productores de esquisto tienen virtudes y defectos diferentes a sus pares del resto del mundo.
     
    Rex Tillerson, presidente ejecutivo de Exxon Mobil, ha indicado que su empresa está en busca de acuerdos. “No cabe duda. Hay algunas oportunidades frente a nosotros en estos momentos”, reconoció en marzo ante un grupo de analistas.
     
    La empresa, cuya última adquisición importante fue la de XTO Energy Inc. en 2010 por US$25.000 millones, ha acumulado cerca de US$300.000 millones en acciones a los precios actuales, las que podría usar para una fusión, tal y como lo hizo para comprar XTO.
     
    Las grandes petroleras privadas que cotizan en bolsa, como Exxon Mobil, Total SA, TOT -0.82%  Chevron y BP han acumulado una deuda sin precedentes con miras a una posible adquisición, resaltó el banco de inversión Morgan Stanley. MS +0.89%
     
    “La compra de BG Group por parte de Shell augura una carrera de las grandes petroleras privadas”, señala Pascal Menges, director del fondo Lombard Odier Global Energy. Después de dedicar sumas enormes en la producción de petróleo proveniente de ámbitos como las arenas bituminosas y los yacimientos árticos, las empresas no están en las mejores condiciones para abordar la caída en los precios y la necesidad de mejorar la calidad de sus carteras, sentencia.
     
    El analista subraya que la próxima ola de consolidación se puede parecer a la que tuvo lugar antes de la compra de BG. La española Repsol SA REPYY -0.92%  anunció en diciembre la compra de Talisman Energy Inc., TLM +0.78%  mientras que las empresas de servicios petroleros Halliburton Co. HAL -0.67%  y Baker Hugues anunciaron una fusión de US$34.600 millones.
     
    La reciente volatilidad en la cotización del crudo dificulta que compradores y vendedores acuerden un precio y la resultante cautela e incertidumbre puede aplazar las fusiones. La compra de BG por parte de Shell, que tuvo que pagar una prima de 50% respecto al precio de cierre de BG del martes, depende de que el precio del petróleo repunte y alcance US$90 el barril para 2018.
     
    “Hay muchas probabilidades de que Shell repase esta operación en dos o tres años y, si el precio es más alto, pueda parecer como una jugada estratégica maestra”, dice Matthew Beesley, director de renta variable global de Henderson Global Investors. “Pero el precio se tiene que recuperar”.
     
    —Helen Thomas y Selina Williams contribuyeron a este artículo.
     
    LONDRES—La oferta de Royal Dutch Shell RDSA -3.42%  PLC para comprar BG Group BRGYY +27.50%  PLC por casi US$70.000 millones puede ser el pistoletazo de salida para la avalancha de fusiones y adquisiciones de empresas energéticas que los analistas y los bancos han estado prediciendo desde que se inició el derrumbe de los precios del petróleo en junio.
     
    “Esto podría marcar el comienzo de una fiebre de fusiones y adquisiciones, muy parecida a la que tuvo lugar a fines de los años 90”, dijo Augustin Eden, analista de Accendo Markets, en un informe enviado a sus clientes.
     
    BG, cuya capitalización de mercado ronda los US$46.000 millones, es probablemente la presa más grande entre un grupo de empresas de hidrocarburos pequeñas y medianas que han sido víctimas de la caída de los precios del crudo, que han descendido cerca de 50% en los últimos nueve meses, señalan los analistas.
     
    El próximo gigante en salir de caza podría ser la estadounidense Exxon Mobil Corp. XOM -1.97%  , pero no está claro cuándo daría el zarpazo o cuál sería su blanco. La consultora Wood Mackenzie indicó que Exxon Mobil puede tratar de adquirir productores estadounidenses de energía de esquisto, empresas africanas de gas natural licuado o compañías de exploración. “La mayoría de las grandes empresas (…) evalúan adquisiciones oportunistas, pero pocas tienen los medios o el apetito para realizar acuerdos de esta escala”, manifestó un informe de la consultora. “No hay que esperar una oleada de consolidación como la de los años 90”.
     
    La compra de BG por parte de Shell, una operación que se cerraría en 2016, sería la mayor del sector energético desde la megafusión que creó Exxon Mobil en 1998, que fue parte de un puñado de transacciones que cambiaron la faz de la industria tras el colapso de los precios del petróleo a fines de los años 90. En esa época, BP BP +1.29%  PLC se fusionó con Amoco Corp. y ARCO, y Chevron Corp. CVX -1.73% hizo lo propio con Texaco.
     
    La transacción de US$70.000 millones anunciada el miércoles deja a Shell muy por delante de rivales como Exxon Mobil y Chevron en la carrera por ganar cuota de mercado en el negocio del gas natural licuado, una forma de gas natural enfriado que se puede transportar a cualquier parte del mundo. La adquisición se produce en un momento en que el gas natural licuado está dejando de ser un activo que se comercia a nivel regional para transformarse en una materia prima transada en forma global donde los grandes conglomerados con un amplio acceso al suministro y la distribución pueden obtener suculentas ventajas.
     
    Otro aspecto clave del acuerdo es que refuerza la presencia de Shell en la producción de petróleo en aguas profundas de Brasil. El grupo anglo-holandés pasa a ser el principal inversionista extranjero en la cuenca brasileña pre-sal en aguas profundas. Aunque tales proyectos prometen un crecimiento explosivo, son operados por Petrobras, PBR +0.29%  la petrolera estatal que está inmersa en un escándalo por presunta corrupción.
     
     
    A inicios de 2015, varias empresas energéticas estadounidenses parecían vulnerables ante el desplome de los precios del petróleo, un alto endeudamiento y los elevados costos de perforación y producción. No obstante, el banco de inversión Simmons & Co. International no cree que una ola de acuerdos se produzca de inmediato en América del Norte, donde los productores de esquisto tienen virtudes y defectos diferentes a sus pares del resto del mundo.
     
    Rex Tillerson, presidente ejecutivo de Exxon Mobil, ha indicado que su empresa está en busca de acuerdos. “No cabe duda. Hay algunas oportunidades frente a nosotros en estos momentos”, reconoció en marzo ante un grupo de analistas.
     
    La empresa, cuya última adquisición importante fue la de XTO Energy Inc. en 2010 por US$25.000 millones, ha acumulado cerca de US$300.000 millones en acciones a los precios actuales, las que podría usar para una fusión, tal y como lo hizo para comprar XTO.
     
    Las grandes petroleras privadas que cotizan en bolsa, como Exxon Mobil, Total SA, TOT -0.82%  Chevron y BP han acumulado una deuda sin precedentes con miras a una posible adquisición, resaltó el banco de inversión Morgan Stanley. MS +0.89%
     
    “La compra de BG Group por parte de Shell augura una carrera de las grandes petroleras privadas”, señala Pascal Menges, director del fondo Lombard Odier Global Energy. Después de dedicar sumas enormes en la producción de petróleo proveniente de ámbitos como las arenas bituminosas y los yacimientos árticos, las empresas no están en las mejores condiciones para abordar la caída en los precios y la necesidad de mejorar la calidad de sus carteras, sentencia.
     
    El analista subraya que la próxima ola de consolidación se puede parecer a la que tuvo lugar antes de la compra de BG. La española Repsol SA REPYY -0.92%  anunció en diciembre la compra de Talisman Energy Inc., TLM +0.78%  mientras que las empresas de servicios petroleros Halliburton Co. HAL -0.67%  y Baker Hugues anunciaron una fusión de US$34.600 millones.
     
    La reciente volatilidad en la cotización del crudo dificulta que compradores y vendedores acuerden un precio y la resultante cautela e incertidumbre puede aplazar las fusiones. La compra de BG por parte de Shell, que tuvo que pagar una prima de 50% respecto al precio de cierre de BG del martes, depende de que el precio del petróleo repunte y alcance US$90 el barril para 2018.
     
    “Hay muchas probabilidades de que Shell repase esta operación en dos o tres años y, si el precio es más alto, pueda parecer como una jugada estratégica maestra”, dice Matthew Beesley, director de renta variable global de Henderson Global Investors. “Pero el precio se tiene que recuperar”.
     
    —Helen Thomas y Selina Williams contribuyeron a este artículo.
     
    Por: Por Sarah Kent y Alison Sider
     
    Fuente: WSJournal.com
  • La OPEP+ se mantiene firme mientras la demanda mundial de petróleo se tambalea

    La semana pasada, la OPEP+ decidió mantener vigentes los actuales recortes de producción de petróleo hasta finales de año.
    El anuncio no fue nada sorprendente y, sin embargo, los precios del petróleo crudo cayeron sustancialmente, lo que generó sugerencias de que los recortes de la OPEP+ podrían ya estar activando lo que muchos llaman la cura para los altos precios del petróleo, que son precios aún más altos.
     
    Pero existe la posibilidad de que el petróleo aún tenga que subir más antes de que comience a afectar la demanda. La pregunta, como siempre, es hasta qué punto. La respuesta: quizás un poco más arriba.
     
    El ministro de Petróleo de la India  advirtió  esta semana sobre las consecuencias no deseadas de los recortes de la OPEP+, diciendo que los productores de la OPEP+ tenían derecho a decidir cuánto petróleo bombearían, pero que no debían "ignorar las consecuencias".
     
    "Y puede convertirse en una profecía autocumplida: que la demanda caerá porque la gente no tiene la capacidad de sostenerla", añadió Hardeep Singh Puri.
     
    Según  Julian Lee de Bloomberg , la destrucción de la demanda ya está en marcha. En Estados Unidos, el consumo de gasolina en esta temporada de conducción fue 600.000 bpd inferior al promedio de 2019, el último año previo a la pandemia con lo que se supone que es una demanda normal.
     
    Además, el último informe de inventarios de la EIA mostró un aumento sustancial en los inventarios de gasolina, lo que reforzó la percepción de una demanda tibia de combustibles. Como era de esperar, ese aumento fue uno de los factores que pesaron sobre los precios esta semana.
     
    Sin embargo, si bien la demanda puede debilitarse en Estados Unidos, está aumentando en otras partes del mundo. China, India y Brasil, señala Lee, están presenciando una creciente demanda de petróleo. Sólo que, según él, este crecimiento debe ser más fuerte para compensar la caída de la demanda en otros lugares.
     
    Sin embargo, esto dependería de las causas de la destrucción de la demanda. Y cuando hablamos de la demanda estadounidense, no fueron los precios los que destruyeron la demanda: el petróleo estaba muy por debajo de los 90 dólares por barril durante la temporada de conducción de verano. Podría haber sido la inflación, que sigue elevada a pesar de un gasto de consumo consistentemente alto. Podría haber sido sólo uno de esos años. Mientras tanto, la demanda de petróleo en China está "en auge".
     
    "La demanda de petróleo de China se ha visto respaldada por una movilidad interna récord, como lo indican la sólida congestión y los datos de vuelos nacionales",  dijeron recientemente los analistas de materias primas de Goldman Sachs , destacando la creciente demanda de cobre del país, impulsada por las industrias energéticas bajas en carbono.
    La demanda de petróleo de la India también es bastante sólida, a pesar de las preocupaciones del gobierno sobre los precios, impulsadas por el hecho de que el país depende de las importaciones para más del 80% de su consumo de petróleo. A pesar de sus advertencias sobre los precios, el Ministro de Petróleo de la India dijo esta semana que   el país "se las arreglará" incluso si el petróleo supera los 100 dólares por barril.
     
    De todos modos, la mayoría de los observadores ven hacia aquí el rumbo del petróleo. El último en unirse al club de los 100 dólares por barril fue el noruego Equinor, cuyo economista jefe  predijo  que "no excluiría que podamos tener precios que alcancen los 100 dólares por barril", pero añadió que "eso no sería porque a la OPEP le gustaría llegar allí. No creo que estén apuntando a ese precio".
     
    De hecho, Eirik Waerness hizo un comentario excelente que otros también han hecho en los últimos días. La OPEP+ en su conjunto o Arabia Saudita y Rusia no están interesados ​​en ver cómo los precios del petróleo se disparan. Son conscientes de la naturaleza de la cura para los altos precios del petróleo. Entonces, como antes, lo que están haciendo es un delicado acto de equilibrio que puede mantener los precios lo suficientemente altos para los productores pero sin matar la demanda, al menos no demasiado.
     
    Ésta es la cuestión clave que está en juego: ¿puede la economía mundial seguir avanzando incluso cuando el petróleo sube cerca de los 100 dólares o incluso por encima de esa cifra, o habrá consecuencias que, en última instancia, destruirían mucha más demanda de petróleo?
     
    Por ahora, parece que la economía sigue avanzando, acompañada de preocupaciones persistentes sobre las tasas de interés, la recesión y el gasto de los consumidores. Mientras tanto, siguen llegando previsiones sobre un pico de demanda de petróleo, las últimas de Rystad Energy. La consultora energética noruega sorprendió esta semana al  pronosticar  que los precios del petróleo están a punto de caer bruscamente gracias a la amplia oferta y a un pico en el crecimiento de la demanda de petróleo.
     
    Este pronóstico va en contra de las observaciones hechas por el economista jefe de Equinor, quien señaló que la escasa capacidad de producción a nivel mundial era parte de la razón por la cual el petróleo pronto podría superar los 100 dólares por barril. También va en contra de lo que la OPEP viene advirtiendo desde hace años: una inversión insuficiente en nueva producción que, en última instancia, comprometería la situación de la oferta mundial.
     
    Por ahora, parece que el mercado está razonablemente bien abastecido a pesar de los recortes de Arabia Saudita y Rusia. Pero el equilibrio parece delicado, con un déficit a la vuelta de la esquina, según la mayoría de los analistas. Una vez que esto sea oficial, quedará claro cuán elástica se ha vuelto la demanda de petróleo en los últimos años o, alternativamente, cuán inelástica sigue siendo. Y eso podría resolver el debate sobre el pico de la demanda de petróleo, al menos por un tiempo.
     
    Por Irina Slav para Oilprice.com
  • La producción de las refinerías chinas alcanza máximos históricos

    Los índices de producción de las refinerías chinas alcanzaron un máximo histórico el mes pasado, como reflejo de la fuerte demanda de combustibles procedentes del exterior y de la necesidad de acumular inventarios antes de la temporada de mantenimiento. 
    Con unos 14,9 millones de bpd, según datos publicados esta semana y citados por Reuters, el funcionamiento de las refinerías chinas en marzo podría añadir potencial alcista a los precios del petróleo, como indicativo de la continua recuperación del país tras los cierres por pandemia.
     
    La media de enero y febrero se situó en 14,36 millones de barriles diarios, frente a los 13,98 millones de bpd de los dos primeros meses de 2022 y los 14,1 millones de bpd de diciembre de 2022.
     
    En los tres primeros meses del año, el rendimiento de las refinerías fue un 5,2% superior al del año anterior, según los datos.
     
    Mientras tanto, los nuevos datos económicos de Pekín mostraron que la economía del país se había expandido un 4,5% en el primer trimestre, lo que impulsó los precios del petróleo al alza hoy.
     
    Esta tasa de crecimiento fue superior a la prevista y muy superior a la tasa de crecimiento del 2,9% prevista para el último trimestre de 2022.
     
    El aumento de las tasas de producción de las refinerías es consecuencia directa de este repunte, que se caracteriza por un fuerte incremento de los viajes, tanto nacionales como internacionales. Según los últimos datos, las exportaciones chinas de productos refinados aumentaron el mes pasado un 35,1% con respecto a marzo del año pasado.
    Además, el embargo de la Unión Europea sobre el petróleo y los combustibles rusos está beneficiando a otros grandes exportadores de combustible, como China, que también tiene la ventaja de acceder a crudo ruso con descuento que puede utilizar para producir combustibles que luego vende a la Unión Europea.
     
    Es probable que las tasas de producción disminuyan en poco tiempo, a medida que las refinerías comiencen el mantenimiento programado, pero hasta entonces se mantendrán altas, ya que las refinerías se abastecen de productos refinados, señala Reuters en su informe.
     
    Los economistas prevén que China represente la mayor parte del crecimiento de la demanda de petróleo este año, aunque sus expectativas difieren en parte sobre la magnitud real del aumento. Oscila entre 500.000 y 1 millón de bpd.
     
    Por Charles Kennedy para Oilprice.com
     
  • La producción de petróleo de EE. UU. está en camino de alcanzar un récord este año

    Una de mis predicciones energéticas para 2023 fue "La producción total de petróleo de EE. UU. volverá a aumentar y establecerá un nuevo récord de producción anual". El récord anual anterior se estableció en 2019 en 12,3 millones de barriles por día (bpd), y para fines de 2022 la producción mensual casi había vuelto a ese nivel luego del devastador impacto de Covid-19 en la industria en 2020.
    Por supuesto, aún no sabemos si la producción de petróleo continuará aumentando o si la caída de los precios finalmente afectará la producción. Como indiqué cuando hice la predicción, sentí que era un lanzamiento de moneda sobre si alcanzaríamos un nuevo récord anual, pero me incliné hacia la afirmación.
    Ya ha pasado un tercio del año, así que revisemos esta predicción. La Administración de Información de Energía (EIA) actualmente muestra la producción mensual solo para enero y febrero. Durante esos dos meses, la producción de petróleo fue de 12,5 millones de bpd, un aumento significativo con respecto al nivel de diciembre de 2022 de 12,1 millones de bpd.
     
    Para marzo y abril, tenemos que estimar la tasa de producción con base en el Informe sobre el estado del petróleo (PSR) semanal de la EIA. Según el balance general de petróleo de EE. UU. para la semana que finaliza el 31/03/2023, la producción de petróleo promedio de cuatro semanas para marzo fue de 12,2 millones de bpd. Esa es una buena estimación para marzo.
     
    Durante tres semanas de abril, la tasa de producción había aumentado levemente a 12,25 millones de bpd. Las cifras finales de abril pueden variar un poco, pero son lo suficientemente cercanas como para darnos una estimación para el primer tercio del año.
     
    Promediar las cifras mensuales de enero a abril arroja una producción promedio hasta la fecha de 12,37 millones de bpd. Eso eclipsará ligeramente el récord de 2019 si esa tasa se mantiene durante el resto del año. Será reñido, pero como dije anteriormente, es un lanzamiento de moneda.
     
    Las proyecciones más recientes de la EIA son que se espera que la producción de petróleo crudo de EE. UU. aumente a nuevos récords en 2023 y 2024. La EIA prevé que la producción de petróleo crudo de EE. UU. promediará 12,4 millones de bpd en 2023 y 12,8 millones de bpd en 2024. Los principales impulsores de este Se espera que el crecimiento sea una mayor producción en la región de Permian y en el Golfo de México federal en alta mar.
     
    En conclusión, el primer tercio de 2023 ha mostrado signos prometedores para la producción de petróleo de EE. UU., con el potencial de superar el récord anual anterior establecido en 2019. Si bien sigue siendo una decisión cerrada, las proyecciones de la EIA para 2023 y 2024 coinciden en que la industria está en camino. pista para lograr nuevos récords en los próximos años. Sin duda, este crecimiento ayudará a mitigar la influencia de la OPEP y Rusia en la economía y el panorama energético de EE. UU.
     
    Por Robert Rapier a través de www.rrapier.com